Confunden a un turista británico con asesino serial en Cancún

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Tony Smith, de 66, soñó pasar sus vacaciones en el Caribe mexicano junto a su esposa Carole en noviembre pasado, pero su nombre y la inoperancia policial le jugó una mala pasada que derivaron en días de pesadilla y oscuridad en una habitación diminuta: el británico se llama igual que un criminal internacional buscado en Estados Unidos. Fue demorado tres días en el aeropuerto y luego deportado. El detalle es que nadie se dio cuenta de que su fecha de nacimiento es diferente al del asesino serial.

Smith hasta ahora desconoce la razón exacta de su detención. Únicamente le dijeron que su nombre estaba en una lista de criminales internacionales bajo la mira de Estados Unidos.

Su esposa explicó a Daily Mail que desde el inicio las vacaciones fueron raras, pues no pudieron hacer check-in vía web y una vez en el aeropuerto, la empleada de la aerolínea no podía imprimir el boleto del hombre.

Una vez que iban a abordar se emitió una alerta cuando pasó el boleto de Tony y cuando aterrizaron en México, el hombre fue llevado a una habitación y no a la fila para pasar el control de pasaportes.

Tony fue interrogado del por qué estaba en el país, cuánto dinero llevaba y si había estado antes en América. Después de que le tomaran una foto y sus huellas digitales lo dejaron ir, pero fue nuevamente detenido y entonces le informaron que pasaría tres días en el aeropuerto antes de ser deportado.

Carole tuvo que viajar sola al hotel que habían reservado y empezó a hacer llamadas a sus cuatro hijos y al consulado británico, pero le dijeron que no podían hacer mucho porque su esposo no había sido arrestado, sino detenido.

Finalmente, la pareja se pudo reunir tres días después, aunque Tony subió al avión rodeado por gente de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Centro comercial reemplaza los botones de los elevadores con pedales para reducir la propagación del coronavirus

Un centro comercial en Tailandia ha reemplazado sus botones de elevación con pedales en un esfuerzo por reducir la propagación del coronavirus.

Después de casi dos meses de encierro, el país comenzó a aliviar sus restricciones y como parte de las nuevas reglas, los centros comerciales recientemente comenzaron a abrir sus puertas, permitiendo a los residentes tailandeses disfrutar de un día de compras.

En un esfuerzo por mantener a sus clientes seguros, el centro comercial Seacon Square en Bangkok instaló nuevos pedales en sus elevadores, permitiendo a los usuarios simplemente tocar el piso al que desean ir, en lugar de usar sus manos para presionar el botón.

Como ya todos sabemos, el virus se transmite a través de pequeñas gotas de la nariz o la boca, que se expulsan cuando una persona portadora del virus tose, estornuda o habla, explica la Organización Mundial de la Salud. Estas gotas pueden caer sobre superficies, como botones de elevación, y propagarse si otra persona toca la superficie y luego toca su cara.

Por lo que al eliminar el contacto con estos botones, el centro comercial ha reducido con éxito la necesidad de que los compradores toquen superficies potencialmente contaminadas.

Medidas como estas pueden volverse más comunes a medida que los países comienzan a aliviar las restricciones e implementar formas de reducir la propagación del virus y mantener a los residentes seguros.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Everest a la vista! 🙏🏻♥️

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO