in

Conoce Campanópolis, una aldea medieval a sólo 30 minutos de Buenos Aires

Nacida de demoliciones y creatividad, en González Catán se levanta la más insólita ciudad del reciclado de la Argentina y sus alrededores, a sólo 30 minutos de Capital Federal.

Campanópolis forma parte de un paseo diferente y curioso, emplazado sobre un predio de 200 hectáreas recuperadas a un basural, fue construida empleando materiales de demoliciones, ecológicos y regenerativos.

Este paraíso está formado por un grupo de construcciones unidas por callecitas adoquinadas, pasajes, recovecos y lugares secretos. Responde a estilos diversos del medioevo europeo unidos para producir un ecléctico estilo propio.

Image result for campanopolis

El nombre “Campanópolis” se debe a su constructor Antonio Campana. Hijo de inmigrantes italianos, no tuvo estudios en arquitectura, solamente llegó a cursar hasta sexto grado de la escuela primaria la cual debió abandonar por cuestiones laborales.

Sin embargo estaba dotado de talento autodidacta y tras haber sido declarado de cáncer, decide desprenderse de sus empresas y construir en terrenos recuperados a un basural, un lugar para su disfrute, el de su familia y amigos sin un fin comercial.

“En nuestro Instagram podrás encontrar más contenidos sobre lugares curiosos como este”

Image result for campanopolis

El recorrido en Campanópolis dura cuatro horas. Durante las dos primeras se realiza con una guía donde cuenta la historia de su creador y detalles de las construcciones. Las dos horas restantes se pueden recorrer por cuenta propia, tomar fotografías (solo se permiten con fines turísticos), descansar en el pasto o realizar un pequeño picnic con la familia.         

Durante su recorrido, una de las primeras salas que se visitan es el Salón Pacífico. Se llama así porque está rodeado por 24 columnas que pertenecían a las Galerías Pacífico (hoy, un centro comercial en Buenos Aires). Se pueden observar emplazadas en una misma pared se ven puertas y ventanas de diferentes épocas, una escalera que pertenecía a la Basílica de Luján y dos ascensores que formaban parte de la municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

En el predio se visitan tres museos: Museo del Hierro, Museo de la Madera y Museo de los Caireles, en cada uno de ellos se encuentran objetos de dicho material y si te preguntas qué son los caireles, son los pequeños objetos de cristal que cuelgan de las arañas.

Finalizando el recorrido por los rincones de la “zona urbana”, la visita continúa por las 12 Casitas del Bosque. Aquí nos adentramos en un místico camino con fuentes, lagos, puentes de quebracho para recorrer las islas, un molino de viento holandés, una vieja locomotora con vagones y por supuesto la aldea cuenta con una capilla colonial.

Si vas a Buenos Aires y tu estadía es coincidente al día sábado, visita Campanópolis y regresa en el tiempo en esta impresionante aldea medieval.

¡Importante!

Las visitas se realizan los días sábados de cada mes, la entrada tiene un costo de $450 por adulto, niños hasta 12 años gratis $400 y menores de 2 años gratis. Personas con discapacidad deben presentar el certificado para una tarifa menor.

Las entradas se compran por la web exclusivamente con tarjeta de crédito. No se permite el ingreso a personas que lleguen sin reservas y pago de la entrada ya que no hay boleterías en el predio.

El único día de visita es el día sábado de 9 a 13hs. Los demás días se utilizan para eventos sociales y/o superproducciones: Susana Gimenez, la banda de música Maná y el famoso canal de documentales y series de ficción ‘History Channel’ lo visitó con el programa ‘History Travel con Mark Powell’.

El predio cuenta con un pequeño mercado que provee bebidas frías, café y snacks. Los visitantes pueden realizar un picnic sencillo (no asado, ni comidas calientes, ni bebidas alcohólicas) y no está permitido el ingreso con animales al predio.

La visita guiada no se suspende por lluvia. Se sugiere concurrir con vestimenta apropiada para dicha situación.

Derrumban un puente medieval en Bélgica porque no podían pasar los cruceros

Bélgica ha empezado a derribar un puente medieval originario del siglo XIII. El Puente de los Agujeros, situado sobre el río Escalda, en la ciudad de Tournai, había protegido la ciudad y en su momento sirvió como puerta de entrada al municipio.

Ahora las autoridades locales han empezado a derribarlo para dar paso a cruceros y embarcaciones comerciales de mayor envergadura.

Continuar leyendo…

Esta publicación fue hecha utilizando el siguiente formulario: Create your post!

Escrito por anabelcamusso

Técnica en Turismo.

Qué piensas?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Empresa está buscando un catador de marihuana: cobrará 3.000 dólares por mes

Elysium City en imágenes: Así será la primera ciudad inteligente y sostenible de España