in

Conoce el Parque Nacional de Phu Langka en Tailandia

Tailandia es increíble, eso está bien claro, pero hay que tener en cuenta que como es muy turístico es difícil encontrar aún destinos poco conocidos.

En mi viaje a dedo por este país, descubrí una montaña increíble y con gente dispuesta a contarte toda su historia y llevarte a conocer todos los rincones escondidos.

¡BIENVENIDOS A PHU LANGKA!

Image result for Phu Langka tailandia

¿Cómo llegar?

El autostop es mi manera favorita de viajar por Tailandia. Sin embargo, puedes tomar un bus desde Chiang Rai a Phayao (3$ apróximadamente) y desde Phayao otro a Pau Lanka (4$). El trayecto es de casi 3 horas el viaje.

¿Dónde hospedarse?

En la zona se encuentran 2 guesthouses, recomiendo hospedarse en Baantalamork, el dueño es muy amable y dispuesto a llevarte a los rincones de P. Lanka como sus cuevas, sus cataratas, etc.

Cost: $10-15 (incluido desayuno). No hay wifi pero Nat, el dueño, comparte el internet de su celular, lo sé, su amabilidad no tiene límites.

¿Qué hacer?

Recomiendo pasar la noche en el guesthouse y levantarse muy temprano, 6 am, para ver el amanecer y cómo la neblina cubre todas las montañas. El espectáculo es increíble, luego del desayuno pueden visitar las cuevas y cataratas. ¡Valen la pena!

La interacción con la gente local es muy genuina, todos los locales quieren saber de ti, tu historia, compartir sus experiencias, compartir lo poco que tienen. Hice nuevos amigos que me trataron como parte de su familia, por eso Tailandia es considerado el país de las sonrisas, porque su gente es lo que lo hace único.

Quiero que sepan lo hermoso que es este destino y que Tailandia aún cuenta con gemas ocultas que podemos descubrir si decidimos salir de la ruta turística de este país.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Vivir en el Polo Norte: 12 curiosidades sobre el último pueblo habitado del planeta

Marino recrea la icónica foto de la Segunda Guerra Mundial besándose con su esposo