Conoce la Bóveda del Juicio Final, el bunker que guarda todas las semillas del mundo

Captura de pantalla 2023-03-08 111057
Redactora
4/5 - (11 votos)

Noruega protege más de un millón de semillas por la llegada de un posible fin del mundo

Image Image 48

La Bóveda del Juicio Final es una de las armas más importantes que existen en el mundo a día de hoy, en su frío interior se mantienen al rededor de 1.125.000 semillas, unas 5.500 especies y 89 bancos de genes. Su objetivo más importante es resguardar la base de nuestra alimentación frente a un posible futuro apocalíptico, ya sea por una guerra, un meteorito o que el cambio climático llegue a su punto más crítico.

Ubicado concretamente al archipiélago de Svalbard, acoge esta imponente instalación que lleva en funcionamiento casi 15 años. Se construyó con una idea muy clara, evitar que los cambios de fuera afectasen al interior.

Las instalaciones son perfectas, conservan el frío en el caso de que la electricidad desaparezca, se eligió una montaña del Ártico a más 100 metros del nivel del mar para evitar que el aumento de las aguas estropease este importante lugar. Además, está muy lejos de las zonas con más actividad sísmica del planeta y son muy pocas las personas que tienen acceso.

Tal es el mimo con el que se cuida la Bóveda del Fin del Mundo que sus puertas se abren muy pocas veces al año, así se evita que las semillas congeladas entren en contacto con el mundo exterior. Un posible colapso mundial acabaría con todo, menos con el Banco Mundial de Semillas.

Todos los países colaboran en esta empresa de conservación de la biodiversidad agrícola, y es que a lo largo de la historia ha habido guerras y desastres naturales que han supuesto grandes pérdidas medioambientales. Por este motivo, es imprescindible que sigan llegando ingresos anuales de todo tipo de semillas y genes, solo en 2022 se recibieron más de 22.000 muestras nuevas.

Aunque los bancos de genes todavía son muy escasos, hay países como Nueva Zelanda, Uganda o Alemania que ya han empezado a renovar estos bancos. La correcta conservación del ADN de semillas tan importantes como el trigo, una de las bases de la alimentación mundial, es fundamental.

La gran cantidad de colecciones que posee la bóveda ayudan a cumplir su segundo objetivo, la mejora genética. Esta segunda función pretende ayudar al desarrollo de nuevas formas de cultivo e intentar evitar la escasez de alimentos.

4/5 - (11 votos)

4 respuestas

  1. Espectacular, espero que guarden semillas de uñas para el vino y granadas, que son superalimentos. Imagino que habrá info sobre el tema, veré. Muchas gracias por recordarme esta gran apuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *