in

Conoce MoneJoyas, una propuesta de joyas únicas a partir de la transformación de monedas de todo el mundo caladas a mano

Un regalo diferente, una joya única” así reza el lema de MoneJoyas, un emprendimiento familiar argentino que, tal como la síntesis de su nombre lo indica, se destaca por la particularidad de crear joyas a partir de la utilización de monedas.

En una entrevista con Intriper, junto a Facundo, uno de los miembros que lleva a cabo el proyecto, nos adentramos en el proceso de surgimiento de cada una de estas ‘monejoyas’:

MoneJoyas es un emprendimiento familiar que confecciona joyas a partir de monedas de todo el mundo, caladas totalmente a mano. Ofrecemos a nuestro público una joyería realmente única en su tipo, que pueden adquirir para ellos mismos, pero sobre todo, que es ideal para quienes buscan hacer un regalo realmente original para quedar bien con algún ser querido.

¿En qué se inspiran para el diseño de las formas de cada monejoya?

Cada moneda tiene un acuñado y un diseño diferente: hay monedas con flores, con animales, símbolos patrios de diversos países o personajes históricos…

La inspiración simplemente viene al ver el dibujo cada moneda. Los que hacemos esto, al tener una moneda en la mano y observarla por unos segundos, automáticamente empezamos a imaginar cual va a ser el resultado final. Este proceso es algo muy personal. Una misma moneda puede hacerse de 100 formas distintas, por lo que cada arista le da su toque personal.

Personalmente, me gusta hacer más de una versión de las monedas que más me gustan, para dejar que sean los clientes quienes decidan cuál es la mejor, como por ejemplo con la moneda Italiana de 1 euro italiano (con el hombre de vitruvio de Da Vinci) o la del Árbol de Guacari de Colombia. Ambas tienen 2 versiones y los clientes eligen libremente a la hora de hacer su compra en nuestra tienda online.

¿Cuánto tiempo lleva la elaboración de cada MoneJoya?

La creación de una MoneJoya puede tardar aproximadamente entre 1 y 5 horas. Lo que hace variar tanto el tiempo de trabajo, y también los precios, es el diseño de cada moneda. Hay monedas simples que no tienen tantos detalles y por lo tanto pueden hacerse relativamente rápido. Pero hay otras con muchos detalles, letras, o partes delicadas, que pueden tomar largas sesiones de calado.

¿Con qué herramientas trabajas para el pulido o calado de las piezas?

El proceso de elaboración de cada una consiste en varias etapas. En primer lugar, imaginamos qué diseño queremos darle a cada pieza, esa es la parte creativa en la que imaginamos el resultado final cuando todavía es una moneda común y corriente. Posteriormente, con un torno de joyería, hacemos perforaciones ubicadas en base al diseño que queremos lograr. Estos agujeros nos permiten introducir pequeñas sierras de joyería con las que vamos a hacer la parte más importante, que es el calado. En esta etapa, vamos cortando cada moneda por dentro con un arco de joyería, hasta lograr el resultado deseado. Esta parte del proceso requiere tranquilidad, tiempo, pulso y sobre todo paciencia.

Una vez que la pieza está totalmente calada, se le coloca un gancho de bronce o acero quirúrgico para pasar un cordón o cadena, y se pasa a la etapa final que es la de pulido. Para el pulido utilizamos una amoladora de banco que en vez de tener discos de piedra, tiene unos disco de tela a los cuales se les aplica unas pastas especiales, que logran darle un acabado brillante y duradero a cada una de nuestras joyas. Finalmente, cada MoneJoya es lavada, secada y está lista para ser enviada a su nuevo hogar.

Los distintos materiales que requieren para trabajar son comprados en locales especializados en venta de insumos de joyería, allí es donde consiguen la mayoría de los productos necesarios.

¿Dónde y cómo consiguen las monedas?

Las monedas las conseguimos en negocios de antigüedades en donde suelen tener varios artículos de colección, entre ellos monedas. También compramos a través de internet ya sea en Facebook o Mercadolibre, y son muchos los clientes que tienen monedas guardadas en sus casas y nos las regalan.

Este último tiempo se ha vuelto más notorio el interés por recuperar objetos antiguos o de colecciones para convertirlos, transformarlos ante una nueva posibilidad de uso, ¿qué opinión tienen al respecto de esto y el sentido que se transmite a través de MoneJoyas?

Opinamos que es genial que la gente comience a utilizar cada vez mas objetos antiguos para darle vida a nuevas creaciones.

Es increíble como la creatividad del ser humano puede transformar algo aparentemente obsoleto en arte, o en algo con un nuevo uso. Además es una forma de reciclar por lo que es otro punto a favor para reutilizar las cosas antiguas.

En nuestro caso, si bien muchas monedas están en manos de coleccionistas y muy bien cuidadas, hay millones de monedas en latas, cajas o hasta enterradas que no hacen mas que juntar oxido y tierra. Se siente muy bien el hecho de transformar algo que aparentemente carece de valor en creaciones que a la gente le encantan y hasta pagan por tener.

Un emprendimiento y una historia de familia

“La creación de joyas con monedas no es algo que inventamos ni se nos ocurrió a nosotros. Desde hace cientos de años la gente ha usado las monedas como adornos, colgantes o en diferentes artesanías. En nuestro caso, nos dedicamos al calado de monedas, y lo conocimos a través de mi tío José, de 60 años, quien lo aprendió de un amigo hace más de 20 años. Posteriormente, se lo enseñó a mi padre Ramiro, de 50 años, quien también se empezó a dedicar a este oficio”, explica Facundo, un joven que hoy tiene 20 años y que vivió gran parte de su vida observando cómo sus familiares más cercanos vivieron de la venta de joyas intervenidas a partir de monedas en distintas ferias artesanales de Buenos Aires.

Como no podía ser de otra manera tratándose de una tradición familiar, Facundo asume que comenzó a incursionar este oficio tan sólo a los 5 años, después de acompañar a su padre y verlo trabajar con las monedas cientos de veces. Al ser aún un niño, sus creaciones no eran algo muy ambicioso.

En la foto, Ramiro y Facundo en aquellos años en los que le enseñó a calar. 

Retomó esta práctica a los 11 años, pero distingue que fue a los 17 años cuando decidió hacerlo de forma constante y dedicarse a esto para empezar a generar sus propios ingresos: “Me parecía un buen producto para vender por Internet“.

Fiel a la identificación con una nueva generación atravesada por el surgimiento de la tecnología y los canales de comunicación masivos, decidió trasladar la propuesta de MoneJoyas al “mundo online” creando el sitio de monejoyas.com

MoneJoyas” podría concebirse como la versión online de aquello que empezaron mi papá y mi tío hace muchos años.

Mientras ellos vendían a turistas de todo el mundo que visitan año tras año las ferias de nuestro país, yo comencé a hacer ventas simplemente sacando algunas fotos y publicando en grupos de Facebook todos los días o también en MercadoLibre.

Aunque esto no traía grandes resultados. Poco a poco fui aprendiendo sobre Marketing Digital hasta lograr lo que hoy en día es nuestra propia tienda online monejoyas.com, la cual publicitamos a través de anuncios en las principales redes sociales.

Obviamente el vender por Internet con publicidad fue un antes y un después ya que a diferencia de vender en una feria artesanal, se puede llegar a cientos de miles de personas de todo el mundo en cuestión de horas. Por lo que una vez que empezamos a vender demasiado, necesité la ayuda de mas personas además de quienes ya calábamos y se fueron sumando integrantes de mi familia al proyecto.

Hoy en día, MoneJoyas recibe la colaboración de Ramiro, padre de Facundo, quien ayuda al calado, como así también quien lleva en persona en su moto todos los envíos de pedidos que se hacen en CABA y alrededores. Tomás, quien se encarga del pulido de las monedas a través de un proceso de limpieza con pastas especiales para dar brillo a cada pieza, además de despachar y gestionar todos los envíos que van dirigidos al interior del país. Nicole, novia de Facundo, quien se encarga del proceso de packaging de los productos -armándolos y dejándolos listos para llegar a sus futuros dueños- y de la atención a usuarios en redes sociales. Gabriela, madre de Facundo, colabora en la compra de insumos necesarios para el trabajo, como ser monedas o demás recursos prescindibles para la creación de estas joyas.

¿Qué dicen los que los encuentran a través de instagram?

Los comentarios de los usuarios suelen ser muy lindos. La mayoría nos felicita por la idea y la originalidad de nuestras creaciones. Hay personas que no compran pero se toman en tiempo de enviarnos un mensaje diciendo cuanto les gusta nuestro trabajo. Las personas que si nos compran, suelen quedar muy contentas con su MoneJoya una vez que la reciben. Todo esto hace que una de nuestras políticas sea “si cuando recibís tu pedido no te gusta, te devolvemos el dinero”. Hacemos cada trabajo con el mismo amor y dedicación, y por suerte la gente lo nota y lo valora. Ojo, no todos son buenos comentarios, ya que a muchos coleccionistas de monedas no les gusta que las usemos para hacer joyería ya que hay algunas difíciles de conseguir! Por lo que a veces recibimos algún que otro insulto aunque sean pocos jaja…

Si quieres disfrutar más modelos de estas increíbles MoneJoyas, puedes visitar su tienda online o seguirlos en Instagram!

Una segunda vida al plástico: en México crean lentes de sol a base de materiales desechables

¿Estás listo para unirte a la comunidad que va a cambiar el mundo?, así reza uno de los primeros mensajes que puedes encontrar si escribes en el buscador B.leef Sunglasses.

Esta empresa nacida en México es la llegada a una parada final de un proceso que presenta un recorrido mucho más extenso y anterior. Pero lo cierto es que, como en un viaje con algunas idas y vueltas, siempre conservó la convicción y misión de crear un producto que pudiera utilizarse y conformarse a partir de darle una segunda vida al plástico.

De esta manera, con el fin de que los plásticos de un sólo uso no se echen a perder luego de ser consumidos, B.leef Sunglasses surge para reutilizar, entre otros, elementos como botellas de agua, envases de shampoo, bolsas de plástico. En una charla con Intriper, Alejandro López Pérez, Director General de la marca nos cuenta cómo surge esta iniciativa y cuáles son los cambios que buscan lograr a partir de la misma. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más historias asombrosas como estas, ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

Vieron esto?? Una LO-CU-RA 🤯

A post shared by Intriper (@intriper) on

Escrito por Agustina Fontirroig

Me apasiona contar historias: soy fan de las palabras, las imágenes y la combinación de ambas. De Argentina al mundo como @agusfontirroig 📸

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Cómo llegar a este increíble lago rosa en dónde puedes hacer KiteSurf

Converse lanzó una nueva colección de zapatillas para bodas que se pueden personalizar