¿Qué es «El libro de la calidez» y cómo se creó?

Patrocinado por:
Redacción

Este libro es un viaje por las seis regiones de Colombia que le permite al lector vivir la naturaleza dinámica y diversa de la calidez colombiana. Quienes estuvieron a su cargo, lo definen como una especie de diccionario de los gestos de calidez. Un viaje no solo por las seis regiones turísticas del país sino también por las expresiones de la calidez local.

A través del libro, el lector experimenta o vive las múltiples dimensiones de la calidez colombiana. ¿Cuáles son? Aquellas que mezclan la mirada local y global al mismo tiempo, que expresan y dan cuenta de una diversidad cultural, regional, identitaria y demográfica.

“¿Qué implicaba hacer una obra así? Se trataba de un libro que plasmara la calidez de los colombianos a la luz de su diversidad: la cual era regional, racial, de género, etaria, cultural, biológica, ecosistémica… Había que plasmar toda esa riqueza”, explica Andrés Barragán, de Puntoaparte Editores, en diálogo con Intriper y a modo de adelanto sobre el desafío registrado en cada etapa de dicho proceso.

ProColombia llegó con la idea súper clara de que quería un Libro de la calidez. En el transcurso de las complejidades que se presentaron y los brainstormings que acontecieron puertas adentro, el equipo priorizó también que este libro no solo plasmara la parte artesanal y folclórica de Colombia sino también los avances del país en cuanto a desarrollo profesional, tecnológico y de expansión hacia ámbitos más innovadores.

image libro de la calidez
Libro de la calidez

¿Cómo se creó El libro de la calidez?

Andrés fue uno de los integrantes del equipo de Puntoaparte Editores, la firma que acompañó a ProColombia en la elaboración de esta producción editorial tan ambiciosa como gratificante al mismo tiempo.

¿Cómo se hizo? 

De acuerdo a lo explicado por Andrés, el equipo armó cuatro frentes de trabajo. Primero, fue el turno de pensar en la producción del mismo: “Se dividió al país en sus 6 regiones turísticas: Gran Caribe Colombiano; Pacífico Colombiano, Andes Occidentales Colombianos, Andes Orientales Colombianos, Macizo Colombiano y Amazonía-Orinoquía Colombiana”.

Una vez identificado el territorio y sus características y atributos particulares, se recurrió a personas que pudieran encarnar esa gran diversidad antes mencionada, por lo que, a continuación, se dedicaron a buscar gente y consultar todos los posibles contactos que fueran parte de esa “calidez colombiana”.

En el segundo frente de trabajo, tomaron protagonismo los fotógrafos: un equipo de entre 6 y 8 fotógrafos trabajaron en simultáneo en todo el territorio colombiano, cubriendo en esencia cada uno de ellos una región en particular. Sí, las regiones son 6 y los fotógrafos eran más, pero, según ha explicado Andrés, al ser una región tan grande, en el caso de la Amazonia-Orinoquia, tuvieron que dedicar más recursos para poder abordarla correctamente.

En el tercer frente de trabajo, casi perfectamente eslabonado con el anterior, estuvieron los periodistas, quienes iban junto a los fotógrafos para trabajar en dupla, ya que una buena historia vale la pena ser contada, y a la vez mostrada, de la mejor manera posible. Andrés confiesa que estos “mini equipos” fueron fundamentales a la hora de vivir el trabajo previo de producción en el campo: “Llegaban a ratificar que la persona elegida por la producción desde Bogotá funcionara y, si no, tenían que encontrar otra. Mientras tomaban las fotos, hacían las entrevistas y especialmente se exploraba la calidez como tal”.

Desafío: Encontrar gente cuya calidez fuera particularmente elocuente, fotogénica o memorable. “Es muy difícil concebir la calidez en parámetros”, refuerza Andrés. Sin dudas, esta fue una tarea difícil que tenía que ver tanto con las tareas de preproducción, como con ir al campo y dejarse sorprender.

En lo que respecta al cuarto frente de trabajo, este era nada más y nada menos que el frente editorial, que recibía las fotos y los textos para editarlos y diagramarlos en función del diseño y estética del libro. Las tareas llevaron un periodo de entre 3 y 4 meses, precisamente durante la pandemia.

Un particular “diccionario” que habla de Colombia: así es El libro de la calidez

Cuando comenzamos La calidez, era simplemente un tema de sonrisas y manos que saludan y dan la bienvenida, pero nos dimos cuenta ya en pleno trabajo de campo que la calidez y la verdadera dimensión de ella es que no solo te reciben con una sonrisa si no que también te echan un cuento, te cantan, te bailan, te invitan a comer, brindan por ti, te cuidan, te ofrecen un espacio para dormir.

Eso fue lo que vivieron los fotógrafos y los periodistas, por lo que la misión de ellos era buscar esa combinación de imagen y texto que plasmara esa calidez en carne y hueso. A decir verdad, fue mucho más allá que sacarle una sonrisa a todos los fotografiados.

image libro de la calidez 2 e1661797177309
Fotografía Libro de la calidez

“Cada fotografía es la manifestación más genuina de lo que es un colombiano y cada página está escrita para que tengas el encuentro más cercano con esa calidez que los hace únicos”, aseguran desde el primer apartado del Libro de la calidez.

“Este libro, hecho hace veinte años, tendría solo artesanos, gente cocinando comida típica, y sería básicamente un registro folclórico. Hoy en día el país está cambiando, es mucho más dinámico. Tenemos emprendedores creativos, gente que trabaja en cine, restaurantes, hoteles con propuestas gastronómicas muy innovadoras, que entiende que estamos en un mundo globalizado”, finaliza Andrés, más que contento con las repercusiones generadas con el material.

Ficha técnica de este viaje por la calidez colombiana

-Tiene 212 páginas, las cuales contemplan tanto texto, fotografías, como índices y agradecimientos.
-Está clasificado en 6 capítulos, correspondientes cada uno a una región colombiana.
-Cuenta acerca de 46 colombianos que expresan su calidez a partir de sus historias de vida, trabajos artesanales, emprendimientos, hobbies y más.
-Incluye 164 fotos (sí, ¡las contamos!)

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *