Couchsurfing: El lado B

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Couchsurfing? No soy vegetariana, pero… cómo se come eso? Dónde lo encuentro? Es un Parque Nacional? La ruta de qué??

Couchsurfing es una plataforma online nacida en 2004, en donde usuarios registrados ofrecen un espacio de su hogar para descansar o minutos de su tiempo para alojar a viajeros que circunstancialmente están por su zona, así como enseñarles el lugar. Esto plantea un ida y vuelta: en algún momento de tu vida vos podés ser quien busca alojamiento, y en otro ser quien provee de ese alojamiento.

Actualmente se mueve prácticamente por todo el mundo y posee alrededor de 6 millones de usuarios.
El sitio tiene un sistema de recomendación en donde cada viajero coucher califica a quién lo hospedó, contando brevemente su experiencia, y en donde el house coucher, también califica a quien recibió dando alguna especie de referencia al resto de la comunidad couching.

Friends

Es una forma bastante viralizada en el mundo de viajes low-cost y entre viajeros frecuentes (No turistas. Ya hablaremos de la naturaleza de la referencia), ya que permite conocer de manera minuciosa cada lugar, de la mano de sus lugareños, así como no gastar en hospedaje.

Vamos bien. Hasta ahí, la explicación general.

Ahora: qué pasa cuando estás afiebrada de tanto pensar y planear tu viaje, con idas y vueltas, lecturas, mapas y arremetidas crisis existenciales y para completarla, aceptás un viajero por unos días a tu tan preciado torbellino llamado “hogar”?

Friends

Te das cuenta que salir de viaje por un tiempo, no es lo tuyo.

Totalmente.

Alguna duda?

No. Claro que no.

Te das cuenta que tus pies están fríos y que lo único que los calienta es moverse.Que la paz en su mirada es lo que buscás en medio de tanta agua revuelta. Que en tres días que duró su visita te terminó de soplar los “peros” que quedaban a las vueltas acerca de tu partida. Que con total naturalidad te mostró que las cosas son más fáciles de lo que tu intrincada cabeza cree. Que el desapego es una palabra maravillosa cuando la cruza el abrazo cálido en la puerta de una terminal de buses y la sensación de hermandad en el corazón. Que nunca nada es tan terrible si aprendemos a parar la cabeza y respirar con todos los poros de nuestra extensa piel.

Ese es el lado B del Couchsurfing: regar un poco más ese ímpetu salvaje de adentrarte en la ruta, en la selva, en el río de la incertidumbre, sabiendo que si seguimos nuestros sueños, el universo nos va a proteger.No importa si te vas 3 meses o 5 años.  No importa la distancia. Importa que lo sientas y lo hagas.

Me quedo con la verdad disparada en mi cabeza, tras el abrazo de despedida: la próxima vez, la que se va, soy yo.

Esto te puede interesar ...

Estas fotografías muestran a un pueblo italiano rodeado de coloridas flores silvestres

Castelluccio di Norcia, un pequeño pueblo en el centro de Italia, es conocido por su floración anual (o la fioritura), que atrae a miles de turistas cada año.

Entre los meses de junio y julio, la naturaleza nos regala un mosaico de distintas tonalidades de flores que se posan a los pies de los Montes Sibilinos (Monti Sibillini en italiano), concretamente en la llanura de Castelluccio.

Los campos están llenos de amapolas, acianos, orquídeas, margaritas, violetas y otras flores silvestres. Los agricultores de la aldea se aseguran de no usar pesticidas, y cuando los campos no son un mar de flores silvestres, los agricultores cultivan y cosechan lentejas.

Castelluccio

Los colores predominantes que se van a poder admirar son el rojo presente en las amapolas, el amarillo de los tulipanes, el blanco de los narcisos, el morado de las violetas y el azul de la centaurea cyanus, popularmente conocida como aciano.

Sin dudas, la naturaleza no deja de sorprendernos, al conformar un impresionante escenario digno de admirar y de apreciar en primera persona.

Las lentejas de Castelluccio son un producto muy demandado tanto en Italia como fuera de sus fronteras, en especial durante la Nochevieja. La tradición dicta desde hace siglos, que los italianos en vez de uvas deben comer lentejas y si son las de Castelluccio la fortuna del año entrante está más que asegurada.

Monti Sibillini

Durante los últimos años, la floración en Castelluccio tiene un especial valor por el terrible terremoto de 6,5 en la escala de Richter que aconteció en octubre de 2016 cuyo epicentro se registró entre las localidades de Norcia y Preci, siendo esta zona de la provincia de Perugia la más devastada tras los movimientos de tierra.

El pueblo de Catelluccio quedó practicante destruido y han hecho falta años, trabajo y mucha fuerza de voluntad para que sus habitantes puedan volver poco a poco a la normalidad de antes, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer.

Esta floración viene a recordar que la vida sigue y que con paciencia, cariño y algo de esperanza, todo se puede superar con esfuerzo.

Castelluccio

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Otras publicaciones que pueden interesarte
Play Video
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO