Destruyeron una viola del siglo XVII durante un vuelo, el letrero de frágil no sirvió de nada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La dueña del instrumento publicó impactantes imágenes de su viola del siglo XVII, que pasó 20 años buscando y restaurando, totalmente destrozada, después de que apareciera así en la cinta de equipaje.

La israelí de origen brasileño, Myrna Herzog, publicó fotos de su viola da gamba en Facebook, mostrando cómo había sido severamente dañada, con la mitad del frente totalmente roto, a pesar de estar en un estuche rígido con una calcomanía con la palabra ‘frágil’.

imagen 47C8671700000578 0 Herzog claimed that it was Alitalia s fault though some have poi a 41 1515166242331

La viola da gamba es uno de los instrumentos musicales más raros del mundo, la que Myrna tenía se fabricó en 1708 y la había logrado conseguir en una subasta por 215.000 dólares.

La mujer de 66 años, que ha actuado con la Filarmónica de Israel y otros conjuntos notables en todo el mundo, viajaba desde Río de Janeiro a Tel Aviv vía Roma cuando ocurrió el daño y afirmó que Alitalia era responsable.

Ella escribió: “¡Alitalia odia a los músicos! Así es como Alitalia entregó mi viola de gamba original de Lewis del siglo XVII, después de asegurarme que sería cuidada”.

imagen 47CFF27500000578 5239373 image a 5 1515250897764

Myrna, que es la directora musical del grupo israelí Phoenix, dijo que intentó pagar por un asiento para el instrumento, pero le dijeron que tendría que ir a la bodega porque el avión estaba lleno.

“En el transcurso de 40 años, hice muchos viajes con violas. La gente solía dejarnos tenerlos dentro del avión. Cuando esto era imposible, se manejaban con cuidado y no hubo problemas”.

Alitalia respondió diciendo: “Lamentamos lo sucedido y estamos llevando a cabo todas las investigaciones necesarias. Sin embargo, nos gustaría recordar que para todas las bolsas que excedan este tamaño, los límites permitidos para bolsos de cabina (8 kilos y 55 centímetros de alto, 35 centímetros de ancho y 25 centímetros de profundidad), como el instrumento musical mencionado, es necesario comprar un asiento adicional”. Y según ellos, Myrna nunca pidió ese asiento extra como ella sostiene.

La empresa de igual manera le reembolsará lo debido, aunque hay que admitir que las perdidas son totales y el verdadero valor del instrumento no se puede recuperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO