El Burj Khalifa: mucho más que el edificio más alto del mundo

3 min


Siempre pensé que la torre Burj Khalifa, ícono indiscutible de Dubai, sólo se caracterizaba por ser el edificio más alto del mundo, pero cuando pude conocerlo en persona, me di cuenta de que significa mucho más.

Si bien es verdad que su mayor particularidad es su altura, que puede llegar a verse a 100 km de distancia, esta torre tiene varios detalles desconocidos y muchos de ellos alcanzan a ser récords mundiales, comenzando por su sombra que puede medir hasta 2.467 metros, dependiendo de la hora.

Hablamos del edificio más alto jamás registrado en la historia, que mide nada más y nada menos que 828 metros y tiene 183 pisos. Para darnos una idea de la magnitud de este monstruo arquitectónico:

su altura equivale a tres veces la Torre Eiffel (París), a quince veces la caída de las Cataratas del Niágara (Estados Unidos) y a dos veces el Empire State (Estados Unidos).

En el momento en que estaba parada frente a él, observándolo desde unos 200 metros y haciendo malabares para que quepa entero en una foto, se me vinieron mil preguntas a la cabeza.

Nunca había dudado tanto en mi vida como en ese instante en que estaba sacando las entradas para visitarlo por dentro. Mi cuerpo le enviaba señales a mi mente comunicándole que con la impactante vista que habíamos tenido desde afuera ya era más que suficiente. Pues no, no suelo dejar pasar este tipo de oportunidades, y mucho menos por vértigo o miedo.

Y así fue como me subí a uno de los 57 ascensores que hay en el edificio, para llegar al mirador del piso 124. Nadie me avisó es que el ascensor se desplazaba a 10 mts por segundo, lo que equivale a 35km/h, pero bueno, entre las opciones estaba aguantar los 55 segundos que demora en llegar hasta arriba o subir por escalera los 2.909 escalones que separan la planta baja de la cima.

Lo bueno es que, además de durar menos de un minuto, el trayecto cuenta con televisores, música y luces que lo amenizan, diseñados especialmente para aquellos que sufren de vértigo.

The NW view of Dubai from the Burj Khalifa Al llegar al mirador, llamado ‘At the Top’, me quedé atónita con las increíbles vistas de 360º de la ciudad. Ya no me importaba acercarme a los enormes ventanales para contemplar Dubai de noche desde muy arriba. Todavía guardo en mi retina cada rincón de la ciudad iluminada. Fue realmente mágico.

Desafortunadamente, la mente siempre va un paso más adelante que uno. Es como que juega a desafiarnos todo el tiempo, y en este caso, no se le ocurrió mejor idea que atraer un pensamiento innecesario: qué pasaría en el supuesto caso de un corte de luz, incendio o cualquier hecho que bloqueara los ascensores.

Para mi tranquilidad, y la de muchos, los arquitectos de este edificio tuvieron muy en cuenta la seguridad y diseñaron un espacio presurizado de refugio con aire acondicionado cada 25 plantas y como si fuera poco, hay ascensores exclusivos para este tipo de emergencias capaces de soportar hasta 5 toneladas.

Más allá de todo, he llegado a la conclusión de que no podría vivir en esta torre por más linda y cool que sea, no sólo porque no tengo el dinero para hacerlo, sino porque viviría con vértigo cada día.

Pero bueno, siempre hay valientes que se animan a todo sino no habría 61 pisos de apartamentos habitados y 49 de oficinas ocupadas, además de restaurantes de lujo, centros de ocio, y hasta un hotel, el primero de la marca Armani del mundo, un gimnasio de cuatro plantas. Todo un monstruo!

Con esta construcción, lograron sin querer lo que no se pudo lograr en la leyenda de la Torre de Babel escrita en la Biblia: que personas de diferentes países e idiomas (12.000 personas de 30 países, en este caso) se pongan de acuerdo para hacer una torre que llegue al cielo.

Para muchos fue solo un capricho de un jeque con mucho dinero, pero yo creo que es, más bien, un regalo para todo ser humano que quiera acercarse a apreciarlo. Eso sí, no le queda mucho tiempo más en su reinado, en Arabia Saudí, Jeddah más precisamente, están construyendo una torre de 1.000 metros de altura que estiman se finalizará para 2020!


¿Te gusta? Compártelo con tus amig@s!

María Celina Achiary
Soy argentina pero actualmente me encuentro viviendo en la maravillosa ciudad de Barcelona. Un día me aburrí de mi rutina y decidí fugarme al mundo. "Sin brújulas" define la forma de vida que elijo hoy en día, sin seguir un rumbo estipulado e improvisando sobre la marcha. No sé si es el camino correcto pero es el que hoy me hace felíz. Segui mis aventuras en @sinbrujulas

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Comentarios

Selecciona el tipo de publicación
Historia
Cuéntanos tus experiencias con fotos, videos y links!
Lista
Los clásicos listados de Internet
Video
Youtube, Vimeo o Vines