in

Me asombraMe asombra Me entristeceMe entristece LOLLOL

Tiene una relación romántica con un avión desde hace 5 años y sueña con vivir junto a él en un hangar

Una mujer asegura que desde hace cinco años está en una relación sentimental con un avión de pasajeros Boeing.

Michele Köbke, de 30 años, de Berlín, llama a su enamorado ‘Schatz’, que se traduce como ‘Querido’. Y cuenta que no se trata solamente de una relación idealizada, sino que lo que ellos tienen es físico.

“El 737-800 es muy atractivo y sexy para mí. Es el más bellamente construido, y es un avión muy atractivo y elegante”

A Michele le resulta difícil pasar tiempo de calidad a solas con su novio, y cuenta que: “Una relación con un avión no es fácil y, generalmente es difícil”.

“Solo puedo acercarme a él cuando vuelo con él o cuando puedo ir al hangar, lo que solo ha sucedido una vez en mi vida”.

Sin embargo, ha encontrado otras formas de permanecer cerca de él.

Ella continuó: “Tengo un gran modelo de él hecho de fibra de vidrio, el cual tiene componentes reales de él “.

Aunque su amor por el avión se conoce como objectophilia, cuando alguien se siente atraída sexual o románticamente por objetos inanimados, ella cree que es lo mismo que cualquier otra relación.

Ella dijo: “Es como una relación normal, tenemos noches relajantes juntos y cuando nos acostamos, nos acurrucamos y nos dormimos juntos”.

En marzo de 2013, se dio cuenta por primera vez de que sentía algo hacia los aviones cuando tomó su primer vuelo, pero después de abordar un 737-800, descubrió que ese era exactamente su “tipo”.

Ella dijo: “Me emocioné tanto al abordar el avión que me di cuenta de que estaba enamorada del 737-800”.

“La primera vez que nos conocimos fue el 1 de mayo de 2019, disfruté cada segundo con él”.

“Me duelen las mejillas por sonreír, soy la mujer más feliz del mundo, cuando estoy con él tengo todo lo que necesito”.

Lo que más le atrae son sus alas, por lo que afirma que: “Cuando toco sus alas, inmediatamente me sudan las palmas y me excito”.

Ella sueña con poderse casar con e Boeing y vivir con él en un hangar.

Se enamoró de un puente y se casó con él

Jodi Rose, originaria de Sydney (Australia), conoció por primera vez a Le Pont du Diable, “El puente del diablo”, en el río Tech en Ceret, cuando viajaba por el sur de Francia en 2013.

Ella dice que se enamoró de la estructura de piedra por lo que decidió casarse, frente a 14 invitados, en un servicio bendecido por el alcalde de la ciudad vecina de Saint-Jean-de-Fos.

Jodi habló al Canal 7 sobre la sinestesia de personificación de objetos, lo que hace que las personas asocien objetos con personalidades y géneros.

Ella dijo: “Estaba muy nerviosa … me sentí como una novia. Tengo que celebrar el día de la boda de mi princesa. Le puse un anillo, bebé … quiero decir que lo has visto, es muy guapo, es fuerte y robusto y pensé, sí, esta es una persona con la que realmente puedo conectarme y que creo que me puede dar un poco de tierra”. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

-1 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

[ENCUESTA] Viajes sustentables: cómo nos comportamos y qué hacemos para cuidar el medio ambiente

[Japón] Al menos 35 personas murieron en el tifón más fuerte registrado en los últimos en 60 años