Elreloj del último emperador de China que fue vendido en $6.2 millones

646e829c5b65e
Redactora
¡Valora esto!

El reloj del último emperador chino, que sirvió de inspiración para la película «The Last Emperor», fue vendido en una subasta en Hong Kong por una cifra récord

Durante una subasta celebrada en la sede de la casa de subastas Phillips en Hong Kong, un reloj Patek Philippe que fue propiedad del último emperador de China fue vendido por una cifra récord de 6,2 millones de dólares estadounidenses. Un coleccionista asiático, que reside en la ex colonia, adquirió este ejemplar exclusivo a través de una puja telefónica después de seis minutos de animada competencia, superando así la estimación de venta previa de 3 millones de dólares, según informó la casa de subastas.

El Patek Imperial, también conocido como el reloj Patek Philippe Reference 96 Quantieme Lune, fue regalado por Aisin-Gioro Pu Yi a su intérprete ruso mientras el soberano estaba encarcelado por la Unión Soviética. Esta pieza exclusiva es una de las ocho conocidas en existencia.

Thomas Perazzi, responsable de la división de relojes de la casa de subastas Phillips Asia, señaló que la venta alcanzó la cifra más alta registrada hasta ahora para un reloj de pulsera que perteneció a un emperador.

Image 646E829C5B65E 1

Otros modelos de relojes adquiridos en subastas pertenecientes a emperadores incluyen un Patek Philippe que perteneció al último monarca etíope, Haile Selassie, el cual fue vendido por 2,9 millones de dólares en 2017.

También se vendió un Rolex que perteneció al último emperador de Vietnam, Bao Dai, por 5 millones de dólares.

Este modelo imperial de platino, con un diámetro ligeramente superior a una pulgada, cuenta con una esfera que muestra números arábigos, agujas de oro rosa y una función de «fase lunar» que indica la visibilidad de la Luna desde la Tierra en un momento preciso.

Parte del mecanismo interno del reloj data de 1929, aunque la marca suiza no lanzó este modelo al mercado hasta 1937.

Además, los arañazos presentes en la esfera del reloj esconden una historia interesante: según la leyenda, el soberano ordenó a su asistente personal que raspara el barniz de la superficie para verificar si había platino debajo.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *