En 3 años fue mordido por una cascabel, atacado mortalmente por un oso y ahora un tiburón casi le corta la pierna

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Dicen que una vez mordido, dos veces tímido. Es una frase con la que la mayoría de nosotros nos relacionamos. Pero no Dylan McWilliams, un joven que ya fue tres veces mordido y, lejos de haberse escarmentado, se sigue aventurando en el desierto en búsqueda de aventuras prolongadas cada vez que tiene la oportunidad.

La semana pasada, Dylan fue mordido por un tiburón mientras practicaba surf cerca de una playa de Hawaii.  Sin embargo, cuando descubres que este fue solo el más reciente de las tres heridas casi letales de varios animales con dientes, empiezas a preguntarte cómo el tipo todavía tiene ganas de salir de su casa.

Este amante de la naturaleza de 20 años de edad ha sido salvajemente atacado por un oso, mordido por una serpiente venenosa y, últimamente agregó a su lista ‘mordido por un tiburón’ .

Entonces, ¿qué tiene este hombre que animales salvajes lo siguen viendo como un juguete masticable ?

“No sé”, le dijo Dylan al Honolulu Star Advertiser.

“Soy muy afortunado o realmente desafortunado”.

Sin embargo, no es de extrañar que se haya encontrado cara a cara con los asesinos de la naturaleza en más de dos ocasiones. Después de todo, como antiguo podador de árboles, instructor de entrenamiento de supervivencia y aventurero integral, este joven está al aire libre con más frecuencia que la mayoría.

Estaba viajando con mochila por Kauai, una isla pintoresca en el archipiélago de Hawaii cuando, a pesar de las advertencias de agua marrón, el deseo de surfear lo venció.

Dylan llevó su tabla de boogie al único tramo de la costa de la isla sin las advertencias y saltó para tomar surfear olas.

Fue cuando fue derribado de su tabla en aproximadamente 15 pies de agua que sintió un dolor punzante que le recorrió la pierna izquierda.

“Al principio, me entró el pánico”, dijo. “No sabía si había perdido la mitad de la pierna o qué”.

Dijo que vio a un tiburón tigre de dos metros y medio nadando en círculos debajo de él, y comenzó a nadar frenéticamente hacia la costa, rezando para que el depredador lo dejara en paz.

“Esa fue la parte más aterradora. No sabía dónde estaba el tiburón, y no sabía si volvería a perseguirme”, dijo.

Dylan se arrastró hasta la playa y una mujer corrió en su ayuda. Mientras estaba sentado allí goteando sangre, se dio cuenta de lo mucho peor que podrían haber sido sus heridas y de que había tenido mucha, mucha suerte.

Poco después, fue llevado rápidamente al hospital donde le dieron siete puntos de sutura.

Esta fue la segunda vez en 12 meses que el joven de 20 años requirió tratamiento hospitalario por una herida por mordedura. El primero fue en julio del año pasado.

Dylan había estado durmiendo afuera con otros miembros del personal mientras trabajaba en un campamento de verano cerca de Ward en Colorado.

Eso fue hasta que fue bruscamente despertado por un oso negro de 280 libras que procedió a clavarle los dientes en la parte posterior de la cabeza y arrastrarlo a 12 pies del campamento.

Él dice que fue despertado por el crujido de su propio cráneo y comenzó a lanzar golpes y hacer un escándalo cuando el oso trató de arrastrarlo lejos. Luego comenzó a golpear al animal en los ojos.

“Me dejó tan pronto como lo hice”, dijo. El oso lo pisoteó y finalmente se fue mientras otros empleados del campamento acudían al rescate y lo asustaban.

“Si presiono en la parte posterior de mi cabeza, todavía me duele un poco”, agregó.

Rebobinar otros tres años y medio y Dylan estaba caminando por un cañón en Moab, Utah cuando fue mordido por una serpiente de cascabel enana.

Sin embargo, por suerte, era solo un mordisco seco y solo portaba suficiente veneno como para ponerlo enfermo por un par de días.

“Mis padres están agradecidos de que aún estoy vivo”, dijo.

¿Y si te quedas un tiempo adentro, Dylan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO