En Irlanda los hospitales privados pasarán a ser públicos para atender a todos los posibles infectados durante la pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Se trata de algo sin precedentes, pero que parece dar una lección de moral y empatía al mundo entero.

Y es que comprende ni más ni menos que medidas que surgen ante una “emergencia sin precedentes” como ha indicado el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar.

Así es como las autoridades oficiales de Irlanda anunciaron recientemente que los hospitales privados de la zona se transformarán y funcionarán como centros de salud públicos, al menos durante el tiempo que dure la pandemia.

Al respecto, el primer ministro Leo Varadkar afirmó que “los hospitales privados están de acuerdo para hacer esto sin obtener beneficio alguno. Y los pacientes, públicos o privados, serán tratados de la misma manera“. Por otra parte, y en palabras del ministro de Salud de Irlanda, Simon Harris, sostuvo que “no puede haber espacio para lo público frente a lo privado frente a esta pandemia“.

De esta manera, Irlanda ha redefinido la política sanitaria de su país de manera tal que pueda ser capaz de garantizar la igualdad de los ciudadanos frente a la crisis de esta enfermedad que, tal como hemos visto durante los últimos días, no distingue condiciones sociales y/o económicas.

Entre otras tantas medidas tomadas por el gobierno irlandés, se incluyen el cierre de todos los locales comerciales que no sean prestadores de servicios esenciales y/o de necesidades básicas, como así también la limitación de las salidas a la calle para combatir la pandemia de coronavirus.

Las medidas propuestas por Varadkar para contener la propagación del coronavirus se encontrarán vigentes al menos hasta el 19 de abril, según trascendidos de la cadena irlandesa RTE.

El arte callejero en tiempos de COVID-19: los artistas resisten con dibujos y graffitis alusivos (e irónicos) a la pandemia

Mientras los museos y galerías más importantes del mundo se encuentran cerrados para evitar la concentración de gente y las ciudades se han vaciado con la premisa de que los ciudadanos se queden en sus casas, las calles se vuelven el escenario ideal para ellos: los graffiteros y artistas callejeros.

A pesar de las restricciones de andar por la calle y juntarse a sociabilizar, los artistas parecen responder encontrado sus propias formas de comentar sobre la crisis.

Así algunas ciudades y distritos de Estados Unidos han sido sorprendidos con la presencia de ilustraciones alusivas a gérmenes de dibujos animados malvados, soldados armados con Purell, mensajes recordatorios de la importancia de lavarse las manos, entre otros.

Hasta el momento, esta estrategia colectiva para lidiar y combatir a la pandemia de COVID-19 fue identificada en sitios como Nueva YorkMiami Los Ángeles. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ ESTO TE PUEDA INTERESAR