in

En Japón, puedes ganar 10 dólares por hora para escuchar las quejas de los demás

Photo by Bewakoof.com Official on Unsplash

En Japón es muy fácil encontrar una oreja para quejarse, y es que hay una empresa que se dedica a escuchar los lamentos y las críticas de las personas. Eso sí, por 10 dólares la hora.

Takanobu Nishimoto, un consultor de moda de 50 años, inició el servicio en línea llamado ‘Ossan Rental’ en Tokio en 2012.

‘Ossan’ es un término despectivo para ‘tíos’ o hombres de mediana edad en Japón, lo que significa que, a diferencia de la terapia real en la que buscas ayuda clínica, con este servicio solo le pagas a alguien para que sea un poco como la tía o el tío que están ahí para escucharte.

Nishimoto le dijo a The Straits Times que creó el servicio para eliminar todos los estereotipos negativos de los “tíos” japoneses.

Talking

Si estás dispuesto a realizar este trabajo, puedes recibir 10 dólares por hora, simplemente escuchando los problemas, dando consejos y convirtiéndote en un acompañante.

Para convertirse en un Ossan, los solicitantes son evaluados para asegurarse de que no sean demasiado positivos, que es un rasgo que a muchos de los clientes de Nishimoto no les gusta, y también están sujetos a una verificación de antecedentes penales obligatorios.

Ossans tampoco tiene permitido tocar a los clientes o hacer nada que pueda resultar en una relación física.

El sitio web ahora recibe alrededor de 900 reservas al mes.

El gobierno de Japón está regalando casas abandonadas y te explicamos el por qué

Hay más de 8 millones de propiedades vacantes esparcidas por todo Japón, y son muy baratas.

Un número cada vez mayor de propiedades desocupadas en todo el país están siendo puestas en venta en las bases de datos en línea conocidas como “bancos akiya“, que se traducen en “casas vacantes”, con miles de hogares en condiciones relativamente buenas que se ofrecen por nada o casi nada. Informes de información privilegiada. Los precios en una base de datos akiya en general no suben más de un máximo de 30 millones de yenes (alrededor de USD 273,000), mientras que muchas propiedades se aparecen como “transferencia gratuita”, por la suma de literalmente cero yenes.

Impuestos y algunas comisiones de agente, y el lugar es tuyo. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Se burlaron de ella por usar bikini y su respuesta fue épica

Estaba enfurecida porque le tocó sentarse entre dos personas gordas durante el vuelo