Encuentran los restos del último tigre de Tasmania en el fondo de un armario de un museo

LQBZXXBWNFEEVHMREFBFENKV7E
Redactora
¡Valora esto!

El animal murió en 1936 en un zoo de Australia y desde entonces sus restos se habían declarado como desaparecidos 

Image Image 25

Los restos del último tigre de Tasmania, el único marsupial depredador de Australia que se extinguió en 1936, se encontraron en un armario de un museo, luego de 85 años de que se declararan desaparecidos, informaron este lunes fuentes institucionales del país oceánico.

El último ejemplar del tilacino o Tigre de Tasmania (Thylacinus cynocephalus) que se conoce murió en cautiverio el 7 de septiembre de 1936 en el zoológico de la ciudad australiana de Hobart y, posteriormente, sus restos fueron entregados al Museo y Galería de Arte de Tasmania (TMAG, siglas en inglés).

Este ejemplar era una hembra de edad avanzada y fue capturado por un cazador en el Valle Florentino de la isla de Tasmania, en el sur de Australia, para luego ser vendido al zoológico de Hobart, la capital de esta región, en mayo de 1936.

Image Image 26

”Durante años, muchos conservadores e investigadores de museos buscaron sus restos sin éxito, ya que no se había registrado ningún material de tilacinos que datara de 1936 en la colección zoológica, por lo que se asumió que su cuerpo había sido desechado”, comentó el investigador Robert Paddle en un comunicado de TMAG.

Paddle y Kathryn Medlock, quienes publicarán su hallazgo esta semana en la revista científica Australian Zoologist, encontraron que los restos del Tigre de Tasmania sí llegaron al TMAG en 1936 -aunque su arribo no fue registrado adecuadamente por los taxidermistas del museo-, gracias a un documento específico que permitió rastrear los restos del animal.

Los investigadores descubrieron además que los restos de este ejemplar extinto (la piel desollada y el esqueleto) eran utilizados para exhibiciones itinerantes y por eso se guardaban en un armario de la sección educativa del museo.

”La piel fue cuidadosamente curtida como una piel plana por el taxidermista del museo, William Cunningham, permitiendo así transportarla fácilmente y utilizarla como espécimen de demostración para las clases escolares sobre los marsupiales de Tasmania”, dijo Medlock, curadora del departamento de zoología vertebrada del TMAG.

El tilacino, un marsupial con franjas que cruzaban su lomo que recordaban a las de un tigre, llegó a habitar en Australia continental y en la isla de Nueva Guinea, aunque desapareció de esos lugares hace unos 3.000 años por el cambio climático.

La isla de Tasmania era el único lugar donde la especie sobrevivió, pero su extinción se aceleró con la llegada de los europeos a Oceanía en el siglo XVIII, que pusieron en marcha una intensa campaña de caza entre 1830 y 1909, alentada por recompensas para acabar con este depredador que se comía al ganado.

Pese a que los tigres de Tasmania se extinguieron hace 85 años cuando murió el último ejemplar en el zoológico de Hobart, la especie solo fue declarada oficialmente extinta en la década de 1980.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *