Enfermera de 85 años vuelve a ejercer para ayudar a combatir el coronavirus

enfermera
Redactor
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
¡Valora esto!

Un gran ejemplo: una enfermera de 85 años de New Brunswick decidió volver a ejercer su profesión para así ayudar a cuidar a las personas mayores durante la pandemia de COVID-19.

Marg Miller, enfermera geriátrica durante más de 35 años, se retiró del hogar de ancianos Villa Renaissance en Dalhousie el otoño pasado. Sin embargo, a fines de marzo, después del golpe de la pandemia, dijo que sentía un llamado a ayudar.

Global News

«Pensé que me necesitaban y vine», dijo Marg Miller al medio Global News. La mujer dejó de lado sus propios temores de contraer COVID-19 y volvió a trabajar como enfermera el hogar. «Todos tenemos miedo, pero soy una persona mayor con buena salud y estoy tomando todas las precauciones», dijo.

Global News

Marg no se imagina estar en otro lugar que no sea ayudando a los 90 residentes obligados a aislarse de sus familias. Además, para la tranquilidad de todos, la mujer aclaró que está tomando precauciones para protegerse a sí misma y a sus residentes de contraer el virus y continuará ayudando a quienes no pueden estar con sus familia.

¡Un ejemplo!

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

Abuelos de un hogar juegan al bingo para acompañarse durante la cuarentena

Es una realidad: el mundo vive uno de los momentos más difíciles en su historia. Y algunos de los más afectados son los ancianos, quienes son los más amenazados por este virus.

Por el momento, el único remedio efectivo es quedarse en casa y no recibir visitas. Y aunque es una medida muy necesaria, también es bastante difícil para ellos.

Por eso, un grupo de ancianos de un hogar en Australia decidieron pasar la cuarentena juntos e intentar divertirse, en lo posible, en medio del caos. En las redes sociales se viralizó una fotografía que los muestra sentados a cada uno en su silla frente a sus cartones de bingo, a una gran distancia para evitar el contagio.

Continuar leyendo…

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *