Envió un mensaje en una botella y recibió una respuesta 9 años después desde Francia

mensajebotella
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Cuando Max Vredenburgh decidió enviar un mensaje en una botella a través del Océano Atlántico, no sabía si recibiría una respuesta. Hoy, casi una década después, cuando ya se había olvidado de aquel mensaje, recibió una respuesta.

El ahora estudiante universitario de 19 años, le dijo a CNN que se había olvidado de la carta que escribió cuando era niño hasta que su padre le hizo saber por mensaje de texto que había recibido una nota por correo desde Francia.

La botella había llegado al otro lado del Océano Atlántico el 10 de octubre, a más de 4.800 kilómetros del lugar donde la lanzó hace nueve años.

La semana pasada, Vredenburgh publicó fotos de las cartas en Twitter, que luego se volvieron virales.

En la carta que tiro Max al océano, él contaba lo que le gustaba: “Me gustan las manzanas. Me gusta la playa, mi color favorito es el azul, me gustan los animales, me gustan los autos y me gusta el espacio exterior”.

Años más tarde, le dijo a CBS Boston que lo hizo reflexionar sobre en quién se había convertido. “Logísticamente, creo que tengo más posibilidades de ganar la lotería que esto”, dijo Vredenburgh a la estación. “Cuando leí por primera vez su carta, mi corazón, mi estómago simplemente cayó. Yo estaba como, ‘Dios mío. Mi deseo de 10 años se hizo realidad. Esto es una locura'”.

Max le dijo a CNN que planea ponerse en contacto con Dubois para agradecerle por la tan esperada respuesta.

“Quiero saber sobre él”, dijo el estudiante a CBS Boston, haciéndose eco del espíritu de su carta original: “Quiero saber … cuál es su comida favorita, cuál es su color favorito. ¿Le gusta el espacio?“.

Un hombre y su hijo encontraron un mensaje en una botella enviado hace 50 años por un niño

Imagen Mensaje

Un padre y su hijo encontraron en Australia un mensaje en una botella escrito hace 50 años por un niño británico de 13 años.

Paul Elliot y su hijo Jyah encontraron la botella en la costa oeste de la península de Eyre, en el sur de Australia, mientras pescaban.

Elliot dijo que ahora está buscando al autor de la nota, Paul Gilmore, quien se describió a sí mismo como un niño inglés de 13 años que viajaba en un crucero a lo largo de la costa australiana desde Fremantle hasta Melbourne.

Imagen 16156082 7256231 Image A 29 1563357976854

En la nota de Paul, cuenta que se encuentra abordo del barco de TV Fairstar, un crucero de Australia que se utilizó para transportar inmigrantes británicos en la década de 1960. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *