Esta abuela italiana está dando clases virtuales de cocina para hacer más amena la cuarentena

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Nonna Nerina trabaja desde hace tres años ofreciendo a los viajeros ir a preparar la verdadera pasta italiana con ella, a través de Experiencias Airbnb. Pero ahora, con todo el tema del coronavirus, tuvo que cancelar sus próximos encuentros.

“Y luego llegó lo inesperado”, dice Nicolanti por teléfono desde Palombara Sabina. “Y lo inesperado se llamó coronavirus”.

Sin embargo, siendo 2020, se dio cuenta de que hay otra manera y recurrió a Internet con un nuevo mensaje: si no puede venir a Italia, entonces Italia lo hará.

La experiencia en línea se llama Nonna Live. Funciona por alrededor de dos horas y cuesta 50 dólares. Nicolanti envía una lista simple de ingredientes y utensilios (huevos, harina, algo con lo que extender la pasta), y luego establece un tiempo para reunirse virtualmente. El cambio de hora ha demostrado ser un obstáculo, pero no imposible con algunos ajustes. Nicolanti dirige las clases de lunes a viernes, mientras que Nonna Nerina, de 84 años, se une los fines de semana.

Las clases de Nonna Live son una experiencia interactiva. Independientemente de si está cocinando con Nicolanti solo o con Nerina y Nicolanti juntos (Nicolanti traduce el italiano de Nonna, además de ayudar a hacer la pasta), hay música, bailes ocasionales y mucha conversación.

“La primera vez que traté de hacerle entender que la gente podía verla y escucharla [por video chat] fue como la cosa más loca”, cuenta Nicolanti. “Se suponía que era una clase de una hora, y duraba dos horas, y la gente se reía todo el tiempo. Ella nunca se detiene, nunca me espera, así que fue realmente una locura, pero creo que esto es lo que la gente quiere. Quieren que una abuela italiana se haga un lío con ellos durante una hora ”.

En Palombara Sabina, la conexión en línea ha sido un salvavidas para Nerina y las otras cinco abuelas que solían participar en la experiencia de Airbnb. Fue una forma de conectarse no solo para los participantes que aprendían una nueva habilidad, sino para las abuelas que transmitieron sus historias y experiencias. Las personas están atrapadas en sus hogares (aparte del canto nocturno en el balcón), por lo que las otras abuelas no tienen esta misma conexión.

“Creo que este momento nos está obligando a detenernos, y podemos usar este tiempo para hablar y compartir recuerdos y compartir tradiciones y buenos bocados”, dice Nicolanti. “Creo que es muy importante en este momento cuando todos se ven obligados a quedarse solos para no sentir soledad”.

Mirá más historias como esta en Intriper

View this post on Instagram

👇🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Disneyland Resort donará el exceso de alimentos durante el cierre

A partir del 15 de marzo, los parques temáticos en Disneyland Florida y Disney California Adventure se encuentran cerrados al público como medida de precaución a raíz del brote de coronavirus en curso.

Aunque no se han reportado infecciones en ninguno de los dos parques, el número de casos en los EE. UU. ha aumentado a más de 3.600 en 49 estados.

Disney Cruise Line también cerró, a partir del 14 de marzo, en un movimiento que Disney describió como “una gran precaución”. Se espera que los parques y la línea de cruceros permanezcan cerrados hasta fin de mes, y que los miembros del elenco aún reciban su salario.

Dado que los famosos parques temáticos han cerrado sus puertas temporalmente, Disney tomó la decisión de donar el exceso de alimentos al Second Harvest Food Bank del Condado de Orange, un centro que proporciona alimentos a las personas necesitadas. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Hawái recibió sus primeros 8.000 viajeros internacionales en el primer día de la reapertura del estado al turismo tras el COVID-19

Con mucha ilusión, hace días te compartíamos la noticia de que Hawái abriría al turismo tan pronto como sea posible. Ese día llegó y, más precisamente el pasado 15 de octubre, resultó una gran fiesta para los trabajadores de la actividad turística: según informó Associated Press, se presentaron unas 8.000 personas provenientes del extranjero.

Aquel primer día del programa de viajes de prueba previa, sirvió para constatar los protocolos y verificar la eficacia de un conjunto de requisitos establecidos que permite a los huéspedes evitar una cuarentena obligatoria,

reapertura del estado al turismo
Hawái recibió sus primeros 8.000 viajeros internacionales en el primer día de la reapertura del estado al turismo tras el COVID-19

El “aluvión” de pasajeros puede deberse a que, en una primera instancia, el estado de Hawái había ordenado una cuarentena de 14 días para los visitantes entrantes, lo que dificultaba mucho que la mayoría de las personas sintieran atracción por vacacionar allí. 

No obstante, ahora, los únicos requisitos necesarios para disfrutar del sol y las playas del Rainbow State es una prueba negativa de COVID-19 realizada dentro de las 72 horas posteriores a su llegada. Así mismo, los pasajeros entrantes también deben crear un perfil de viajes seguros para que el estado pueda rastrear y hacer cumplir las cuarentenas cuando sea necesario.

De igual manera, cabe destacar que, por su parte, algunas islas han introducido medidas de seguridad complementarias. Como ser, por ejemplo Big Island requiere pruebas secundarias rápidas al llegar para evitar la cuarentena, y Maui y Kauai ofrecen pruebas secundarias voluntarias, solo para una capa adicional de seguridad.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO