in

Esta empresa china rastrea por GPS sus pollos para garantizar que sean sanos y orgánicos

Photo by William Moreland on Unsplash

ZhongAn Online desarrolló un nuevo rastreador de GPS para aves llamado GoGo Chicken. El dispositivo se ajusta alrededor de la pata del animal, mientras que los sensores monitorean información como el entorno del pollo, lo que come y cuánto ejercicio hace.

La información que recopila GoGo Chicken no es solo para los que atienden a las aves, sino también para las personas que los van a consumir.

La idea es que este nuevo dispositivo de rastreo ayude a prevenir problemas relacionados con la seguridad de los alimentos. Y si llegan a surgir, va a ser fácil identificarlos gracias al monitoreo.

chicken

Al rededor de 100.000 pollos ya están usando el dispositivo de monitoreo y se espera que para el 2020 unas 2.500 granjas en China tengan implementado este sistema.

La compañía también está desarrollando una tecnología de reconocimiento facial para aves de corral para que los clientes puedan asegurarse de que estén comiendo el mismo pollo que eligieron en la granja.

Granja de girasoles  prohíbe la entrada a visitantes debido a la moda de Instagram

Autor: David Stewart

Los visitantes que buscan imágenes de moda para Facebook, Instagram y Snapchat han invadido la granja de girasoles este verano, lo que ha provocado que la familia Bogle tome la decisión de: no más visitantes. Es por eso su granja de girasoles en Millgrove, Ontario (Canadá), se está cerrando al público para siempre. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Una serpiente recorre más de 15.000 km en avión escondida en el zapato de una turista

Recibió una carta de un hombre de 86 años que le compró su reproductor de VHS y todos murieron de amor al ver lo que relataba