Estas casas pequeñas se pliegan como si fuesen de origami y se pueden trasladar sin problemas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Las casas pequeñas no son novedad hoy en día. Se pueden ver en programas de televisión, ciertas comunidades e incluso en Airbnb. De hecho, Ikea, la compañía multinacional dedicada a la fabricación y venta de muebles, lanzó sus propias casas pequeñas personalizadas a finales del año pasado. Son casas que vienen con diferentes formas y características pero, pro prácticas y compactas que sean no son trasladables. O no lo eran, hasta ahora.

Estas casas pequeñas se pliega como si fuese de origami y se puede trasladar sin problemas

Brette Haus, una compañía de Letonia, está vendiendo diferentes modelos de casa pequeñas que se doblan y desdoblan como si fueran de papel, origami gigante, haciendo que su transporte a cualquier lugar sea más fácil de lo imaginado, según informó el sitio de noticias Lonely Planet.

Estas casas pequeñas se pliega como si fuese de origami y se puede trasladar sin problemas

Estas casas pequeñas están hechas completamente con materiales sustentables, y su pueden armar sin necesidad de tener ningún tipo de cimientos. Según declaró la compañía, solo con la asistencia de dos personas es posible desdoblar y armar la casa en un período de tres horas. En ese tiempo es posible dejarla lista para ocupar. En términos de tamaño, van de los 18 a los 108 metros cuadrados e incluyen una sala de estar, habitación, cocina y baño, todo con el amoblado básico.

Estas casas pequeñas se pliega como si fuese de origami y se puede trasladar sin problemas

De acuerdo al fundador de la compañía, Gennadii Bakunin, la empresa cuenta con tres modelos, inspirados en el estilo escandinavo, según reportó el mismo sitio de noticias, y se pueden enviar a cualquier parte del mundo. “La misión de Brette Haus es fabricar casas móviles de calidad, considerando que hoy en día las personas son flexibles y no están apegadas a un solo lugar“, explicaron en un comunicado de la compañía.

El valor de estas casas caría dependiendo del tamaño y el diseño elegido. El valor mínimo que puede costar una de ellas es de alrededor de 18000 euros, mientras que la más costosa ronda los 50000.

Respecto a Brette Haus, es una compañía bajo el lema “el mundo, donde las casas sirven a las personas, no a los lugares“. Y, según su propia descripción, son “un grupo de personas que piensan similar; buscamos y unimos personas con un percepción similar del mundo en un equipo fuerte”.

Para más novedades como esta ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO