Este documental muestra las “Maravillas ocultas” de Argentina y es todo un éxito para viajar en tiempos de cuarentena

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una célebre canción argentina, escrita por el gran Fito Páez, dice en uno de sus versos: “¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón“.

Si bien es una canción lanzada en el año 1985, me gusta pensar que no caduca nunca, sino más bien que, con el paso del tiempo, encuentra momentos, y sobre todo motivos, para ser interpretada a viva voz. O cantada a los gritos con mucho de pasión, que es más o menos lo mismo.

Es que gente que ofrece su corazón hay mucha, pero mucha. Y en estos tiempos de incertidumbre y angustia por el contexto de lucha contra el Covid-19, un virus bautizado de manera inocente como “un enemigo invisible”, cada gesto de inspiración y motivación vale elevado a la décima potencia.

Y así también es como aparece “Maravillas Ocultas de Argentina“, un documental producido y realizado por Tripin Argentina, que ofrece la posibilidad de satisfacer un ritual de viajar, descubrir lugares, personas y culturas pero desde casa.

Sin dudas, una producción ideal para estos tiempos en que movernos de nuestra propia casa y viajar son consideradas actitudes que pueden atentar contra la salud en el mundo. Pero que, a fin de cuentas, también nos da un subidón de energía para pensar que viajar tampoco está perdido, y que pronto todo esto pasará y saldremos en busca de próximas aventuras con más alegría que nunca.

“Hoy más que nunca entendimos el verdadero sentido de ser una comunidad digital de quienes aman viajar: nos quedamos en casa para cuidarnos entre todos, no podemos salir, pero podemos compartir experiencias y soñar con la próxima aventura, apoyando al turismo local

Gabriel Franco, cofundador de la plataforma viajera Tripin Argentina.
Gabriel Franco, cofundador de la plataforma viajera Tripin Argentina.

Como nos gusta pensar a nosotros, que no podamos salir de viaje no significa que no podamos pensar en cuál será nuestro próximo destino para conocer, y es por eso que Tripin muestra destinos sorprendentes de Argentina, que en mayor o menor medida, a veces suelen pasar desapercibidos para el criterio de turistas en busca de los lugares más emblemáticos y/o turísticos del país.

Gabriel Franco, cofundador de Tripin e Idea de “Maravillas Ocultas de Argentina” afirma que este documental es resultado de muchos de sus viajes por el país: “Durante muchos años tuve esta idea en la cabeza, a partir de tanto tiempo y kilómetros recorridos conociendo lugares. Fui armando una lista de aquellos donde había sentido una energía increíble, escribí el guión y el año pasado tuve la posibilidad de realizarlo. Es un sueño cumplido y espero que sea inspirador, que motive a conocer el ritmo, la tradición y la belleza de los paisajes de nuestro país”.

¿Cuáles son las Maravillas Ocultas de Argentina?

Impulsado por Aerolíneas Argentinas, a través de un video documental de 30 minutos, resultado de un viaje de 24 días, con 8 vuelos y más de 4000 kilómetros en camioneta, los turistas “virtuales” podrán apreciar la inmensidad y magia de la naturaleza a través de ocho sitios de Argentina, presentados como ‘Maravillas ocultas’.

El documental comienza con el equipo de Tripin conformado por los filmakkers Gabo Cárdenas, Gabo Franco y Gastón Luna cruzando la Quebrada de Humahuaca y adentrándose en la puna jujeña, donde se esconde la primera maravilla oculta: el Valle de la Luna en la localidad de Cusi Cusi.

Valle de la Luna en Cusi Cusi

El recorrido sigue por la puna de Salta y devela el imponente Cono de Arita, en medio del Salar Arizaro. La siguiente parada es Antofagasta de la Sierra, en Catamarca, donde se forma un paisaje surreal, el Campo de Piedra Pómez, una extensión de 18 km de ceniza volcánica petrificada.

La mitad de la aventura los encuentra atravesando la selva misionera para llegar a los Saltos del Moconá, en la localidad de El Soberbio, una impresionante falla geológica del Río Uruguay de 3 km de largo.

A lo largo del camino se cruzan con artesanos locales, comunidades originarias y demás lugareños que comparten sus vivencias, tradiciones, especialidades gastronómicas y otros de los secretos mejor guardados de cada región.

La segunda mitad de la travesía los traslada a la otra punta del país: a 15 km de la ciudad de Ushuaia se encuentra la Laguna Esmeralda, cuyo color característico se debe a la sedimentación que arrastra cuando se produce el deshielo.

Por su parte, la provincia de Chubut se reserva dos lugares en este ranking. Por un lado, el aromático y colorido Campo de Tulipanes enmarcado por la Cordillera de los Andes en Trevelin. Por el otro, la Piedra Parada en Gualjaina, una de las calderas volcánicas más grandes del mundo, en plena estepa patagónica.

Campo de Tulipanes en Trevelin
Piedra Parada en Gualjaina

Para finalizar el viaje, llegan a Malargüe, Mendoza, donde develan la octava maravilla oculta: La Payunia, una de las regiones con mayor concentración de conos volcánicos del planeta.

La Payunia en Malargüe

Para mirar el documental completo, busca “Maravillas ocultas de Argentina” en Youtube!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
madera transparente

Científicos crean madera transparente casi tan clara como el vidrio para hacer ventanas más resistentes y con mejor aislamiento

La energía utilizada muchas veces es desperdiciada debido a los paneles de vidrio ineficientes durante el invierno y verano. Ahora los científicos nos han brindado una forma de utilizar productos arbóreos sostenibles como reemplazo del costoso vidrio.

Un investigador del Laboratorio de Productos Forestales del USDA, Junyong Zhu, ha colaborado con colegas de la Universidad de Maryland y la Universidad de Colorado para desarrollar un material de madera transparente que se parece claramente a los vidrios de la ventana.

Han demostrado que la madera transparente tiene el potencial de superar a las ventanas de vidrio en casi todos los sentidos, lo que la convierte en uno de los materiales más prometedores del futuro.

Si bien el vidrio es el material más común utilizado en la construcción de ventanas, tiene un precio económico y ecológico costoso.

madera transparente

El calor se transfiere fácilmente a través de él, especialmente un panel único, y genera facturas de energía más altas cuando se escapa durante el clima frío y se vierte cuando hace calor. La madera transparente es aproximadamente cinco veces más eficiente térmicamente que el vidrio, lo que reduce sustancialmente los costos de energía.

La producción de vidrio utilizada para la construcción también tiene una gran huella de carbono. Las emisiones de fabricación por sí solas rondan las 25.000 toneladas métricas por año, sin tener en cuenta la gran huella de transportar también el vidrio.

Los científicos utilizaron madera del árbol balsa de rápido crecimiento y baja densidad. Se trata a temperatura ambiente, baño oxidante que lo blanquea de casi toda visibilidad. Luego, la madera se penetra con un polímero sintético llamado alcohol polivinílico (PVA), creando un producto que es casi transparente.

Sus hallazgos fueron publicados en el Journal of Advanced Functional Materials en un artículo titulado, Una madera transparente clara, fuerte y con aislamiento térmico para ventanas energéticamente eficientes.

La celulosa natural en su estructura de madera y el relleno de polímero absorbente de energía significa que es 3 órdenes de magnitud más duradero que el vidrio, y mucho más liviano también. Puede soportar impactos mucho más fuertes y, a diferencia del vidrio, se dobla o se astilla en lugar de romperse.

Además, la madera transparente es un material sostenible, con bajas emisiones de carbono y una capacidad de biodegradarse mucho más rápido que el plástico.

Está hecho de un recurso renovable que también es compatible con los equipos de procesamiento industrial existentes, lo que hace que la transición a la fabricación sea una perspectiva fácil.

Con todos estos beneficios potenciales para los consumidores, la industria y el medio ambiente, el caso de la madera transparente no podría ser más claro.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO