Estudiante desarrolla un método único para imprimir imágenes sobre algas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Inédito: el estudiante Russell Marx está llevando la fotografía experimental a un nivel completamente nuevo. Marx, quien actualmente está trabajando en su doctorado en neurociencia, ha desarrollado una técnica inusual en la que realmente imprime sus imágenes en algas.

Y los resultados son una sorprendente combinación de arte y ciencia que demuestran lo que puede hacer un poco de ingenio. Después de que Marx descubriera una película vieja en un laboratorio de neurociencia donde trabajaba, compró una cámara para probarla.

Continuó utilizando una vieja ampliadora que había pertenecido a sus abuelos. Ahora solo tenía que encontrar una manera de imprimir sus imágenes sin un cuarto oscuro. Ahí es donde entró su formación en ciencias.

Black and White Selfie

“Recordé una clase de biología de pregrado en donde analizamos la síntesis de almidón en las plantas cortando una plantilla y colocándola en una hoja”, le dijo Marx a My Modern Met. “Solo las secciones de la hoja que fueron expuestas a la luz fotosintetizarán y producirán almidón, por lo que la tinción del almidón recién hecho estampará un patrón donde la hoja no haya sido bloqueada por la plantilla”.

La impresión de hojas es un proceso lento, por lo que decidió utilizar una superficie que sería mucho más rápida: las algas. Primero experimentó con espirulina, pero sus patrones de movilidad y crecimiento le dificultaban trabajar. Marx luego pasó a usar Chlorella vulgaris.

Como esta especie es más pesada que el agua, se hunde hasta el fondo de una placa de Petri y comienza a crecer la imagen cuando se expone a la luz. Los resultados son sorprendentes: en las secciones donde la luz pasa a través de las áreas más claras del negativo de la película, las algas se vuelven más oscuras. La imagen terminada tarda aproximadamente una semana de exposición en aparecer.

Photo Exposed in Algae

Para Marx, este proyecto personal fue la salida creativa perfecta. “El trabajo de laboratorio puede ser estresante, y me da una salida donde puedo aplicar la ciencia sin tener que preocuparme por los plazos académicos”, compartió. “Convertir el arte en ciencia y la ciencia en arte lo mantienen fresco y emocionante”.

Marx ahora está trabajando para tomar más fotografías y pensando en formas de preservar las imágenes finales, ya que en este momento simplemente están flotando en el agua y se dañarán si se mueven demasiado.

Cultivar las algas en un gel o desviarse del agua y verter resina son dos ideas con las que está probando. Con los increíbles resultados de estos primeros experimentos, no podemos esperar para ver qué depara el futuro para Marx y sus huellas de algas.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

BIEN 🙏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO