Estudio revela que los colibríes pueden ver colores que los humanos no perciben

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La naturaleza no deja de sorprendernos: un equipo de científicos ha demostrado que los colibríes ven incluso los colores que los seres humanos no pueden percibir, es decir, aquellos que están fuera del espectro electromagnético. 

Para investigar cómo perciben las aves su colorido mundo, científicos de varias universidades estadounidenses liderados por la Universidad de Princeton, llevaron a cabo un estudio con colibríes en un entorno natural.

“En comparación con los pájaros y otros muchos animales, los humanos somos daltónicos”, resume la profesora adjunta del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Princeton, Mary Caswell Stoddard, autora principal del estudio.

Colibrí

La investigación, publicada en la revista especializada PNAS, agrega que en los ojos hay un tipo de células fotosensibles (los conos) que están situadas en la retina y son las responsables de la agudeza visual y de la diferenciación de colores.

Los humanos tienen tres tipos de conos, sensibles al color rojo, verde y azul, lo que permite ver los colores visibles del espectro electromagnético y uno que está fuera del espectro, el púrpura, que está entre el rojo y el azul.

Sin embargo, las aves, tienen cuatro conos en la retina, los tres que tenemos los humanos y un cuarto sensible a la luz ultravioleta que les permite todo un rango de colores fuera del espectro.

“Los colibríes son perfectos para estudiar la visión en color en la naturaleza. Han evolucionado para responder a los colores de las flores que anuncian una recompensa de néctar, así que pueden aprender las asociaciones de colores rápidamente y con poco entrenamiento”, explica la bióloga.

Los colibríes ven colores que los humanos solo pueden imaginar

El equipo de Stoddard estaba particularmente interesado en combinaciones de colores “no espectrales”, que involucran tonos de partes muy separadas del espectro de color, en oposición a las mezclas de colores vecinos como el verde azulado (azul-verde) o el amarillo (verde-rojo).

Para los humanos, el púrpura es el ejemplo más claro de un color no espectral. Técnicamente, el púrpura no está en el arco iris: surge cuando se estimulan nuestros conos azules (onda corta) y rojos (onda larga), pero no los conos verdes (onda media).

Finalmente, el estudio demostró que los colibríes perciben una variedad de colores no espectrales, como el púrpura, el ultravioleta+verde, el ultravioleta+rojo y el ultravioleta+amarillo.

“Fue increíble llegar a esta conclusión”, dijo Harold Eyster, un estudiante de doctorado de la UBC y coautor del estudio. “La luz ultravioleta+verde y la luz verde nos parecieron idénticas, pero los colibríes siguieron eligiendo correctamente la luz ultravioleta+verde asociada con el agua azucarada”.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Me encantó 🐠🐡

A post shared by Intriper (@intriper) on

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Un fotógrafo captó el momento exacto en el que dos rayos enmarcaron perfectamente el One World Trade Center

En sus 40 años como fotógrafo, Gary Hershorn ha capturado muchos momentos increíbles, especialmente en la ciudad de Nueva York: desde arcoíris asombrosos que se extienden sobre el Empire State, lunas tan majestuosas que casi parecen pintadas hasta puestas de sol increíbles.

Pero fue el lunes por la noche cuando Hershorn capturó una imagen que realmente lo dejó sin aliento, cuando dos rayos cayeron sobre el río Hudson y enmarcaron perfectamente el One World Trade Center.

“Definitivamente fue un momento increíble”, dijo Hershorn a Insider. “Aunque he estado tomando fotos alrededor por 40 años, cuando fotografías algo que es realmente hermoso o espectacular en el mundo natural, nunca te cansas de hacerlo. Todavía tienes estos momentos increíblemente asombrosos”.

NYC thunderstorms

Hershorn utiliza la aplicación meteorológica profesional RadarScope para rastrear las tormentas en tiempo real, ayudándolo a prepararse para la toma perfecta.

“Perseguir relámpagos y persiguiendo tormentas no es en absoluto aleatorio”, dijo. “Es muy preciso y calculado. Con la aplicación, puedes ver qué tormentas tienen relámpagos, porque algunas son solo lluvia y eso es todo. Necesitas una aplicación profesional que te indique dónde está el rayo y cuándo es viniendo.”

Y ya había un indicio de que el clima tempestuoso del lunes no era un aguacero común. La aplicación mostró que había una tormenta con rayos en movimiento de norte a sur, y otra tormenta con rayos en movimiento de sur a norte. “En cierto modo convergieron sobre Nueva York”, dijo Hershorn. “Y creó una gran tormenta eléctrica”.

Así que Hershorn fue a uno de sus lugares favoritos para fotografiar tormentas: un patio en la parte trasera del restaurante en Nueva Jersey.

La antena en One World Trade Center fue alcanzada por un rayo seis veces el lunes, pero Hershorn no logró capturarlo. Pero cuando los rayos alcanzaron el río, Hershorn ya sabía que era la mejor toma de la tormenta.

“Una vez que vi esa foto, supe que ninguna foto de un rayo que golpeara el World Trade Center ayer sería mejor que esta foto en particular. De todos los rayos que he tomado, es la mejor foto de un rayo. Tiene la mayor intensidad y muestra el poder del rayo más que cualquier otra foto”.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Muy buenol 👇🏻☘️

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play Video
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO