¡Explora un naufragio de un submarino japonés de 80 años! Esta experiencia virtual te ofrece acceso al buque que se hundió en 1942

naufragio segunda guerra mundial
Redactora Social
5/5 - (1 voto)

Han pasado 80 años desde que la armada australiana hundió el primer buque de guerra japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

El I-124 había estado en una misión secreta colocando minas frente a la costa de Darwin cuando sufrió daños irreparables por docenas de cargas de profundidad detonadas por el HMAS Deloraine.

Los 80 miembros de la tripulación murieron en la dramática batalla del 20 de enero de 1942, solo un mes antes del bombardeo japonés de Darwin, y los restos del naufragio yacen en el fondo del mar desde entonces.

Explorar el sitio como miembro del público es imposible debido a su estado protegido y al patrimonio compartido entre Australia y Japón, hasta ahora.

Pero una nueva experiencia de realidad virtual ofrece un acceso sin precedentes al submarino de la Segunda Guerra Mundial, lo que permite a las personas usar YouTube para ‘zambullirse’ y verlo de cerca.

Todo lo que necesitan es un visor de realidad virtual, un teléfono inteligente o una tableta, y los restos del I-124 se pueden explorar con extraordinario detalle gracias a los arqueólogos marítimos.

Anticipándose al 80 aniversario, la Rama de Patrimonio del Gobierno del Territorio del Norte emprendió un proyecto conjunto con el Instituto Australiano de Ciencias Marinas (AIMS) del buque de investigación AIMS Solander para mapear los restos del naufragio utilizando equipos de detección remota de última generación en octubre 2021.

Luego, se encargó al Dr. John McCarthy, arqueólogo marítimo de la Universidad de Flinders, de crear una experiencia de buceo virtual para mostrar cómo se utilizan estos datos para comprender y monitorear este sitio, uno de los naufragios más importantes de Australia.

«A partir de nuestros datos, planos y fotografías históricas del barco, hemos creado una experiencia de buceo virtual en la que el video lleva al espectador a través del proceso de recopilación de datos y luego lo lleva a las profundidades para experimentar el naufragio de primera mano», dijo el Dr. McCarthy.

«El estudio arqueológico muestra que los restos del naufragio se encuentran en buenas condiciones, pero con algunos signos de degradación del casco exterior que requieren mayor investigación».

«Nuestro objetivo era crear una experiencia virtual realista con una reconstrucción digital precisa del submarino dada la importancia histórica del naufragio en Australia y Japón».

Los restos del naufragio se pueden encontrar a 65 km de la costa del puerto de Darwin.

Se considera un sitio muy importante del patrimonio compartido entre Australia y Japón, y el ex primer ministro japonés, Shinzo Abe, asistió a un servicio conmemorativo en Darwin en 2018 en honor a los soldados japoneses que murieron.

El Dr. McCarthy dijo que los desarrollos en tecnología virtual están haciendo posible finalmente explorar naufragios y paisajes sumergidos que antes estaban ocultos para el público en general.

El I-124 fue construido por Kawasaki Corporation en Kobe, Japón en 1926 y lanzado un año después, el 12 de diciembre de 1927.

naufragio segunda guerra mundial

Llevaba un armamento que incluía 12 torpedos, un cañón naval y 42 minas navales.

Habiendo entrado en servicio por primera vez durante la Segunda Guerra Sino-Japonesa en 1937, el I-124 se usó más tarde para tres patrullas durante la Segunda Guerra Mundial.

El primero vio al submarino colocar minas frente a la bahía de Manila en Filipinas en diciembre de 1941.

Siguió un segundo antes de que I-124 se perdiera en su tercera patrulla mientras colocaba minas frente a la costa de Darwin en el norte de Australia.

Un ataque fallido contra un petrolero estadounidense en la región por parte de un submarino hermano llevó a la marina australiana a enviar tres corbetas al lugar entre Darwin y la isla Bathurst.

Primero fue el HMAS Deloraine. El I-124 disparó un torpedo contra el buque de guerra, lo que llevó a la armada australiana a tomar represalias detonando docenas de cargas de profundidad en un ataque sostenido.

Esto llevó a que la I-124 sufriera daños irreparables y se hundiera en el fondo del mar en enero de 1942.

Los 80 miembros de la tripulación murieron en la batalla.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Japón fue el enemigo más feroz de Australia, lanzando bombas sobre Darwin durante 64 ataques aéreos entre febrero de 1942 y noviembre de 1943 que mataron a 252 soldados aliados y civiles.

El 19 de febrero de 1942, 188 aviones japoneses atacaron Darwin en dos ataques aéreos, matando a 235 personas, hiriendo a 400 y arrastrando a Australia a la guerra.

Fue el ataque individual más grande y destructivo jamás realizado por una potencia extranjera en Australia y provocó el peor número de muertos en la historia de la nación.

Treinta aviones fueron destruidos, 11 barcos fueron hundidos y muchas instalaciones civiles y militares también sufrieron graves daños.

Casi 2000 mujeres y niños ya habían sido evacuados antes de que comenzaran los bombardeos, pero hubo un pánico generalizado y aproximadamente la mitad de la población civil restante de Darwin huyó inmediatamente después.

Las incursiones fueron planeadas y dirigidas por el comandante responsable del ataque a Pearl Harbor diez semanas antes, el almirante Isoroku Yamamoto.

Un avión japonés se estrelló en la isla de Melville, al norte de Darwin, y su piloto fue capturado por un aborigen local. Fue el primer prisionero de guerra tomado en suelo australiano.

Los asaltos al norte de Australia continuaron durante los siguientes dos años, con más de 200 incursiones desde Exmouth en el oeste hasta Townsville en Queensland.

La ‘experiencia de buceo virtual’ está disponible en inglés y japonés en YouTube aquí.

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.