Fotógrafo captura a una jirafa haciendo ‘acrobacias’ para poder tomar agua

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La jirafa sedienta (y flexible) parece hacer las acrobacias más graciosas para poder llegar a tomar un poco de agua. Por suerte, esta situación tan llamativa quedó registrada.

El fotógrafo Steve Roos pudo ubicarse en el suelo a pocos metros frente al animal de largas extremidades para capturar el increíble momento.

Debido a su largo cuello, la jirafa tuvo que arrastrar torpemente las patas delanteras para bajar el cuerpo lo suficiente como para acercarse a la fuente de agua.

imagen jirafa3 1
SWNS

La jirafa, que mide alrededor de 4 metros, parece estar haciendo sentadillas con sus patas traseras para poder bajar la cabeza.

El macho adulto, que deambula libremente por la Reserva Natural de Zimanga en Kwazulu Natal, Sudáfrica, está tomando un trago de una presa hecha por el hombre que está diseñada para mezclarse con el medio ambiente.

imagen jirafa4 1
SWNS

La reserva de caza privada tiene alrededor de 10 pieles específicamente adaptadas para que los fotógrafos las saquen sin causar angustia en su hábitat natural, una de las cuales se utilizó para tomar estas fotos fantásticas.

Afortunadamente, las jirafas solo necesitan beber una vez cada pocos días, ya que pueden obtener la mayor parte de su agua de las plantas que comen.

Mirá más historias como esta en Intriper

View this post on Instagram

👋🏻🦒

A post shared by Intriper (@intriper) on

[Sudáfrica] Perro y jirafa huérfana bebé se hicieron amigos y ahora son inseparables

imagen image 4

Jazz, una jirafa bebé, y Hunter, un perro, se hicieron mejores amigos cuando se conocieron en un centro de rehabilitación de vida silvestre en Sudáfrica.

La situación parecía grave para una jirafa recién nacida, abandonada y rescatada hace una semana por trabajadores de vida silvestre en Sudáfrica. Jazz, salió de un coma y se recuperó de la salud bajo la atención de su nuevo mejor amigo Hunter, un perro guardián en el centro de rehabilitación de vida silvestre.

El sentimiento es mutuo. Hunter, que también colabora con los esfuerzos contra la caza furtiva, se ha “enamorado perdidamente” de Jazz, según una publicación de Facebook del centro encargado de Jazz, el Orfanato de rinocerontes en la provincia de Limpopo.

“Justo cuando pensábamos que no podría ser más lindo, dulce y conmovedor, esto sucedió”, escribió el centro sobre un video de la pareja acariciándose, agregando que el vínculo entre los animales es “asombroso”. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO