in

Fugitivo responde por Facebook a los policías que lo estaban buscando: “Calma, me voy a entregar”

En estos días, se suelen publicar en la página de Facebook de la policía imágenes de criminales buscados en las redes sociales, con el clásico cartel “Se busca”. Pero aquellos fugitivos que no quieren ser encontrados, claro que intentan evitar cualquier tipo de contacto y se mantendrán alejados de Facebook. Pero no Anthony Akers.

El Departamento de Policía de la ciudad estadounidense de Richland publicó en Facebook un ‘post’ solicitando cualquier información sobre Anthony Akers, un hombre de 38 años al que el Departamento de Correcciones del estado de Washington buscaba por incumplimiento de sentencia.

La sorpresa llegó cuando el tan buscado hombre decidió responder con un tono muy relajado: “Cálmense todos, me voy a entregar,” decía. Pero claro, tenía muchas cosas que hacer antes de pasar un mes tras las rejas.

La policía, sorprendida de que fuera tan bien, decidió seguirle el juego: “¡Ey, Anthony! Todavía no te hemos visto. Estamos abiertos de 8 de la mañana a 5 de la tarde de lunes a viernes. Por supuesto si necesitas que te recojamos, puedes llamarnos”.

Y no, la conversación todavía no había acabado:

Sin embargo, Akers tenía su excusa para no cumplir con los planes acordados de entregarse y explicó en un comentario su fracaso.

Finalmente, el hombre terminó cumpliendo su promesa y se entregó el martes, aunque no lo hizo sin pronunciar antes la última palabra: “Ya estoy aquí para nuestra cita, cariño”.

Escrito por Delfina Velarde

Soy un poco de todo. Por momentos escritora, cada tanto fotógrafa y desde siempre una exploradora. Viajar me ayuda a conocer quién soy. Seguí mi ruta de viaje en @travelersintranslation

Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

El agujero de la capa de ozono reduce su tamaño un 20%

Esta compañía se encarga de enviarle un pedo en un frasco a la persona que quieras