Giraffe Manor, el hotel en Kenia en el que podés desayunar entre jirafas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Nuestro safari por Kenia estaba llegando a su fin, pero antes quisimos pasar la última noche en un lugar que, desde que lo vimos en un video nos pareció un sueño: un santuario de jirafas. Este hotel se llama el Giraffe Manor y se encuentra situado a unos pocos kilómetros del centro de Nairobi.

Para tener una habitación aquí, primero debes hacer tu reserva con muchísimo tiempo de anticipación. Nosotros fuimos en noviembre y habíamos hecho la reserva en marzo. Ésta la podés hacer a través de The Safari Collection, y no es para nada barato; pero con un poco de esfuerzo, todo es posible.

Jirafas

Un lugar único!

Al llegar al hotel, fuimos recibidos por el staff, quien nos invitó a hacer el trámite del Check in en uno de los sillones del jardín. Allí nos dieron unos tips de seguridad y un recorrido por el lugar para después llevarnos a nuestra habitación. En este hotel, las habitaciones no tienen números, sino nombres, los cuales pertenecen uno a la fundadora de Giraffe manor, y los demás, a las jirafas que viven o han vivido ahí.

El edificio principal es una casa de estilo victoriana construida en 1930 que ha recibido varias remodelaciones y ahora cuenta con 2 edificaciones mas a modo de ampliación, todo, manteniendo el mismo estilo y el mismo nivel de lujo y confort.

Jirafas

All inclusive!

Una vez instalados, fuimos al jardín para la hora de comer. Giraffe Manor se maneja bajo el concepto de All Inclusive, y los horarios de desayuno, comida y cena son muy estrictos. El menú es delicioso, con los sabores perfectamente balanceados. Y para beber, podés encontrar lo que se te ocurra. Si por alguna extraña razón, no hay algún miembro del staff disponible, puedes acudir directamente tú y servirte lo que quieras de su muy completa cantina.

Jirafas

Después de comer decidimos ir al Giraffe Center, el cual es un lugar abierto a todo el público, en donde, después de pagar una cuota de admisión de USD$10, tienes acceso a convivir con las jirafas, alimentarlas y aprender un poco más sobre ellas. Abre de 9am a 5pm y esta al lado de la mansión.

Los huéspedes de Giraffe Manor tienen acceso libre cuantas veces quieran

DSCF1385

Al regresar, cerca de las 6pm al jardín nos encontramos con una serie de bocadillos, galletas, pasteles, thés, infusiones y vasijas con alimento para las jirafas, y es ahora, cuando las jirafas del Giraffe Center son solamente para nosotros.

Sobra decir lo divertido, hermoso y emocionante que es éste encuentro. Ed, la Jirafa macho es dócil y amable, puedes ponerte bajo de él y será muy cordial, no tanto asi Stacy, una hembra un poco enfadosa, con la cual debes tener cuidado de no ponerte a su lado porque puede dar cabezazos.

DSC01541

Durante el encuentro, las vasijas de alimento se llena una y otra vez. El personal del staff se encarga de ello, así también como de traerte una copa de vino, un café, mientras otro te toma muchas fotos.

Además de las jirafas hay una familia de facoqueros, quienes están muy pendientes de aquellos pedazos de comida que se caen. Eso sí, hay que tener cuidado porque si alguno de ellos o alguna jirafas invade la zona donde estamos parados, todos debemos entrar a la casa como medida de seguridad, ya que, aunque están acostumbrados al contacto humano, ambos, facoqueros y jirafas, son animales salvajes y pueden ser impredecibles.

Jirafas

Por la cena, cada mesa está designada según la habitación, y el salón de comida también está determinado por el edificio en el que estamos hospedados. Nuevamente la cena es deliciosa, ligera y completa. Los “hosts” nos preguntan a qué hora queremos que nos despierten y se despiden. No significa que tu también te tengas que ir a dormir ya, puedes pasar el tiempo que quieras en las áreas comunes de la casa. Y si, el bar sigue abierto.

El mismo personal se encarga de cerrar la red mosquitera y preparar la cama colocando bolsas de agua caliente en tu habitación. Nosotros pedimos que nos despierten a las 5 am, y puntualísimos, a esa hora tocan nuestra puerta. Apenas nos da tiempo de tomar un baño cuando al asomarnos por la ventana, ya se acercan las jirafas para recibir su desayuno, ahí mismo, a la ventana de tu cuarto.

DSC01579

Una vez terminada la vasija de alimento, bajamos a desayunar, y el convivio con ellas continúa con ellas metiendo la cabeza por las ventanas. El desayuno es del mismo nivel que las comidas anteriores, impecable! Luego, debemos subir a preparar las cosas para irnos. El horario de Check out es igual de estricto: a las 10am está listo el coche que nos retirará.

Hacemos una visita al “Gift shop” para comprar algún souvenir, tomamos unas cuantas fotos más y le damos un último vistazo a las jirafas, a la magnifica mansión y al muy amable personal del hotel. Solamente pasamos una noche aquí, pero la experiencia quedará en nuestra mente y corazones toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Bruce, el tiburón inspirado en la película 'Jaws', estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine

Bruce, el tiburón inspirado en la película ‘Jaws’, estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine

Bruce es uno de los cuatro tiburones que se hicieron para la película ‘Jaws’, conocida también en español como ‘Tiburón’. Su estructura pesa alrededor de 550 kilogramos y mide 7,6 metros de largo. Si bien la realidad es que este cuarto tiburón no aparece en la película, es el único que quedó de su producción.

Para la realización de la película de Steven Spielberg del año 1975 se construyeron tres tiburones mecánicos y los tres fueron destruidos luego de su filmación. Una vez que el film se convirtió en un éxito en las salas de cine, hicieron un cuarto tiburón que es el que será exhibido en la muestra del Museo de la Academia de Cine de Los Ángeles, California. Por quince años, Bruce estuvo disponible en Universal Studios Hollywood, donde las personas se acercaban a tomarse fotos y luego terminó en un vertedero. Estuvo allí por 25 años, hasta que Nathan Adlan, propietario del negocio de basura, lo donó al museo de Los Ángeles en 2016, según informó la agencia de noticias Associated Press.

Bruce, el tiburón inspirado en la película 'Jaws', estará en exhibición en el Museo de la Academia de Cine
Imagen vía AP

Finalmente, hace nada más y nada menos que 7 días, Bruce fue colgado sobre la escalera mecánica del Museo de la Academia de Cine, o Academy Museum of Motion Pictures. Esto solo fue posible luego de siete meses de trabajo de restauración por parte de Greg Nicotero, artista de efectos especiales y maquillaje que ha trabajo para series como The Walking Dead. Según informó la agencia de noticias, fue él mismo quien se ofreció a restaurarlo luego de ver la película.

Este trabajo no era menor, por supuesto, pero una vez restaurado lo complicado era ingresarlo al museo. Para eso, debieron trasladarlo en una plataforma de más de 21 metros y con la ayuda de ingenieros, obreros y manipuladores de arte lograron ingresarlo al salón, habiéndole sacado primero las aletas a Bruce. “Una de las cosas maravillosos de ser el Museo de la Academia de Cine es que tenemos acceso a miembros de la Academia de todas las áreas de la industria”, declaró Bill Kramer, director del museo.

Bruce, junto a las otras muestras disponibles en el museo, podrá ser disfrutado a partir del 30 de Abril del año próximo, que es cuando la institución abrirá sus puertas según informó el sitio USA Today. “Planeamos tener a Bruce recibiendo a nuestros visitantes tanto tiempo como sea posible”, agregó Kramer.

Para más noticias como esta ¡síguenos en Instagram!

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO