Habitantes de Holbox piden seguir aislados y no abrirse al turismo aún

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Mientras que Cancún quiere abrirse al turismo a partir de junio, o al menos ese es el objetivo de los hoteleros de Cancún (Quintana Roo, México), Holbox, uno de los destinos vecinos y muy visitado por quienes se hospedan en Cancún, Riviera Maya y Playa del Carmen, se opone al regreso de la actividad.

Habitantes de la isla Holbox, al norte de Cancún, enviaron una carta firmada por 200 pobladores al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, pidiendo restricciones de acceso de turistas ante el riesgo de contagio de coronavirus que ven para los residentes de una isla que no ha tenido ni un caso de covid-19 y que carece “de un hospital a la altura”

“Estaríamos indefensos totalmente, sobre todo porque prescindimos de un hospital a la altura”,

exponen, y detallan que la clínica del lugar no está acondicionada para recibir pacientes infectados con el virus Sars-Cov-2, pues no cuenta con equipo ni personal médico capacitado

“Los médicos, cuando están aquí, son pasantes sin experiencia. Para casos extremos estaríamos sin atención y aislados de cualquier centro de población importante”, dicen, y piden como mínimo “un ventilador, al menos 10 camas aptas, los medicamentos y equipos, así como accesorios de cuidado personal”.

“Nos costó meses estar encerrados y proteger a nuestra población y no queremos que una persona eche a perder el sacrificio de tanto tiempo. Un solo caso contaminaría toda la isla”, afirman en la citada carta que recoge Sispe, mientras el destino se prepara para recibir turistas a partir de la segunda semana de junio.

Cancún ve un regreso cercano de la mano de certificados Covid Free para hoteles, restaurantes y parques, al igual que una apuesta fuerte con promociones y 2×1 para los primeros visitantes que regresen a este destino del caribe mexicano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Estudiantes universitarios de la Universidad de Viena están utilizando una iglesia del siglo XIX como salón de clases

En la Universidad de Viena, algunos estudiantes no van a la biblioteca. En cambio, toman su computadora portátil para estudiar en la Votivkirche, o Iglesia Votiva del siglo XIX, en Viena, Austria.

Allí, los estudiantes estudian mientras la luz del sol fluye a través de las vidrieras. Se sientan en bancos y sintonizan conferencias en línea. Los compañeros de clase discuten temas en un contexto de estilo neogótico.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Universidad de Viena
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Con las precauciones establecidas, muchas universidades austriacas han decidido dar la bienvenida a los estudiantes al campus. Pero la Universidad de Austria necesitaba encontrar más espacio para que sus casi 90.000 estudiantes estudiaran, por lo que alquiló una iglesia.

Desde la oración hasta la tarea de psicología, la Iglesia Votiva en Viena ahora da la bienvenida a los feligreses y estudiantes a su espacioso edificio.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images Universidad de Viena
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

La Universidad de Viena, que inició su trimestre de invierno el 1 de octubre, le ofrece a sus estudiantes acceso a Wi-Fi para completar tareas y conferencias en línea desde el interior de la iglesia.

Su plan de reapertura incluía clases presenciales y en línea; sin embargo, las clases presenciales tendrían una capacidad limitada y se priorizaría a los estudiantes de primer año, según el sitio web de la universidad. Dentro de las salas de conferencias, se marcarán los asientos donde los estudiantes pueden y no pueden sentarse.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Los estudiantes universitarios ahora tienen acceso a la iglesia de 9 a.m. a 6 p.m. todos los días de la semana. Según Vienna ORF, una emisora ​​austriaca, decenas de estudiantes utilizan el espacio todos los días.

Según la ORF de Viena, la universidad alquila la iglesia hasta octubre. Dependiendo de su éxito, la universidad seguirá alquilando la iglesia.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

En este momento, Austria tiene poco más de 56.000 casos confirmados de coronavirus, según el panel COVID-19 de Johns Hopkins.

Dado que las escuelas de toda Europa dan la bienvenida a los estudiantes, el aula se ve ligeramente diferente. Algunas escuelas han trasladado las clases al exterior, mientras que otras han cambiado a una plataforma virtual.

¿Una iglesia con Wi-Fi?

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

La iglesia, que data del siglo XIX, inicialmente no tenía Wi-Fi, por lo que la universidad ayudó a conectarla al sistema de fibra óptica de la escuela.

Además de agregar Wi-Fi, la universidad también instaló estaciones de desinfectante de manos y un baño portátil para los estudiantes.

En el corazón de Austria, turistas y lugareños pasean por la ciudad y exploran edificios emblemáticos. Una parada común es la Iglesia Votiva, que es la segunda iglesia más grande de la ciudad. Está abierta al público cuando no está siendo utilizada por los estudiantes.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO