Increíble: Padre imprimió en 3D un Lamborghini para su hijo y la firma italiana le obsequió uno real

Diseño sin título - 2019-12-26T114103.865
Editora / Travel Content Editor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Ocurrió en Erie, Colorado, Estados Unidos. Allí, un padre de nombre Sterling Backus decidió cumplir el sueño de su hijo Xander, de 12 años.

El pequeño, fanático del extravagante modelo italiano, siempre ha deseado tener un auto Lamborghini, sin embargo, durante muuucho tiempo sólo tuvo que conformarse con pilotear este auto en los videojuegos de carreras.

Claro que acceder a tener un Lamborghini no es nada fácil. Por tal motivo, el padre se dedicó a recrear un Lamborghini en máquinas impresoras 3D. Tal decisión tampoco resultaba algo sencillo. Ambos se dispusieron a iniciar el proyecto en el garage de su casa, y luego de un trabajo de dos años han dado por finalizado la creación del famoso auto italiano en 3D.

Enterado de este fanatismo del niño por los modelos de su empresa, tanto padre como hijo fueron elegidos para recrear el video de Navidad de 2019 de la empresa:

Como si fuera poco, aún falta lo mejor: la marca italiana recompensó al amor y ternura que les había generado este acto haciendo entrega de un gran y sorprendente regalo. Así fue como, unos días antes de Nochebuena, la empresa decidió sorprender a esta familia y cambió en plena noche su réplica en 3D por un Aventador S negro para que pudieran disfrutarlo durante algunos días.

Visitó una concesionaria y su hija de 3 años rayó 10 autos de alta gama: deberán pagar más de US$30.000 por daños

Imagen Dise%C3%B1O Sin T%C3%Adtulo 2019 12 20T091613.755

Hay planes o actividades para hacer en familia y hay tantos otros para aprovechar a tomarse un tiempo a solas. Este es uno de esos casos. Sobre todo por si no quieres sufrir las consecuencias en caso de que algo se salga de lugar.

Sin dudas, también son aprendizajes que se adquieren todo el tiempo. Y en especial luego de experimentar algún evento desafortunado. Así es como sucedió con un hombre que visitó un concecionario de automóviles en plan de acompañar a un amigo a mirar autos.

Hasta el momento nada parece inusual o alarmante. Lo cierto es que omitió un pequeño detalle: fue acompañado por su hija de 3 años. Y, a veces, los planes en lugares donde hay objetos de gran valor con niños presentes puede ser un peligro. Y así fue: la menor rayó 10 autos con una piedrita. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más historias asombrosas como estas, ¡síguenos en Instagram!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *