Indonesia: descubrieron una pintura en la pared de una cueva que tiene 44.000 años de antigüedad

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

El arte encontrado en la cueva indonesia parece mostrar a un búfalo siendo cazado por criaturas parcialmente humanas y animales sosteniendo lanzas y posiblemente cuerdas.

Algunos investigadores piensan que la escena podría ser la historia más antigua registrada del mundo.

Los hallazgos fueron presentados en la revista Nature por arqueólogos de la Universidad Griffith en Brisbane, Australia.

Adam Brumm, un arqueólogo de Griffith, vio las fotos por primera vez hace dos años, después de que un colega en Indonesia realizó una excursión para llegar al pasaje de la cueva.

El dibujo indonesio no es el más antiguo del mundo. El año pasado, los científicos dijeron que encontraron “el dibujo más antiguo de la humanidad” en un fragmento de roca en Sudáfrica, con una antigüedad de 73.000 años.

Los dibujos fueron encontrados en una cueva llamada Leang Bulu’Sipong 4 en el sur de Sulawesi, una isla indonesia al este de Borneo.

El panel tiene casi cinco metros de ancho y parece mostrar un tipo de búfalo llamado anoa, además de los cerdos salvajes que se encuentran en Sulawesi.

Junto a ellos hay figuras más pequeñas que parecen humanas, pero también tienen características animales como colas y hocicos.

En una sección, un anoa está flanqueado por varias figuras que sostienen lanzas.

“Nunca había visto algo así antes”, dijo Brumm. “Quiero decir, hemos visto cientos de sitios de arte rupestre en esta región, pero nunca hemos visto algo así como una escena de caza”.

Sin embargo, otros investigadores han cuestionado si el panel representa una sola historia, y dicen que podría ser una serie de imágenes pintadas durante un período más largo.

Seguinos en Instagram para conocer más noticias como esta

Encontraron a un prófugo que estuvo escondido en una cueva remota por 17 años

Un hombre se escapó de la policía hace 17 años. No dejó rastro y nunca lo pudieron volver a localizar… ¡hasta ahora!

Song Jiang, de 63 años, salió de prisión en 2002 después de ser encarcelado por cargos de trata de personas y desde entonces había eludido a la policía, informó el lunes el New Zealand Herald.

Los policías finalmente encontraron algunas pistas a principios de este mes en las montañas, detrás de su ciudad natal, en la provincia de Yunnan, después de que decidieron retomar algunos casos viejos.

Un drone de la policía registró un pedazo de acero azul entre los árboles en el bosque. Lo acercaron más y vieron que había basura y escombros alrededor de la entrada de una pequeña cueva, dijo el Herald. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ ESTO TE PUEDA INTERESAR