Una ciudad de Inglaterra canceló su show de fuegos artificiales de Año Nuevo para no molestar a una morsa

morsa-festejos-de-año-nuevo-1
Editora / Travel Content Editor
4.2/5 - (8 votos)

Insólito pero ejemplar: así podríamos describir el accionar de una pequeña localidad de Inglaterra que debió frustrar sus festejos pirotécnicos por la llegada del 2023 ante la presencia de un ejemplar en sus orillas.

Las autoridades de la ciudad británica de Scarborough se vieron obligadas a cancelar este sábado por la noche el espectáculo pirotécnico con motivo de Año Nuevo. Según reportaron medios locales, la razón por la cual tomaron tal decisión involucra a una morsa ártica, conocida como Thor, que había llegado al puerto de Scarborough en las últimas horas.

La recomendación fue realizada por un centro local especializado en cuidado de animales. ”Hemos tomado la decisión de cancelar el espectáculo de fuegos artificiales de Nochevieja por consejo de British Divers Marine Life Rescue (BDMLR), debido a la llegada de la morsa Thor al puerto”, menciono para la prensa un portavoz del Ayuntamiento de Scarborough.

«Estamos realmente decepcionados porque tuvimos que cancelar fuegos artificiales, pero el bienestar de la morsa debe tener prioridad«, constató el alcalde de la ciudad, Steve Siddons. Al parecer, la morsa se encontraba durmiendo y los efectos del show de pirotecnia previsto para festejar el inicio de un nuevo año podrían haber ocasionado cierto estrés y angustia en el animal.

Una Ciudad De Inglaterra Canceló Su Show De Fuegos Artificiales De Año Nuevo Para No Molestar A Una Morsa
Una ciudad de Inglaterra canceló su show de fuegos artificiales de Año Nuevo ante la llegada de una morsa ártica a sus tierras
Image Inglaterra Morsa Festejos De Ano Nuevo 1 1
Foto: SWpix.Com/ Will Palmer

“Es extremadamente raro que una morsa ártica desembarque en la costa de Yorkshire. La criatura necesita tiempo para descansar y recuperarse antes de continuar su viaje. Si bien existe un interés comprensible en la criatura, pedimos que se la deje en paz y que no se la moleste”, concluyó el coordinador del área de Yorkshire.

Se trata de una localidad que ronda los 50.000 habitantes, muchos de los cuales podrían haberse sentido molestos ante la decisión de suspender los multitudinarios festejos de Año Nuevo. La ciudad está precisamente situada en la costa del mar del Norte en Yorkshire, Inglaterra. La parte moderna del pueblo se sitúa a una altura entre 30 a 70 metros, mientras que la parte antigua del pueblo, junto al puerto y protegida por un rocoso cabo, se encuentra al nivel del mar.

4.2/5 - (8 votos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *