Insólito: Un atleta argentino corrió una maratón de 42 km dando 1.600 vueltas en su departamento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Wowww. Vaya manera de no interrumpir con las actividades rutinarias y aprovechar el aislamiento.

Este hombre argentino, abogado de profesión y atleta por vocación, llamado Joe Uriburu ha sido reconocido por una insólita hazaña en tiempos de confimaniento y distanciamiento social.

Y es que se trata ni más ni menos que de un récord marcado con una actividad que debió transformar debido a la imposibilidad de salir a la calle: el running. Joe armó un increíble circuito en su departamento para seguir corriendo a pesar de las limitaciones impuestas durante este contexto de pandemia.

Así fue como Joe diseñó un circuito en su departamento situado en Barrancas de Belgrano, ciudad de Buenos Aires. En la misma vivienda convive con su esposa Agustina y sus hijos Joaquín y Jacinta, pero aquello no fue obstáculo para armar un circuito que le permitiera correr como si estuviera en una maratón.

Para iniciar en el recorrido, comenzó completando 10 kilómetros para luego pasar a los 21 kilómetros y finalmente sumar los 42 kilómetros habituales en una maratón al aire libre.

“Me armé un circuito de 26 metros, tuve que dar 1600 vueltas al departamento. Corrí entre el balcón y el living, entraba por una puerta y salía por la otra”

Joe Uriburu en diálogo con el portal web minuto.com

El tiempo en el que transcurrió su actividad física fue de 3 horas y 48 minutos. Al respecto, Joe agregó: Más de 40 minutos sobre mi tiempo habitual, fue complicado pero fue una sensación muy linda.

Viral: Así es como una azafata realiza “home office” durante la cuarentena por coronavirus

Con una divertida parodia sobre cómo sería la recreación de las funciones rutinarias de la actividad laboral de una azafata, esta mujer muestra cómo el aislamiento social la ha obligado a cambiar el avión por las instalaciones de su casa.

La protagonista de este episodio viral es Kristen, una azafata miembro de la tripulación de la aerolínea canadiense Westjet. Por los consecuentes efectos negativos de la propagación del coronavirus, muchas aerolíneas se han visto en la obligación de reducir sus vuelos en rutas internacionales o incluso suspender temporalmente absolutamente todas sus conexiones.

En efecto, Kristen se ha visto obligada a quedarse en su casa, pero con una contra: a pesar de que en este contexto mucho se ha hablado del teletrabajo o trabajo remoto, sus tareas diarias no son adaptables al ‘home office’.

Aunque con un poco de ingenio eso puede variar: Kristen decidió compartir este vídeo a través del cual muestra cómo es que sobrevive a la cuarentena en compañía de su esposo Wes. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más curiosidades como estas, ¡síguenos en Instagram!

Ver esta publicación en Instagram

Complicado el home office hoy 🤷🏻‍♂️

Una publicación compartida por Intriper (@intriper) el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
Tortugas marinas bebés

Tortugas marinas bebés van al mar por primera vez en las playas de Bali

Más de diez mil tortugas bebés fueron liberadas en el mar de la isla de Bali, Indonesia. El hecho se encuentra dentro de los intentos conservacionistas para aumentar la población de una especie vulnerable y, también, para promover la protección del medio ambiente.

Las tortugas llegaron a la playa de Gianyar, Bali, gracias a diferentes grupos ambientalistas que las trasladaron en cajas. Para liberarlas, se contó con la ayuda de gente local y voluntarios que se alinearon en la arena para poder hacerlo al mismo tiempo.

tortugas

Las pequeñas tortugas, con tan solo unos centímetros de largo, reptaban sobre la arena hasta acercarse al agua, según informa Reuters.

Una de las voluntarias, Jessica Lieberman declaró que “Es realmente emocionante ver que todas estas tortugas son liberadas en la naturaleza”. Además, expresó su deseo de que sobrevivan.

Tortugas marinas, especie vulnerable

Las Olive Ridley son consideradas vulnerables, aunque se encuentren entre las tortugas marinas más abundantes, porque son pocos los lugares donde anidan.

Como adultas pesan entre 34 y 50 kilogramos, y deben crecer hasta 60 o 70 centímetros de largo.

tortugas

En los últimos años, la población de tortugas marina disminuyó debido a la caza, la captura en artes de pesca, la pérdida de sitios de anidación y la sobreexplotación de sus huevos.

Flavianus Erwin Putranto es uno de los voluntarios de conservación y dijo que si bien los huevos aparecen en menos lugares en Bali que antes, los programas para su protección tienen éxito. Todavía pueden recolectarlos para salvarlos. Esto les permite incubarlas y liberarlas, tal como hicieron esta vez.

Importancia y amenazas

Las tortugas marinas son una conexión fundamental con los ecosistemas marinos ya que ayudan a mantener la salud de los lechos de pastos marinos y los arrecifes. Representan a un grupo de reptiles que se encuentran en nuestro planeta desde 100 millos de años.

Además, tienen la capacidad de compensar las altas tasas de mortalidad ya que pueden poner más de 150 huevos por nido y anidar varias veces en cada estación.

Según la ONG WWF, entre las principales amenazas que enfrenta esta especie se encuentran las siguientes:

  • Caza furtiva y consumo directo: sus huevos son considerados afrodisíacos en algunos países, por lo que su casa y recolección para consumo es una de las causas de la reducción de sus poblaciones.
  • Pesca incidental: miles de ellas quedan atrapadas en plumas de arrastre, anzuelos de los palangres y en redes de pesca que les impiden llegar a la superficie para respirar.
  • Comercio ilegal: la demanda de caparazones como de productos fabricados con cuero de tortugas incrementan la amenaza.
  • Cambio Climático: teniendo en cuenta que la determinación del sexo depende de la temperatura, el calentamiento global y cambio de temperatura incrementa el riesgo de una inestabilidad en la composición de las poblaciones.
  • Basura y contaminación marinas: pueden confundir objetos de plástico que se encuentran en el mar con alimento y se asfixian intentando comerlos. Además, la basura en las playas puede atrapar a las crías y evitar que lleguen al mar.
  • Urbanización costera y pérdida de hábitats para anidar y buscar alimentación: las luces del tráfico y edificios atraen a las crías y las desorientan. Además, el tránsito en proyectos de restauración de playas destruye áreas de alimentación cercanas a la orilla y las playas donde estas tortugas anidan.

¡Seguinos en Instagram para más historias como esta!

View this post on Instagram

Excelenteee ♥️🙏🏻

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO