10 razones por las que no puedes dejar de visitar la Isla del Coco en Costa Rica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La Isla del Coco está rodeada por las mareas del Océano Pacífico y pertenece a Costa Rica, que ha legislado para mantenerla como un Parque Nacional desde hace 40 años. Fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco y es una de las mecas más emblemáticas para conocer cómo era el mar y la tierra hace cientos de años.

Cientos de viajeros la visitan cada año. Eso si, es prácticamente un requisito para cualquier turista contar con licencia de buceo para vivir la experiencia a sus anchas.

Este escenario natural ha servido de inspiración para muchos exploradores y hasta piratas, quienes han compartido su experiencia a través de libros y películas. Las rocas se convirtieron en testigos de estos estos exploradores, quienes han perpetuado sobre ellas sus huellas y experiencias.

Llegar hasta ella no es fácil, pero merece la pena el esfuerzo. El viaje desde la costa pacífica de Costa Rica puede extenderse por 40 horas. Los paquetes que se ofrecen ya incluyen la alimentación y el hospedaje en un camarote sobre el barco, ya que en la isla no se encuentran hoteles ni servicios.

Aquí, los amantes del buceo se darán gusto explorando la riqueza marina y las especies que ahí habitan quienes componen un lienzo natural para complacer a los amantes de los paisajes exóticos y únicos.

North Coast from the plane to Coco Key

¿Necesitas otra razón para visitar la Isla del Coco? Aquí te damos 10 más:

1. Tras visitar este paraíso en 1976 a bordo de su nave Calypso, Jacques Cousteu, dijo que “es la isla más bella del mundo”. Tanto así, que decidió inmortalizar esta frase en una piedra que aún se encuentra en bahía Chatham, junto con otras que datan de más de 500 años de historia humana en la isla.

2. Es el cuarto lugar marino más prístino en el mundo, precisamente por haber sido
declarado parque Nacional por el Gobierno de Costa Rica desde hace 40 años, lo cual le permite a cada especie crecer de forma segura hasta alcanzar su tamaño máximo convirtiéndolo en uno de los pocos lugares con esta cualidad.

3. Tiene más de 200 cataratas y la mayoría caen a la orilla del mar, generando un paisaje único que seduce a los fotógrafos que viajan desde todas partes del mundo para visitar la isla.

El escenario lo complementan acantilados de hasta 183 metros con gran número de cuevas submarinas que se mezclan con el azul turquesa del mar para dar un paisaje único. De hecho, cuenta la leyenda, que en algunas de las cuevas se oculta un tesoro pirata con monedas de oro y plata, diamantes, joyas y una enorme estatua dorada de la virgen, ya que en los siglos XVII y XVIII fue refugio de piratas y corsarios de la América Española.

4. El mar rodeando la isla hospeda a una gran cantidad de especies de colores inesperados (y un 3% de ellas son endémicas). La variedad de colores puede significar que la especie es venenosa y no se debe tocar, pero también, el color les funciona como camuflaje para esconderse de sus depredadores y les permite identificarse como parte de la misma especie.

5. Sus aguas hospedan la mayor cantidad de especies de todo el Pacifico Tropical Oriental, la fauna marina gigante y diminuta, que va desde ballenas hasta crustáceos casi microscópicos y grandes extensiones de coral. Aquí, los tiburones de aleta blanca, los tiburones martillo, los atunes, los peces loro, las mantas y los jureles son asiduos habitantes del mar de la zona.

6. Las nubes la pueden cubrir en minutos, porque tiene el bosque nuboso de menor altura en el mundo, a tan solo 300 mts. Además, por año se registran unos 7000 mm de lluvia, lo que garantiza una vegetación frondosa y verde,

7. El 35% de las especies terrestres son endémicas, el porcentaje más alto de todo el país. Por tratarse de un volcán que al surgir de las profundidades del mar tardó miles de años en enfriarse, su poblamiento fue paulatino y eventual, lleno de especies que accidentalmente llegaron asidas a troncos, en las patas de las aves migratorias y hasta en enjambres de arañas, que planearon kilómetros por el cielo transportadas por sus telas que inspiran parapentes.

8. Es el Parque Nacional más grande de Costa Rica, y el volcán más alto de la cordillera más extensa del país. Cuando Costa Rica sumó esta isla a su territorio, la extensión del país se duplicó, ya que agregó 250.000 Km2 de territorio marino.

9. En sus aguas se refugia una de las mayores concentraciones de tiburones martillo en el mundo, lo cual permite una fácil observación de esta especie para los buzos. Esos animales pueden resultar tímidos con los visitantes, pero su curiosidad hace que se acerquen a interactuar con los exploradores.

10.  Además, cómo no la va a querer conocer, si esta es la isla que inspiró Jurassic Park. De hecho, el autor de la novela, Michael Crichton, escribió parte del libro en el islote que también aparece en la primera parte de la secuela de la película.

Una respuesta

  1. Costa Rica, pura vida! No conoci la isla del Coco, pero si todo el pais, de arriba a abajo. Vivi alli muchos años. Tienen un gran tesoro en su naturaleza. Tienen de todo en un pequeño pais, y muy bello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

Diseñan una línea de cascos acolchados de alta costura para que los perros puedan disfrutar una siesta en cualquier lugar

Se trata de una peculiar iniciativa diseñada y llevada a cabo por Rajeev Basu, un director creativo residente en Nueva York, que ha incursionado en el mundo de la indumentaria canina a partir del lanzamiento de una gama de cascos de alta costura hechos a mano. 

Así, Rajeev propuso una línea de diferentes cascos bastante llamativos para acompañar a los perros en sus mejores momentos de esparcimiento y siesta, garantizando que siempre se sientan cómodos y calentitos.

Estos cascos irreverentes han sido creados como parte de un proyecto llamado ‘Entre dos siestas’, que está lanzando productos experimentales para el mejor amigo del hombre inspirados en cuánto duermen. Al parecer, esta iniciativa está inspirado en Remy, un cachorro muy somnoliento que Rajeev Basu adoptó hace un año: “No tenía idea de que los perros durmieran tanto. Creo que remy lo ha asumido de forma competitiva” expresó al respecto. 

Como chiweenie, su mascota mezcla entre un perro salchicha y un chihuahua, se resfría fácilmente, Rajeev se dispuso a comprarle abrigos pero pronto descubrió que la ropa diseñada para perros tiende a ser un poco cursi o “básica”.

 “Me preguntaba si podría hacer algo un poco más interesante, irreverente y con una estética más nítida. Soy un gran admirador de marcas como OAMC, craig green, raf simons y las primeras maison margiela”

Rajeev Basu

De esta manera fue como surgieron los siguientes cascos acolchados y suaves con plumón alternativo, que utilizan piezas japonesas y tejidos de lujo de Francia e Italia para su confección. Los cascos están diseñados para mantener a los perros calientes y listos para la siesta, cualquiera sea el lugar en el que estén. 

Diseñan una línea de cascos acolchados de alta costura para que los perros puedan disfrutar una siesta en cualquier lugar
Diseñan una línea de cascos acolchados de alta costura para que los perros puedan disfrutar una siesta en cualquier lugar
cascos acolchados

Cada uno de los cascos es modelo único y están hechos a mano en Nueva York: “Solo hacemos uno de cada casco, ambos para mantenerlos especiales y para que podamos centrarnos en generar nuevas ideas”. Por lo pronto, el director creativo devenido en diseñador canino ha anunciado que se lanzarán nuevas colecciones en los próximos meses. 

Las piezas seguirán siendo únicas o de tiradas muy pequeñas, para los interesados en conocer más en detalle sobre este proyecto pueden seguirlo a través de Instagram y a través de este sitio web.

Si quieres conocer más curiosidades como esta, ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

🙏🏻💕

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Una respuesta

  1. Costa Rica, pura vida! No conoci la isla del Coco, pero si todo el pais, de arriba a abajo. Vivi alli muchos años. Tienen un gran tesoro en su naturaleza. Tienen de todo en un pequeño pais, y muy bello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO