in

Islandia no cazará ballenas este verano por primera vez en 17 años

Por primera vez desde 2003, en Islandia no habrá cazará ballenas este verano debido a la falta de demanda de carne.

Como informó el canal de televisión islandés RÚV, no solo se aplica a las ballenas de aleta, que están en peligro de extinción, sino también a las ballenas minke.

La última compañía en el país que aún caza ballenas de aleta, Hvalur HF., informó que no cazará animales este verano porque obtuvo su permiso demasiado tarde.

The killer whale - Iceland - Travel photography

El director general de la empresa ballenera IP Útgerð, Gunnar Bergmann Jónsson, dijo que su compañía se centraría en los pepinos de mar.

Sin embargo, algunos kilos de la carne de ballena minke se importarán de Noruega, para satisfacer la pequeña demanda que todavía hay en Islandia.

Lamentablemente, es probable que la caza de la ballena minke comience nuevamente en la primavera del próximo año.

Islandia tiene una de las “aguas más limpias y con mejor sabor del mundo” e invita a los turistas a dejar de comprar botellas

Islandia ha lanzado una peculiar campaña para reducir la cantidad de residuos plásticos producidos por los turistas en la isla. Han decidido otorgar una marca de lujo al agua del grifo de Islandia. La marca, Kranavatn, que se traduce como “agua del grifo”, se ofrecerá como una nueva bebida de lujo en el aeropuerto de Islandia, así como en bares, restaurantes y hoteles a partir de mediados de junio para promover un turismo responsable y sin plásticos, publica euronews. Continuar leyendo…

Escrito por Claudia Franco Alcántara

Mexicana en Argentina, lo mejor de los dos mundos. Viajera. Aventurera. Amo recorrer el mundo. Positiva ante todo. Live, Laugh & Love.

Qué piensas?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Usuarios de Twitter critican a un pasajero por usar los pies para utilizar la pantalla

Fue atrapado con más de 33.000 dólares en cocaína debajo de su peluquín