Las islas del hotspot de Tailandia comienzan a abrirse nuevamente a viajeros extranjeros: cuáles y cómo pueden visitarse

Phuket, Tailandia, se prepara para poder recibir turistas vacunados a partir de Julio
Editora / Travel Content Editor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
¡Valora esto!

La reapertura gradual es parte de una estrategia más amplia del gobierno tailandés para reabrir sus fronteras a los visitantes completamente vacunados sin cuarentena a mediados de octubre y mejorar su debilitada economía turística. En esta oportunidad, ingresar al país como viajero significa que se deberán seguir un conjunto estricto de pautas. Mientras esperan las alucinantes islas del hotspot de Tailandia por su reapertura, es cierto que ingresar al país no es tan fácil como solía ser. En este post te contamos todo lo que tienes que saber.

Desafortunadamente, el impulso a la reactivación de la actividad turística se produce cuando el país está experimentando su tercera ola de casos de virus, con al menos 17.000 nuevos casos de virus al día y más de cien muertes en las últimas semanas. Aproximadamente el seis por ciento de la población ha sido completamente vacunada, muy por debajo de los niveles de muchos países occidentales.

Debido a esto, los viajeros primero deberán estar completamente vacunado contra COVID-19 si desean experimentar cualquiera de los proyectos de reapertura de Phuket y Koh Samui y poder probarlo al menos con una tarjeta de vacunación. También deberán reservar vuelos de regreso y un seguro COVID-19 con una cobertura específica. Para más información sobre el seguro y las opciones de compra que están disponibles encontrarán con precisión toda la data a través del sitio web de la Embajada de Tailandia

Las Islas Del Hotspot De Tailandia Comienzan A Abrirse Nuevamente A Viajeros Extranjeros: Cuáles Y Cómo Pueden Visitarse
Las islas del hotspot de Tailandia comienzan a abrirse nuevamente a viajeros extranjeros: cuáles y cómo pueden visitarse | Photo by Mike Swigunski on Unsplash

Por ejemplo, un viajero estadounidense promedio que visite Tailandia durante 30 días puede esperar pagar alrededor de $ 130 por este seguro. Además, deberá proporcionar una prueba de PCR negativa 72 horas antes de la llegada y obtener un Certificado de entrada (COE) antes de dirigirse a sus vacaciones, llenando este formulario proporcionado por el gobierno tailandés.

Por cierto, una vez en el país, es obligatorio alojarse en un hotel aprobado por la Administración de Seguridad y Salud (SHA). Una desventaja frente a esto es que los viajeros de bajo presupuesto, los albergues y las casas de huéspedes no están disponibles para una estadía inicial, aún así el gobierno ha facilitado la búsqueda y la visualización de los hoteles correspondientes a través de su portal oficial. Para ser más precisos, la autoridad de turismo de Tailandia también publicó una lista de hoteles en Koh Samui que están abiertos a los viajeros.

Phuket
Imagen vía AP

Como si fuera poco, los viajeros también deben dar negativo en la prueba de COVID-19 al menos tres veces durante 14 días antes de salir de las islas para aventurarse en otros lugares de Tailandia. El programa Phuket Sandbox le permite viajar por toda la isla una vez que haya proporcionado su primera prueba negativa a su llegada. Pero para aquellos viajeros que se quedan en Koh Samui, deben permanecer dentro de las áreas designadas durante las primeras siete noches, aunque hay algunos recorridos disponibles para que al menos pueda salir del hotel y hacer turismo. Luego, los viajeros tienen la opción de subirse y permanecer en Koh Phangan o Koh Tao durante los siete días restantes.

En cuanto a los lugares para visitar, Phuket es el más fácil de visitar incluso en horarios normales y un destino que se adapta a todo tipo de viajeros durante todo el año. Esto se debe también a que el gobierno tailandés lo convirtió en la prioridad número uno para su plan de reapertura y, hasta ahora, ha sido un éxito. Con sus playas chispeantes, paisajes verdes, modernos centros comerciales y una vibrante vida nocturna, la isla tiene un poco de todo y para todos los gustos.

Si bien actualmente en Phuket no todo está abierto y disponible para acceso de viajeros, entre las alternativas posibles se destacan ir a la playa y a los mercados. También puedes nadar en Patong Beach, visitar el Gran Buda o comer la tentadora cocina tailandesa en uno de los muchos mercados de la isla. 

Por su parte, Koh Samui, la segunda isla más grande de Tailandia y un punto de acceso popular tanto para expatriados como para visitantes, también se encuentra en recuperación de la actividad. Las asombrosas rocas calizas del Parque Nacional Marino Ang Thong permanecen rodeadas por un mar azul maravilloso, con mucha menos gente allí para presenciar el espectáculo. 

Además, la playa de Chaweng no está ocupada como antes, pero sigue siendo igualmente hermosa. Y si quieres algo más rústico, los que trabajan en Fishermans Village estarán felices de verte, desde los restaurantes junto a la playa hasta los vendedores ambulantes. La Autoridad de Turismo de Tailandia publicó esta lista de pautas para visitar Koh Samui.

Otra cosa para hacer en uno de los «puntos calientes» del turismo en Tailandia, es visitar la popular isla de buceo de Koh Tao, con una gran oportunidad de ver lo que hay debajo de sus aguas azul cielo. Koh Tao siempre ha sido una isla liderada por la comunidad, pero con el turismo internacional cerrado durante más de un año, como otras islas tailandesas, las empresas se han resentido. Nicky Simmons, quien dirige Summer Guesthouse en la isla, dijo que el ambiente es más tranquilo, aunque espera que lleguen nuevos recién llegados pronto.

Antes de la pandemia, Koh Phangan era conocido por una cosa: la Fiesta de la Luna Llena. Pero hoy, se han ido los miles de juerguistas borrachos que se embarcarían en la playa de Haad Rin para escuchar techno cursi y chocar entre sí mientras estaban cubiertos de pintura fluorescente. Hoy, Haad Rin, como muchas playas de Tailandia, se ha beneficiado de un restablecimiento natural. Incluso el agua es de color azul celeste, algo que no han conocido muchos visitantes a lo largo de los años. Sin dudas, un gran plus para aprovechar la estadía en la isla en estos tiempos.

¡Valora esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *