Israel anuncia apertura parcial de fronteras y ofrece una pulsera electrónica para evitar las cuarentenas a las personas que arriben al país

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

De continuarse el registro de una baja en los contagios de Covid-19 por el avance en la vacunación según han informado autoridades de salud, Israel podría abrir de manera parcial sus fronteras a partir del próximo 7 de marzo. En paralelo, se ha presentado un dispositivo tecnológico para que aquellos pasajeros internacionales que ingresen al país puedan usarlo a fines de evitar cuarentenas.

Cabe destacar que, por el momento, las autoridades de ministerios del Interior, el de Salud, Transporte y Turismo, que conforman el comité de permisos ordinarios para atender solicitudes de extranjeros vacunados continúan discutiendo acerca de los lineamientos para el ingreso a extranjeros.

Según ha trascendido, el sector cultural y hotelero podrá abrir sus puertas bajo los lineamientos establecidos y el acceso va a estar restringida solo a aquellas personas que cuenten con Credencial Verde. El Ministerio de Salud emite esta identificación a personas que tengan al menos una semana de haber recibido ambas dosis de la vacuna, o bien, se hayan recuperado del coronavirus.

En cuanto a hoteles, tienen permitido ofrecer servicios completos, incluidos comedores, piscinas y gimnasios. El acceso a niños menores de 16 años es bajo la presencia de una PCR negativa tomada 48 horas antes.

El sector cultural, atracciones y comercios como cafés y restaurantes, abrirán bajo los lineamientos del Estándar Púrpura que permite la presencia de 20 personas al interior y 50 en el exterior, a excepción de las ciudades aun en semáforo rojo donde seguirá vigente la limitante de 10 personas en el interior y 20 en el exterior.

En un primer paso a la reapertura de fronteras, se estima que Israel recibiría alrededor de 3 mil ciudadanos israelíes que regresen del extranjero con una prueba negativa y cuarentena obligatoria (en caso de no haber sido vacunados aún). Así lo indicó el Ministerio de Transporte y Salud. Por su parte, los pasajeros internacionales que ingresen podrán optar por usar este dispositivo o cumplir con el aislamiento obligatorio en un “hotel corona”.

En el aeropuerto Ben-Gurion de Tel Aviv, el gobierno de Benjamin Netanyahu está ensayando el uso de pulseras electrónicas para las viajeros internacionales. El país, que ya ha puesto en marcha un “pase verde” para las personas vacunadas, tiene previsto incluir este dispositivo, a menos que los arribados puedan demostrar haber recibido una vacuna o hayan atravesado el coronavirus.

Más allá de imponerse como una herramienta innovadora para contrarrestar los efectos del aislamiento obligatorio, la implementación de estas pulseras ha instalado el debate por la cibervigilancia. Esta vigilancia ha despertado el debate legal, al punto de que la justicia ha pedido a las autoridades limitar el rastreo de personas infectadas con Covid-19, habiendo el gobierno involucrado a los servicios de seguridad interna.

Lo cierto es que el brazalete electrónico que se ofrecerá a las personas que regresen del extranjero que deseen aislarse en casa en lugar de en hoteles de coronavirus no monitoreará nada excepto si la persona está cumpliendo con la cuarentena, precisó al respecto Ordan Trabelsi, presidente y CEO de SuperCom, en diálogo con “The Jerusalem Post”.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO