Joven sobrevivió 49 días en una cabaña flotante navegando sin rumbo en el Pacífico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una historia impactante: el video del rescate de Aldi Novel Adilang, un joven indonesio, se viralizó en todo el mundo, conmoviendo a millones y demostrándonos que muchas veces la realidad supera la ficción!

El adolescente sobrevivió casi 7 semanas a la deriva en el mar después de que su embarcación comenzara a navegar sin rumbo. Y en ese tiempo, varios barcos lo ignoraron.

Cada vez que veía un gran barco, dijo, tenía esperanzas, pero más de 10 barcos lo habían pasado y ninguno de ellos se detuvo ni vio a Aldi“, contó un diplomático indonesio.

La pequeña cabaña de madera flotante estaba anclada por una larga cuerda que finalmente se cortó como consecuencia de los fuertes vientos que rompieron sus amarras y enviaron a Aldi a la deriva al océano.

El joven pensó que nunca volvería a ver a su familia y creyó que “iba a morir por ahí“. En un momento hasta pensó en quitarse la vida y consideró saltar al océano, pero recordó los consejos de sus padres para orar en momentos de angustia.

Pacífico

El joven sobrevivió comiendo provisiones guardadas en su choza, pescando y bebiendo agua de mar a través de su ropa para minimizar su consumo de sal. Pero también en compañía de una Biblia, que le sirvió de refugio en momentos de desesperación.

Finalmente, Aldi, de 18 años, fue rescatado por un barco de bandera panameña frente a Guam el 31 de agosto y regresó a Indonesia a principios de este mes.

Todos daban por muerto al joven Aldi, cuyo video de rescate se hizo famoso y recorrió los medios de todo el planeta.

Pacífico

Un surfista argentino fue atacado por un tiburón en Australia, luchó y sobrevivió

Pacífico

Esta escena la vimos en las películas muchas veces, pero en este caso la realidad superó la ficción! Un surfista argentino de 37 años vivió el peor momento de su vida mientras surfeaba en una playa cercana en Margaret River, al oeste de Australia, conocida como Grace Town.

Se metió al agua cerca de las 8, y alcanzó a subirse a una gran ola cuando sintió algo extraño en las piernas y se dio cuenta de que se trataba de un tiburón que lo estaba persiguiendo e intentaba morderlo. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO