La historia de Mara: una elefanta asiática que viajará de Buenos Aires a un santuario en Brasil

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Aproximadamente 2.700 kilómetros son los que hará Mara, una elefanta asiática, que en breve dejaría su actual hogar de Buenos Aires para radicarse felizmente en Chapada dos Guimarães, ciudad de Brasil en la que existe un increíble santuario diseñado especialmente para elefantes.

Tenemos sentimientos encontrados porque se genera un vínculo durante tantos años de convivencia” afirma Guillermo Wiemeyer, un médico veterinario que ha trabajado durante los últimos años con Mara. Y es que no es para menos cuando, más allá de que las condiciones que han encontrado a Mara este último tiempo no hayan sido las mejores, el amor y los vínculos que se forman entre los animales y sus cuidadores son demasiado estrechos.

Además, cabe destacar que Mara ya lleva 54 años de vida, de los cuales los últimos 25 años ha estado viviendo en Buenos Aires. Esta elefanta se ha pasado los primeros años de su vida recorriendo el mundo desde la India hasta a Alemania, y luego se integró como miembro de circos en Montevideo y Buenos Aires.

Según han indicado los especialistas, el viaje de Mara hacia Brasil durará alrededor de una semana, y para su traslado será alojada en un gran container. Además, estará acompañada por cuidadores que velarán por su seguridad. Ahora, el objetivo de los cuidadores es que ingrese al container por iniciativa propia, ya que no estarían dispuestos a recurrir a anestesia ni técnicas de incitación que pudieran incomodar al animal.

Mientras tanto, Mara está recibiendo atención médica, y los pertinentes chequeos, análisis de sangre y cultivos para constatar de que pueda cruzar las fronteras y adaptarse al modo de transporte.

Lo cierto es que, al parecer, a Mara le espera un final más que feliz: el Santuario de Elefantes en Brasil presenta más de 1.130 hectáreas, con lo que podrá contar con mayor espacio para disfrutar de pastizales, arroyos, colinas escarpadas y la posibilidad de conocer otros elefantes asiáticos que también se encuentran viviendo en la reserva.

“El entorno en el que vive pasaría de ser de unos miles de metros cuadrados a hectáreas, entonces las escalas de las decisiones que podría tomar, de los desafíos que va a presentar en cuanto a las ofertas de comida, a los comportamientos, el vínculo con la tierra, con el agua y con otros elefantes, no tiene comparación”.

Palabras de Wiemeyer, su cuidador, a la agencia de noticias Reuters.

Este resort en Tailandia permitirá dormir en burbujas para contemplar a los elefantes en su hábitat natural y al mismo tiempo observar las estrellas

Se trata de Anantara Golden Triangle Elephant Camp & Resort, un complejo alojamiento que abarca al menos 65 hectáreas en un contexto natural dentro de la jungla en el norte de Tailandia. Allí dentro, será posible apreciar una colina que mira a los ríos Mekong y Ruak.  

Sobre este lugar también se podrá contemplar unos paisajes únicos de Tailandia, Laos y Myanmar, los tres países que confluyen en ese punto.

Aún así, este no es el atractivo que más las caracteriza, sino que el gran comodín que convierte a este lugar en un excelente paraíso natural es la posibilidad que brinda a los visitantes y turistas de pasar la noche junto a elefantes en su hábitat natural. Continuar leyendo…

Si quieres conocer más curiosidades como estas, ¡síguenos en Instagram!

View this post on Instagram

ESTO ES REAL NO LO PUEDO CREER

A post shared by Intriper (@intriper) on

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁ ESTO TE PUEDA INTERESAR