La pizza Napolitana ya es Patrimonio de la Humanidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Los napolitanos no podrían estar más felices. Y es que después del fútbol, la pizza es otra de sus pasiones y desde hace siglos vienen perfeccionado su técnica para hacerlas sabrosas, delgadas y crocantes. Es prácticamente una labor de orfebrería donde cada detalle cuenta. Por eso, no se ha reconocido solo el producto, sino fundamentalmente “el arte tradicional de los pizzaiuoli napolitanos”. Y nosotros, no podríamos estar más de acuerdo.

El pasado jueves, el Comité del Patrimonio Mundial del organismo cultural de la ONU, dio por fin el visto bueno a una distinción que llevaba tiempo cocinándose, a fuego lento, desde el año 2009. Y desde el año pasado, dos millones de personas habían firmado una petición mundial para respaldar la candidatura de este arte que es practicado en la ciudad del sur de Italia por 3000 “pizzaioli” y que, según sus defensores, “desempeña un rol esencial en la vida social y en la transmisión entre generaciones“.

midici homepage new

Se desconoce dónde y cuando nació exactamente la fórmula, que parece ser milenaria, pero la tradición de comenzar a aliñar el pan con diversos ingredientes estaba presente en las antiguas culturas romana y etrusca. Probablemente la llegada del tomate a Europa, en los siglos XVI -XVII cambió la concepción y añadió un nuevo modo de cocinar.

Hoy la pizza es uno de los productos más vendidos y consumidos en el planeta.

En Italia cinco millones de pizzas son consumidas por día y el sector genera 12 mil millones de euros de ganancia por año. Pero son los estadounidenses los que se ubican al tope del ranking: comen 13 kilos por año por persona, seguidos por los italianos con 7,6 kilos y los españoles con 4,3. 

Otras comidas elegidas por la Unesco

Comida mexicana al estilo de Michoacán. Llegó a la lista en 2010 por impulsar las costumbres ancestrales desde la agricultura tradicional. Maíz, frijoles, chile y mucho más.

Kimchi. La preparación coreana de vegetales cocidos (repollo en especial), sazonados y fermentados fue elegida porque se prepara en sociedad. El de Corea del Sur es más picante que el de Corea del Norte.

Pan de jengibre. Se prepara en Croacia desde la Edad Media. Los encargados son artesanos del norte que decoran las galletas como si fueran obras de arte.

Washoku japonés. Fue reconocido en 2014 y se trata de un plato para los dioses. Se prepara con respeto a los recursos naturales con alimentos frescos, vegetales, plantas silvestres, arroz y pescado.

La comida gastronómica francesa. Las costumbres de juntarse en una mesa para celebrar y comer en grupo, además de los platos caseros, fueron elegidos en 2010.

El café turco. Todo el mundo toma café pero muy pocos lo preparan con tanto detalle como los turcos. Es toda una experiencia beber una taza macerada, espumosa y dulce de café turco.

Qué otra comida crees que tendría que ser parte de esta lista?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO