La realidad (nada romántica) de los “candados del amor”

Autor:  
Eduard Díaz i Puig
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Los conocidos como “candados del amor” se han hecho muy populares alrededor del mundo. Se trata de una tradición, en la que los enamorados escriben sus iniciales o donde las personas deciden dejar algún mensaje de amor, sobre el candado y lo dejan en el lugar para que sea algo por la eternidad.

Estaría segura en afirmar que el lugar más famoso en donde se hacía era el Pont des Arts en París. Hasta que en el 2015 las autoridades decidieron eliminar todos, porque aunque se vean lindos no son tan geniales como parecen. En realidad son peligrosos.

A Unique Expression Of Love

Agregar todas esas cerraduras de metal a un puente que fue construido para sostener y llevar un cierto peso crea daños estructurales. De hecho, el puente histórico comenzó a tener problemas debido a los 7.500 kilos de cerraduras se agregaban cada año.

Y sin embargo, a pesar de los avisos de que no lo hicieran, la gente continuó dejando sus muestras de amor, lo que llevó a que la barandilla del puente fuera reemplazada por paneles de vidrio.

Este tipo de acciones se están tomado alrededor del mundo, primero fue en Australia, después de que se cerraran las cerraduras en Point Danger en Queensland. Mientras que anunciaron que en el Junction Bridge sobre el río Arkansas en Estados Unidos también se quitarán todas las cerraduras.

Pont Des Arts

“Desafortunadamente, los candados no se pueden devolver a los propietarios, ya que no hay información de contacto para cada propietario y nadie recibió permiso para sujetar los candados a los pasamanos”.

Además de los daños estructurales y posibles colapsos, también existe el factor ambiental a considerar con los puentes de amor. Las personas después de colocar los candados, arrojan la llave al agua, lo que lleva a la contaminación por óxido, a la fauna local e incluso a los desagües.

Img_3687

Por otro lado, muchas personas también piensan que no es estéticamente agradable, que sus hermosos puentes históricos se están convirtiendo en antiestéticos bloques de metal. Es importante como viajero tener en cuenta que todas las acciones que hagamos, por más pequeñas que sean pueden afectar al resto. Nosotros estamos de visita, hay que respetar.

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *