La única provincia de Argentina sin coronavirus anuncia el registro de su primer caso positivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Una noticia de último momento involucra a la Argentina y su situación respecto de la pandemia de coronavirus. Se trata de la identificación de un caso positivo de coronavirus en la provincia de Catamarca, ubicada en el noroeste del país, en la región denominada como Norte Grande Argentino.

Catamarca limita al norte con la provincia de Salta, al este con Tucumán y Santiago del Estero, al sureste con la provincia de Córdoba y al sur con la Rioja. Había sido destacada durante estos últimos meses por tratarse de la única provincia argentina en no presentar casos positivos de coronavirus.

El caso fue confirmado por el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil. La persona que ha sido confirmada con coronavirus es un transportista que fue aislado antes de ingresar a la capital catamarqueña.

El gobernador catamarqueño expresó a través de su cuenta de Twitter: “Tras 105 días sin contagios, hemos detectado el primer caso positivo de COVID-19 en Catamarca. Es un transportista que fue aislado antes de ingresar a la Capital y está bajo control médico y seguimiento epidemiológico. Tenemos que cuidarnos entre todos con responsabilidad“.

Argentina
El gobernador de Catamarca (Argentina), Raúl Jalil, minutos antes de anunciar su primer caso

Así mismo expresó que se trata de un caso importado, y que afortunadamente durante todo este tiempo han recurrido a preparar el sistema de salud y seguridad de la provincia con recursos nacionales, provinciales y municipales para afrontar la pandemia.

En alusión a lo mencionado anteriormente, es importante resaltar que Catamarca fue la primera provincia en establecer el uso del barbijo obligatorio (impuesto desde el pasado 27 de marzo) para todos los ciudadanos.

Hasta el momento, hay un total de 69.941 casos confirmados de coronavirus en Argentina, y las nuevas muertes ascienden a una cifra total de 1.403 desde el inicio del brote.

Si quieres conocer más sobre lo que sucede en el mundo, ¡síguenos en Instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...

El impacto del calentamiento global en la Bóveda del Fin del Mundo genera preocupación

La Bóveda del Fin del Mundo es el nombre con el que popularmente se conoce la Cámara Global o Banco Mundial de Semillas de Svalbard. Se encuentra en una montaña en el archipiélago noruego de Svalbard, en el Ártico, a unos 120 metros de profundidad, y está sufriendo las consecuencias del calentamiento global.

En ella se almacenan más de un millón de semillas y su temperatura interior debe ser de 18 grados bajo cero. Esto último se está complicando cada vez más debido al incremento de la temperatura en el exterior.

La bóveda está preparada para resistir explosiones nucleares, terremotos y otros desastres naturales o generados por humanos, pero la lucha contra el calentamiento global es diferente. El interior de una roca enfriada durante miles de años sirve de aislante para el depósito donde se conservan más de un millón de muestras de semillas de diferentes partes del mundo. Así, se podría garantizar la supervivencia aún en caso de una catástrofe.

Según los registros archivados, el récord de temperatura más alta en el archipiélago de Svalbard era de 21,3 grados celsius en 1979. Sin embargo, eso cambió en julio de 2020. El 25 de ese mes, el Instituto Meteorológico de Noruega (MET) anunció que en la ciudad de Longyearbyen los termómetros alcanzaron los 21,7 grados celsius estableciendo un nuevo récord.

bóveda

Calentamiento global y un llamado de atención

Si bien las temperaturas registradas en Svalbard no son tan distintas del récord de hace 41 años atrás, son lo suficientemente altas para prestarles atención. A esto se le suma que en junio la ciudad de Verjoiánsk, considerada una de las poblaciones más frías del mundo, llegó a registrar 38 grados Celsius, dejando en evidencia el impacto del cambio climático.

En 2019 el Centro Noruego de Servicio Climático publicó un informe en el advierten sobre el aumento de las temperaturas. Allí proyectan que las temperaturas aumentarán en 18 grados Fahrenheit, es decir 7,7 grados Celsius, aproximadamente, para el año 2100 si las emisiones de gases no reducen su ritmo.

Además, también prevén que las lluvias en el área de Svalbard serán más fuertes y frecuentes, un 65% más de precipitaciones anuales. Más agua implica mayor derretimiento, inundaciones y avalanchas.

La bóveda está preparada para mantener la refrigeración interior pero indudablemente se ve afectada por las condiciones externas. En 2017, las altas temperaturas y fuertes lluvias llevaron a que el agua del deshielo rompiera el túnel de acceso. Si bien no llegó a las semillas, llegó al principio del túnel y se congeló allí.

Teniendo en cuenta estas predicciones y los daños sufridos, en 2019 se realizó una mejora de las instalaciones tanto en estructura como en materia de seguridad. Se invirtieron alrededor de 20 millones de euros en diferentes reformas, entre la que estaba incluida la construcción de un nuevo tunel de acceso resistente al agua.

“Seguinos en Instagram para conocer más historias como esta”

View this post on Instagram

Qué delirio 😮 (me encanta la idea) 🤭

A post shared by Intriper (@intriper) on

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reproducir vídeo
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO