Le pusieron una mascarilla a su gato para protegerlo del coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Se ha fotografiado a un gato en China con una máscara improvisada para protegerlo del coronavirus.

Las imágenes que circulan en las redes sociales muestran al felino mirando a través de dos agujeros para los ojos que han sido cortados en la máscara quirúrgica de tamaño humano.

No está claro de dónde se originan las imágenes, pero si bien son algo lindas y divertidas, parece que la nueva máscara casi definitivamente no cumple una función real.

En primer lugar, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que no hay evidencia de que los animales puedan infectarse con el nuevo coronavirus.

En segundo lugar, no se cree que las mascarillas faciales sean muy efectivas para proteger a las personas, y mucho menos para los gatos. Esto se debe principalmente a que están demasiado flojos, no cubren los ojos y no se pueden usar por períodos prolongados. Además, deben cambiarse con frecuencia a medida que se vuelven sudorosas, húmedas y fútiles.

En declaraciones a la BBC, Jonathan Ball, profesor de virología molecular en la Universidad de Nottingham, dijo: “En un estudio bien controlado en un hospital, la máscara facial fue tan buena para prevenir la infección por influenza como un respirador hecho a medida.

“Sin embargo, cuando se pasa a los estudios que analizan su efectividad en la población general, los datos son menos convincentes: es todo un desafío mantener una máscara durante períodos prolongados de tiempo”.

Entonces sí, esa máscara de gato probablemente no esté haciendo mucho, aparte de hacer que el tipo peludo se vea un poco tonto.

Otras supuestas medidas preventivas que no tienen base en la ciencia incluyen comer ajo, hacer gárgaras con enjuague bucal y enjuagar la nariz con solución salina.

El NHS informa que la mejor manera de minimizar sus posibilidades de contraer virus es lavarse las manos de manera regular y exhaustiva, evitar tocarse los ojos y la nariz y vivir un estilo de vida saludable y activo.

Ayer (martes), el nuevo coronavirus recibió oficialmente el nombre de Covid-19.

Técnicamente, el virus ya tenía el nombre ‘2019-nCoV’, pero no era exactamente el título más pegadizo, por lo que es comprensible que la gente haya estado diciendo coronavirus.

También se suponía que 2019-nCov solo era un nombre temporal recomendado por la OMS, en referencia al año en que se descubrió, el hecho de que es nuevo o novedoso y que es un tipo de coronavirus.

Hablando sobre el virus de Wired, el Dr. Seema Yasmin dijo: “Parece un poco diferente a lo que vimos con el SARS en 2002, donde las personas tenían más probabilidades de tener dolor de garganta, secreción nasal y diarrea.

“Ya hay evidencia de que este nuevo coronavirus se propaga de persona a persona. Lo interesante es que parece ser más infeccioso que el SARS, otro coronavirus, pero menos mortal.

“Así que en este momento creemos que la tasa de mortalidad por el nuevo coronavirus es de alrededor del 2.5 al 3.5 por ciento, para el SARS fue de dos dígitos; fue al menos 10 u 11 por ciento”.

Seguinos en Intriper para conocer más historias como esta

Un «robot médico» da consejos sobre el Coronavirus en las calles del Times Square, en Nueva York

En la ciudad de Nueva York, instalaron un robot «médico» que da consejos sobre posibles contagios de coronavirus.

El curioso robot ya ha paseado por las calles del Times Square, conversando con los turistas y locales: a través de un breve cuestionario de preguntas, sobre los síntomas del virus, puede aconsejarte para prevenir o enviarte directo al hospital.

Un robot ha aparecido en Times Square, en Nueva York, para informarle a las personas sobre los síntomas del coronavirus y cómo evitar su propagación. 

¿Cómo funciona? Este robot cuenta con un software de detección que implementó el gobierno estadounidense. A través de un Ipad ubicado en el pecho del robot, los transeúntes pueden responder un cuestionario para detectar el virus. Continuar leyendo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto te puede interesar ...
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Estudiantes universitarios de la Universidad de Viena están utilizando una iglesia del siglo XIX como salón de clases

En la Universidad de Viena, algunos estudiantes no van a la biblioteca. En cambio, toman su computadora portátil para estudiar en la Votivkirche, o Iglesia Votiva del siglo XIX, en Viena, Austria.

Allí, los estudiantes estudian mientras la luz del sol fluye a través de las vidrieras. Se sientan en bancos y sintonizan conferencias en línea. Los compañeros de clase discuten temas en un contexto de estilo neogótico.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Universidad de Viena
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Con las precauciones establecidas, muchas universidades austriacas han decidido dar la bienvenida a los estudiantes al campus. Pero la Universidad de Austria necesitaba encontrar más espacio para que sus casi 90.000 estudiantes estudiaran, por lo que alquiló una iglesia.

Desde la oración hasta la tarea de psicología, la Iglesia Votiva en Viena ahora da la bienvenida a los feligreses y estudiantes a su espacioso edificio.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images Universidad de Viena
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

La Universidad de Viena, que inició su trimestre de invierno el 1 de octubre, le ofrece a sus estudiantes acceso a Wi-Fi para completar tareas y conferencias en línea desde el interior de la iglesia.

Su plan de reapertura incluía clases presenciales y en línea; sin embargo, las clases presenciales tendrían una capacidad limitada y se priorizaría a los estudiantes de primer año, según el sitio web de la universidad. Dentro de las salas de conferencias, se marcarán los asientos donde los estudiantes pueden y no pueden sentarse.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

Los estudiantes universitarios ahora tienen acceso a la iglesia de 9 a.m. a 6 p.m. todos los días de la semana. Según Vienna ORF, una emisora ​​austriaca, decenas de estudiantes utilizan el espacio todos los días.

Según la ORF de Viena, la universidad alquila la iglesia hasta octubre. Dependiendo de su éxito, la universidad seguirá alquilando la iglesia.

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

En este momento, Austria tiene poco más de 56.000 casos confirmados de coronavirus, según el panel COVID-19 de Johns Hopkins.

Dado que las escuelas de toda Europa dan la bienvenida a los estudiantes, el aula se ve ligeramente diferente. Algunas escuelas han trasladado las clases al exterior, mientras que otras han cambiado a una plataforma virtual.

¿Una iglesia con Wi-Fi?

JOE KLAMAR/AFP/Getty Images
JOE KLAMAR/AFP/Getty Images

La iglesia, que data del siglo XIX, inicialmente no tenía Wi-Fi, por lo que la universidad ayudó a conectarla al sistema de fibra óptica de la escuela.

Además de agregar Wi-Fi, la universidad también instaló estaciones de desinfectante de manos y un baño portátil para los estudiantes.

En el corazón de Austria, turistas y lugareños pasean por la ciudad y exploran edificios emblemáticos. Una parada común es la Iglesia Votiva, que es la segunda iglesia más grande de la ciudad. Está abierta al público cuando no está siendo utilizada por los estudiantes.

Otras publicaciones que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO