12 lugares imperdibles de Panamá

boca del toro panamá
Redactora Social

Panamá, un paraíso tropical que conecta centroamérica con sudámerica. Famoso por su Canal Interoceánico, su capital , una más cosmopolita de la región, y maravillas culturales y naturales que merecen mucho la pena visitar.

Vamos a conocer algunos de los mejores sitios y experiencias que Panamá tiene para ofrecer.

1. Bocas del Toro

Insel Zapatilla Bocas del Toro

Bocas, así a secas, como le llaman los locales, es el destino de playa más famoso y conocido de Panamá. Sus cayos y arrecifes de coral, sus aguas calmas y transparentes, sus islas con playas de arena blanca orladas por palmeras reúnen todo lo que hemos imaginado de un paraíso tropical.

La isla principal se llama Colón y es donde se ubica Bocas Townl. Un pueblo que tiene algo de far west, con un toque bohemio y mochilero, una fachada marítima de casitas de madera y colores chillones de innegable sabor caribeño , además de contar con todo tipo de servicios.

2. Isla Bastimentos y cayo Coral

Bastimentos Red Frog Beach

Si en Bocas del Toro buscas algo más tranquilo tu sitio es isla Bastimentos. Menos concurrida que isla Colón, pero con muchas cabañas y hotelitos sencillos donde alojarse. Entre sus bellísmas playas se destaca  la famosa Red Frog o Playa Tortuga, a la que solo se puede llegar en barco (o caminando durante dos horas). 

Pero si te va más el retiro y la soledad, puedes alquilar alguna de las cabañas tipo palafito que hay sobre el arrecife coralino en cayo Coral, a 20 minutos en lancha de Bocas Town. No hay electricidad en el islote ni población alguna. Cuando a media tarde se vayan las últimas embarcaciones que traen turistas a comer en el único restaurante del lugar, sentirás que estás en un paraíso terrenal. O al menos, en un trocito de él que ha sido reservado solo para ti.

3. Guna Yala (archipiélago de San Blas)

Guna Yala

Una de las regiones más genuinas, con tradición indígena ,–y   también más turísticas- de es Guna Yala, conocido antiguamente como archipiélago de San Blas. Guna Yala es la tierra de los indígenas guna, que desde los primeros albores de la República lucharon contra el poder central para mantener vivas sus costumbres y estilo de vida. 

Estos derechos fueron definitivamente reconocidos en 2001 y en virtud de ellos los gunas se rigen de acuerdo a sus propias instituciones especiales y se necesita su consentimiento para cualquier proyecto que pretendan desarrollarse en sus territorios. Esto incluye al turismo, que es gestionado por gente local no por touroperadores.

Los   viajeros que visitan Guna Yala van en busca del contacto con una cultura local y por la posibilidad de compartir una experiencia diferente. Te alojan en pequeñas cabañas que gestionan las familias. Las islas son paradisíacas, pero que nadie espere resort de lujo con infraestructuras de cinco estrellas.  La experiencia con los guna es otra cosa. Y conviene saberlo antes de ir. El territorio Guna Yala está formado por una estrecha franja de tierra continental de algo más de 300 kilómetros en la costa del Caribe, cerca de la frontera colombiana, y 365 islas cercanas, 36 de las cuales están habitadas.

4. Reserva Forestal Fortuna

Panamá tiene de ancho entre 50 y 200 kilómetros, pero se eleva hasta los 3.475 metros de altura del volcán Barú. ¿Imaginas los tremendos desniveles que tiene? ¿Y la cantidad de variaciones climáticas? Puedes estar en un ambiente caluroso y soleado en Bocas Town y pasar a otro escenario fresco de bosque nuboso y húmedo.

Esta reserva comprende casi 20.000 hectáreas de la cordillera Central panameña y está considerada una de las zonas del trópico con mayor diversidad biológica del bosque húmedo montano bajo. Así de verde es el corazón de Panamá, un país donde el bosque cubre aún el 40% de su superficie, pese a las masivas deforestaciones de estas últimas décadas.

5. Parque Nacional Soberanía

Parque Nacional Soberanía

PARA disfrutar la exuberante naturaleza que envuelve a Panamá.  no hay que irse muy lejos. A solo media hora de los rascacielos y autopistas de Panamá City se abre uno de los espacios protegidos con mayor diversidad de aves y flora: el parque nacional Soberanía. Ocupa por las riberas del Canal, desde Limón, en el lago Gatún, hasta Paraíso. Todas las agencias de viaje de la ciudad organizan excursiones de día para ver el parque Soberanía. Encontrarás un denso bosque tropical, en muy buen estado de conservación, en el que viven más de 500 especies de pájaros. Hay muchas sendas señalizadas para recorrerlo a pie. El lugar más recomendable para apreciar sus inmensidad es la torre de observación del Rainforest Discovery Center, un  proyecto de ecoturismo y educación ambiental con un imponente mirador a 35 metros de altura sobre la canopia de la selva. Se pueden hacer muchas excursiones por el entorno del parque nacional Soberanía.

6. Golfo de Chiriquí

Isla Parida

La primera visión que tienes de este parque marino panameño cuando llegas desde Boquete a la zona de Boca Chica es que has llegado a una especie de bahía de Ha Long vietnamita. Docenas de islitas comidas por una espesa vegetación que sobresalen en una ensenada de aguas transparente. Chiriquí es el tramo más espectacular del Pacífico panameño, una gran bahía donde se mezclan manglares, arrecifes de coral, playas y multitud de islotes deshabitados en los que es fácil encontrar una playa de ensueño para ti solo.

De hecho, los escasos turistas que llegan por esta zona en algún barco-taxi desde el continente, si ven que en una playa hay ya una barco, la considerarán abarrotada y se irán a la siguiente, que casi con seguridad estará disponible solo para ellos. Buena parte del golfo está protegida por la figura de parque nacional marino, célebre por su rica vida marina: de agosto a octubre se pueden ver ballenas jorobadas (lo que está generando un boyante negocio turístico en torno a los avistamiento), tortugas, tiburones, delfines…  Y por la densa vegetación tropical que lo cubre todo. Para alojarse y explorar el golfo de Chiriquí, el mejor centro de operaciones es Boca Chica, una pequeña aldea de pescadores donde encontrarás la mayor parte de los servicios turísticos. Una vez allí, te recomiendo el hotel Bocas del Mar.

7. Buceo en isla Coiba, surf en Santa Catalina

Isla Canales de Afuera Shallows

Dentro del parque nacional marino del golfo de Chiriquí está también la famosa isla Coiba, una de las zonas de buceo más importantes el Pacífico, declarada Patrimonio de la Humanidad. Para bucear en isla Coiba el mejor punto de acceso es la localidad de Santa Catalina, donde hay varios centros de submarinismo que organizan salidas diarias. Santa Catalina es también el paraíso de los surferos en Panamá; encontrarás un montón de hoteles y zonas de acampada especiales para amantes de las olas.

8. Portobelo

Portobelo, Panama

Dejamos el Pacífico para cruzar el país hacia el norte y llegar el Caribe. Allí se encuentran algunas de las mejores playas del país. Y también fuertes que recuerdan el paso de los conquistadores españoles por Panamá. Uno de esos lugares es Portobelo. Cuando llegas allí y ves esa bahía en la que el azul del Caribe se funde con la vegetación que llega hasta el mar es imposible no enamorarse.

La localidad es pequeña y tranquila, con cierto aire decadente que le añade encanto. Los restos de los fuertes que protegieron a la ciudad del asedio de los piratas, el edificio de la antigua aduana, pequeñas iglesias coloniales y un colorido arte urbano esperan a quienes se animan a llegar a este lugar alejado de las rutas más trilladas por Panamá.

9. Emberá Querá

Uno de los siete pueblos indígenas que habitan en Panamá son los emberá. Originarios de Colombia, hoy son unos 68.000 emberá los que viven en tierras panameñas. Una buena opción de conocer este pueblo y sus costumbres es sumarse a una excursión hasta Emberá Querá, un poblado en el río Gatún. Se pueden ver sus viviendas, huertos, cocinas e incluso la escuela. No falta una zona en la que tienen a la venta la artesanía que ellos mismo realizan.

10. Boquete

Boquete,Panama

Situado en la vertiente del Pacífico, Boquete es un curioso pueblo de montaña a 1.200 metros de altitud, lo que le confiere un clima y una temperatura media envidiable. A Boquete se viene, además de por el clima, para hacer tours por haciendas cafeteras y para disfrutar de deportes de aventura y de aire libre (tirolinas, puentes de Himalaya, senderismo, etc). Es la capital panameña de los deportes de aventura.

11. Panamá Viejo

Panama Viejo

Este probablemente es uno de los sitios históricos más importantes de Panamá. En este punto se encuentran varios monumentos y museos, entre los que destacan el Museo de la Plaza Mayor y las ruinas de Panamá Viejo. Además, desde varios puntos del lugar, puedes apreciar una preciosa vista de la bahía, por lo que es un buen lugar para tomar tu selfie del recuerdo.

Un sitio que deberías visitar dentro de las ruinas es la torre de la Catedral. Este monumento histórico fue renovado para convertirse en un mirador. Desde una altura de 30 metros, aquí podrás ver el impresionante paisaje que brindan los edificios de la ciudad moderna y el casco antiguo.

12. Visitar el Canal de Panamá

Canal de Panama

El Canal de Panamá es uno de los lugares más visitados de Panamá. No importa si te gustan o no las grandes obras de ingeniería, al canal tenés que ir. Y es que por mucho que hayas leído sobre esta impresionante obra de ingeniería, ver como pasan los barcos desde lo alto del mirador es sorprendente.

Aunque no tenga la fama que tienen otros países, no pasa desapercibido. Su marcado contraste entre historia y modernidad, sus playas, su gastronomía y una actitud de constante superación, han puesto a Panamá  en la lista de los viajes que no hay que perderse. ¿Vamos?

5/5 - (1 voto)
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hay mucho más sobre