6 alternativas para hacer a los típicos caminos de Santiago Compostela. ¿Vamos?

Santiago de Compostela
Redactora Social
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

¿Has hecho ya el Camino de Santiago y te gustaría repetir? En este post vamos a explicar nuevas etapas y rutas del Camino de Santiago para que puedas repetir, pero sin pasar por los mismos lugares. Hemos seleccionado algunas alternativas a los típicos caminos. Espero que te gusten y te animes con alguno.

Para los adictos al senderismo: De Santiago a Finisterre

Así que has llegado a Santiago. Has ido a misa. Has intercambiado historias de guerra con tus compañeros de peregrinación. ¿Pero qué pasa si no estás preparado para que todo acabe? Pues vuelve a ponerte las botas de montaña y dirígete a Finisterre. La única ruta del Camino de Santiago que realmente comienza en la ciudad, esta caminata te lleva al Cabo Finisterre, un lugar salvaje y azotado por el viento que en su día se creía que era el punto más occidental del mundo. Cuando llegues allí, la tradición dicta que quemes tus botas y tu ropa… pero buena suerte si consigues que te lleven de vuelta a Santiago con el frío.

Para los amantes del agua: Ruta Marítima

¿No te apetece hacerlo todo a pie? La Ruta Marítima incorpora tanto el senderismo como el kayak, con 35 km de la ruta en el agua y 23 km en tierra firme. Pasarás por magníficas playas de arena blanca y aguas paradisíacas, y pasearás por bosques y tierras de cultivo. Conmemora la llegada del cuerpo del Apóstol Santiago a la costa gallega.

La catedral de Santiago

Probablemente la menos conocida y más dura de todas las rutas, la Vía de la Plata se extiende a lo largo de 1.000 km. Si quieres hacerla entera, empezarás en Andalucía y, siendo realistas, te esperan unas buenas siete semanas de camino. Pero los últimos 100 km son una pasada, y la mayoría los considera el tramo final más bonito de todos.

Image Catedral Compostela

El Camino del Norte desde San Sebastián

Si realmente quieres impresionar a tus compañeros peregrinos en Santiago, diles que has llegado por el infame Camino del Norte. Conocido como una de las rutas más duras que puedes abordar, el tramo completo serpentea 827 km a lo largo de la costa desde San Sebastián, o puedes abordar los 100 km finales desde Vilalba. Empieces por donde empieces, te sentirás desafiado: es una ruta para excursionistas experimentados.

Para los amantes de la montaña: Camino Primitivo

Esta fue la primera ruta del Camino de Santiago, y la que siguió el rey Alfonso II el Casto en el siglo IX. Los 100 km finales comparten parte de su recorrido con el Camino Francés, pero el tramo inicial, que transcurre por un duro terreno montañoso, es uno de los más duros (y gratificantes) que podrías pedir. Con un total de 311 km, es también una de las rutas completas más cortas que puedes hacer: podrías realizarla en poco más de dos semanas.

Para ciclistas: El Camino Inglés

Si quieres pasar volando los kilómetros, súbete a la bicicleta. Puede que los puristas no vean con buenos ojos el Camino en bicicleta, pero obtendrás una perspectiva única de la ruta (y, además, tonificarás los músculos de las piernas). Tradicionalmente la ruta preferida por los peregrinos que vienen del Reino Unido e Irlanda, el Camino Inglés suele empezar en la ciudad costera de Ferrol. El camino incluye un poco de costa escarpada antes de llegar a los verdes campos de la Galicia rural.

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hay mucho más sobre