Experimenta la fuerza del Danubio con estas 8 cosas para hacer en Linz

Cosas para hacer en Linz
Redactora / Travel writer

En la sección noroeste de Austria se encuentra Linz, una hermosa ciudad que se extiende hacia ambos lados del río Danubio, entre Salzburgo y Viena. Actualmente forma parte de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO gracias a su impresionante oferta de eventos y festivales que se fusionan a la perfección con la imponente y antigua arquitectura barroca.

Debido a esto, es natural que al momento de planificar tus vacaciones y buscar cuáles son las mejores cosas para hacer en Linz te sientas abrumado. Por eso, con la intención de aliviar el estrés típico que genera este tipo de situaciones, desde Intriper hemos puesto manos a la obra para traerte aquellos sitios que no puedes dejar de visitar cuando te encuentres en esta hermosa ciudad. Te invitamos a tomar nota, ¡no querrás perderte ningún detalle!

¿Cuáles son las mejores cosas para hacer en Linz?

1. Admira la Antigua Catedral de Linz

Abrimos nuestra lista de recomendaciones de cosas para hacer en Linz con la Antigua Catedral de Linz, diseñada por el arquitecto barroco de origen austríaco Pietro Francesco Carlone y construida entre los años 1669 y 1683 en el extremo sur de Hauptplatz, la plaza principal de la ciudad.

Originalmente llamada Catedral de San Ignacio, esta iglesia ostenta con orgullo dos torres gemelas coronadas con domos en forma de cebolla que predominan en esta zona de Europa. Siguiendo la arquitectura barroca de su fachada, el interior está compuesto por una gran cantidad de estatuas, un órgano Bruckner que data del siglo XVIII construido a medida y un imponente altar principal donde se puede observar la Ascensión de María al Cielo. 

2. Deslúmbrate con el diseño de la Nueva Catedral de Linz

También conocida como la Catedral de la Inmaculada Concepción, este edificio es famoso por ser una de las mayores construcciones religiosas de la ciudad, por lo que no es sorprendente que ocupe el segundo lugar en esta selección de cosas para hacer en Linz. 

Su diseño está basado en los planos de Vincenz Statz, un importante arquitecto neogótico de origen alemán, y cuenta con espacio para albergar alrededor de 20 000 personas, hecho que la convierte en la iglesia más grande de Austria.

Uno de los motivos que convierte a esta catedral en una de las mejores cosas para hacer en Linz es la Ventana de Linz, un vitral que expone de manera minuciosa la historia de la ciudad. Puedes pensar que no tiene sentido visitar un sitio solo para ver una ventana, ¡pero momento! Su interior también alberga dos órganos imponentes, el primero ubicado en la galería oeste y el segundo en el coro del santuario. 

3. Viaja al pasado en Schlossmuseum Linz

El Schlossmuseum Linz es un antiguo castillo ubicado en el fuerte romano de Lentos. Se dicen muchas cosas sobre el origen de esta construcción, pero los especialistas plantean que existen documentos que la mencionan a partir del año 799. 

Además, los archivos expresan que el emperador Federico III mandó a remodelar el castillo con el objetivo de convertirlo en su residencia principal alrededor de 1480. A partir de aquí, serían muchos los gobernantes los encargados de ocuparlo, ampliarlo y refaccionarlo. ¡Pero eso no es todo! Schlossmuseum Linz también funcionó como hospital en las Guerras Francesas hasta que, en 1800, sufrió un incendió que arrasó el ala sur y la capilla. 

En la actualidad, el castillo convive con un ala moderna donde se expone la historia de Alta Austria y no duda en abrir sus puertas al público para que todos puedan disfrutar de los más de 10 000 metros cuadrados que tiene a disposición. Allí podrás disfrutar de una impresionante cantidad de obras relacionadas a la geología, la historia contemporánea, la historia primitiva, la edad romana, el cristianismo temprano y arqueología austríaca.

Así que, ya sabes, si quieres alucinar con la arquitectura y aprender de historia, ¡este sitio se convertirá en una de las cosas para hacer en Linz más interesantes! 

4. Respira aire fresco en Pöstlingberg

Esta hermosa colina de 539 metros de altura está ubicada en el extremo norte de Linz, justo sobre el borde izquierdo del Danubio. 

Debido a su posición geográfica y a la espectacular vista panorámica que se puede apreciar desde la cima, fue tomada por el ejército de Napoleón y, en 1830, el ejército austríaco construyó una gran fortaleza que en la actualidad es una de las cosas para hacer en Linz más atractivas. Además, gracias a su belleza y a la iglesia que se construyó allí, es un lugar muy elegido por los locales para realizar bodas, bautismos y otros eventos religiosos.

¡Pero no todo es historia y paisaje! Si viajas con niños, no puedes dejar de montarte al Grottenbahn, un pequeño tren que atraviesa una serie de cuevas subterráneas pobladas por grutas de cuentos de hadas, ¡la pasarán muy bien!

5.  Conecta con el arte visitando Lentos Kunstmuseum Linz

El Lentos Kunstmuseum Linz posee una enorme colección de arte internacional y es, al día de hoy, uno de los museos de arte contemporáneo más importantes de Austria. Por lo tanto, si te consideras un amante de la materia y deseas quedar con la boca abierta en más de una ocasión, definitivamente debes agregar este museo a tu lista de cosas para hacer en Linz.

Este edificio de 130 metros de extensión fue inaugurado en el año 2003 y forma parte de la milla cultural que se extiende a lo largo del río Danubio. Alberga una colección de aproximadamente 1 500 piezas compuesta por esculturas y pinturas, alrededor de 10 000 obras sobre papel, 850 fotografías y una buena cantidad de obras realizadas por importantes artistas como Klimt, Schiele y Kokoschka. 

¡Pero eso no es todo! Durante el año, el museo realiza exposiciones temporales con las tendencias más actuales del arte moderno. Para obtener más información, no dudes en ingresar en la página oficial de Lentos Kunstmuseum Linz.

6. Obtén un adelanto de lo que sucederá en el futuro visitando el Ars Electronica Center

Portando una galería principal de aproximadamente 1 000 metros cuadrados, el edificio también conocido como “El Museo del Futuro” es un centro para el arte electrónico localizado al norte del Danubio. Entre todas las exhibiciones que posee en su interior, la más importante es la llamada “Nuevas Visiones de la Humanidad”, que encara tópicos como la robótica, la biotecnología, el cuerpo humano y el cuerpo humano. 

Cada año se realiza el Ars Electronica Festival, una muestra de carácter internacional donde profesionales del arte, la investigación y la ciencia provenientes de todo el mundo son invitados a la ciudad para dictar clases, talleres y exhibiciones de su área de expertise.  

Si deseas conocer en profundidad todo lo que el museo tiene para ofrecer, haz clic aquí para ingresar en la página oficial del Ars Electronica Center. Amarás incluir a este sitio en tu programa de cosas para hacer en Linz, ¡aprenderás un montón!

7. Pasa el día en Donaulände

Donaulände es uno de los parques más importantes de la ciudad, y justamente es por eso que se ha ganado el anteúltimo lugar en nuestra lista de cosas para hacer en Linz. Este hermoso lugar ubicado sobre la orilla norte del río Danubio cuenta con una superficie de más de 600 000 metros cuadrados que, en un inicio, fue creado para la Exposición Internacional de Floricultura.

Entre los atractivos más importantes se encuentra el Foro del Metal, una exposición formada por doce esculturas que se encuentran desperdigadas a lo largo y ancho del parque; senderos para caminar y andar en bicicletas; un aviario y un pequeño tren que recorre cada recoveco de Donaulände.

Además, el parque también funciona como escenario para el Ars Electronica Festival y el Stream Festival, los eventos más importantes de la ciudad.

8. Aprende historia en el Mauthausen Memorial

En el territorio que alguna vez fue un inmenso y terrorífico complejo de campos de concentración Nazi, hoy funciona el Mauthausen Memorial, un espacio destinado a conmemorar a las víctimas que perecieron durante el régimen del Tercer Reich.

Los campos de Mauthausen fueron calificados de Grado III lo que significa que eran los más ruines y crueles para los enemigos políticos de la Alamania Nazi, y estaba destinado para llevar a cabo el exterminio de miembros de la clase alta de los países durante la Segunda Guerra Mundial. Y si bien la cantidad de personas asesinadas son inciertas, las autoridades estiman que las cifras mortales oscilan entre las 120 000 y 320 000.

Con la intención de recordar la liberación en 1948, se colocó la primera piedra fundacional en forma de sarcófago en el área de recepción del prisionero. A partir de ese momento, muchos estados han aportado placas, obituarios y artículos que en la actualidad forman parte del paisaje del memorial. Esta es, por lejos, la más importante de nuestra lista de cosas para hacer en Linz, tanto en lo educacional como en lo emocional.

Hasta aquí hemos llegado con nuestra selección de las mejores cosas para hacer en Linz, un destino único y repleto de actividades que prometen acomodarse a los gustos y necesidades de los visitantes.

¡Valora esto!
Seguir leyendo

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *