Reproducir vídeo

Conoce Chacras de Coria, la escapada perfecta a sólo 15 km de Mendoza

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Chacras de Coria es un pequeño poblado en Luján de Cuyo y muy cercano a la capital de la provincia. Es el sitio ideal para que mendocinos y turistas se escapen un poco del ruido de la ciudad y disfruten la vida de pueblo. 

La zona de Chacras de Coria comienza a tomar protagonismo en la década del 70 con el auge de la construcción de casas de fin de semana. Calles estrechas, acequias y canales con agua clara, más su inmensa variedad de árboles añosos, conforman este particular microclima que convierte a Chacras en un lugar único para vivir y conocer. 

¿Qué hacer un fin de semana en Chacras de Coria? 

DÍA 1

Una vez que llegues y estés alojado perfectamente en tu hotel, sal a recorrer. Para recibir una buena primera impresión de Chacras de Coria, comenzá por el epicentro del lugar que, como en todo pueblo, es la plaza. En este caso, la Plaza General Jerónimo Espejo, donde se puede visitar la antigua iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. En torno a ella se focaliza el desarrollo comercial y turístico de la zona. Las calles más representativas son Darragueira, Italia y Viamonte, y en los últimos años se dio un gran desarrollo comercial en calle Mitre.

chacras de coria

A la hora del almuerzo vas a tener mucho para elegir. Hay varios restaurantes buenos en torno a la plaza principal. Un clásico, de 30 años, es El Arabe (Loria 5801), comida de origen libanés y platos súper abundantes.

A la tarde, un buen plan es visitar el Museo Fader. El pintor de origen bordelés, Fernando Fader, vivió la mayor parte de su vida en Mendoza y es el autor de memorables murales que datan de 1905 y 1906. Allí está la muestra permanente de su obra y se exhiben piezas de otros grandes artistas plásticos argentinos como Benito Quinquela Martín y Carlos Alonso. Abierto de lunes a viernes de 9 a 19 horas y sábados y domingos de 15 a 20.  Después, si tienes ganas de caminar, visita los jardines de la emblemática casona que perteneció a la familia Guiñazú: una original concepción de museo-parque con un trazado geométrico de cipreses que forman salas al aire libre para la exposición de esculturas.

chacras de coria

A la noche es hora de conocer uno de los mejores restaurantes de Mendoza: Nadia O. F. Su chef, Nadia Harón, prepara menús degustación de seis pasos, fusionando ingredientes de temporada con recetas internacionales.

DÍA 2

¿Qué mejor manera que arrancar el día con un imperdible paseo en bicicleta por el Camino del Vino?

Hay varias empresas de turismo que ofrecen este tour y realmente es algo increíble. Saldrás desde la plaza a las nueve de la mañana y el total del recorrido son ocho kilómetros en los que conocerás tres bodegas y podrás disfrutar de un gran almuerzo. 

En general, más allá de la empresa que contrates, son las mismas 3 bodegas las que están incluidas en los tours. 

La primera parada es en Filósofos, una bodeguita familiar con restaurante que pertenece a los dueños de Viña El Cerno, la primera bodega considerada “boutique” en Mendoza. Luego se sigue pedaleando hasta Cavas de Cano, una antigua bodega restaurada que permite vivir una experiencia única: almorzar en las piletas de cemento donde solía elaborarse el vino. Son salas privadas en las que, según el tamaño, pueden comer desde 2 hasta 40 personas. Sirven una picada variada con fiambres, salsas y pancitos de todo tipo, además de escabeches, verduras asadas, verduras al Malbec y cuatro platos regionales en cazuelas.

chacras de coria

Por la tarde se visita Carmelo Patti, bodega artesanal de alta gama, atendida por el propio Carmelo, una leyenda de la vitivinicultura mendocina. La bodega no es muy llamativa en cuanto a vista, pero el vino es de altísimo nivel y es un placer escuchar las anécdotas de su propietario. El recorrido termina a las 18 horas. 

Si no querés ir en excursión, podés hacer el recorrido solo, alquilando una bici en Baccus Biking (Loria 5727, de lunes a sábado). Con el mapa es posible guiarse y llegar a otras bodegas como Altavista y Cavas de Weinert y almorzar, al regreso, en Pulmary, una encantadora bodeguita familiar (Viamonte 5224) con un buffet campestre, más light y económico.

Después de descansar un rato del largo pedaleo, es hora de que salgas a  conocer la noche de Chacras, que tiene vida propia, con una amplia oferta de bares y restaurantes.

Para la cena, algunos de los restaurantes recomendados son Manos Morenas (comida peruana, Mitre 1551), Almacén Español (un clásico de comida española, Darragueira 558) y el muy aplaudido Dantesco, del chef Jesús Cahiza (Italia 5829). 

painted houses in Chacras de Coria

Para seguir la noche hay muchos barcitos para elegir en un radio de 20 cuadras a la redonda de la plaza principal; rock en Willy’s Bar, bandas en vivo en Abbey Road (onda beat), Rocamora (moderno y chill out), Viamonte Bar (clima fiestero), Pueblo Chico (bandas en vivo) y Macumba (karaoke).

La noche sigue en los boliches (Chacras es el epicentro de las discos de la región), todos ubicados sobre la Panamericana. Al Sur, Al Diablo, Acrux y Aloha son algunos de los más concurridos. La movida de estas disco nunca empieza antes de las dos de la mañana y termina alrededor de las seis.

¿Dónde alojarse en Chacras de Coria? 

En materia hotelera, Chacras de Coria ofrece diversas opciones para diferentes presupuestos. Si querés pasar el fin de semana viviendo como rey, elegí lugares top como Lares de Chacras, a dos cuadras de la plaza principal (U$S 160 por noche en temporada baja y U$S 210 en temporada alta). Con las arboledas añosas y una onda rural, está Casa Glebinias (U$S 310 el departamento para cuatro personas). También se puede disfrutar de una estadía entre viñas en el clásico Finca Adalgisa (entre 260 y 340 dólares). Posada Robles de Besares tiene una onda familiar y es atendida por sus dueños; son cuatro habitaciones y el precio promedio por noche es de 180 dólares. Ya en las afueras, vale la pena conocer Entre Cielos (en Vistalba), un luxury resort con spa en medio de los viñedos (U$S 380). Entre las opciones más económicas, pero con mucho encanto, aparecen el tradicional Hotel San Francisco, una casona colonial de mediados de siglo ($400). También está el Petit Hotel Plaza Paradiso, situado en el paseo comercial que lleva el mismo nombre, a pocas cuadras de la plaza principal ($684 en base doble).

Pero insisto, cualquiera sea la alternativa que escojas y la manera en que elijas vivir tu estadía, ¡no dejes de visitar Chacras de Coria! 😍

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO