Descubre Paro: donde todo comienza y termina en Bután

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Paro: un poblado de menos de 30 mil habitantes nacido de un templo, a la ladera de la montaña, integrado por cientos de leyendas que recorren la zona. “Un pequeño poblado con mucha historia” dirían algunos y “un sitio que habría que visitarlo al menos una vez en la vida”, dirían otros. En este post te contaremos dónde se encuentra Paro y por qué debería ser parte de uno de los viajes “por planear” de nuestra vida.

Paro
“Un pequeño poblado con mucha historia”, dirían algunos.

¿Dónde se encuentra Paro?

Antes de comenzar a entender el por qué es necesario visitar Paro e incluso Bután, es importante saber dónde se encuentra. Bután es un reinado ubicado en Asia, próximo a la frontera con China y sin salida al mar, el territorio es tan pequeño que es considerado uno de los países mas pequeños del mundo con menor cantidad de habitantes, donde a penas supera los 800 mil.

Paro
Bután es uno de los países mas pequeños del mundo con menor cantidad de habitantes.

Bután puede no resultar muy familiar dentro de las típicas guías de viaje, pero año tras año comienza a ganar popularidad gracias a que es conocido como un destino auténtico dentro de los viajeros curiosos. Bután es un sitio donde las costumbres, la amabilidad, la hospitalidad y sobre todo las sonrisas de los locales, forman parte del viaje e invitan a que cada vez más viajeros quieran descubrir los tesoros ocultos de este país.

Paro
Bután, año tras año comienza a ganar popularidad gracias a que es conocido como un destino auténtico.

Paro, una de las ciudades más importantes de Bután, se encuentra casi en el extremo oeste del país, a pocos kilómetros de la frontera con China, en medio de un valle repleto de vegetación, laderas de montañas y claro, templos.

¿Por qué visitar Paro?

La joya de Paro: una visita al Nido de Tigre

Seguramente quien haya escuchado hablar de Bután, es porque ha visto una foto del Nido de Tigre, un monasterio literalmente suspendido en rocas que, junto con el paisaje natural, forman una postal prácticamente única en el mundo. El nombre real es Taktshang Goemba, aunque por razones lógicas, la mayoría de las personas lo conocen como “Nido de Tigre”.

Paro
El nombre real es Taktshang Goemba, aunque por razones lógicas, la mayoría de las personas lo conocen como “Nido de Tigre”.

Según la leyenda, el Nido de Tigre fue el lugar donde el Gurú Rinpoche meditó durante tres meses habiendo ascendido en el lomo de una tigresa (por eso el Nido de Tigre). El Gurú Rinpoche es considerado el segundo buda en Bután y fue quien introdujo el budismo en el país, lo que significa que el Nido de Tigre es un lugar sagrado y de extremo respeto para todos los habitantes de Bután.

Paro
Bután es un sitio donde las costumbres, la amabilidad, la hospitalidad y sobre todo las sonrisas de los locales, forman parte del viaje.

Subir al Nido de Tigre implica algo de destreza, pero con la convicción que las vistas panorámicas del camino y la visita al templo merecen todo tipo de esfuerzo. La caminata en sí no es complicada y lleva, para los viajeros sin entrenamiento previo, alrededor de 3 horas.

Paro
Las vistas panorámicas del camino y la visita al templo merecen todo tipo de esfuerzo.

El problema principal de la subida al Nido de Tigre es la altura de 3000 metros en los que se encuentra el templo, lo que hace que le esfuerzo físico sea algo más complicado de lo normal, pero, como te contábamos antes, con un paisaje, vistas, sensaciones y energías que pocas veces se pueden ver en el mundo (muchos viajeros lo comparan con el Machu Picchu, en Perú).

Paro
El problema principal de la subida al Nido de Tigre es la altura de 3000 metros en los que se encuentra el templo.

Lo mejor: un baño relajante con piedras calientes del rio, típico de la región para descansar el cuerpo y la mente.

Una visita cultural y arquitectónica repleta de sonrisas

La amabilidad y simpatía de los residentes de Bután es un carácter que representa al país, y puede verse especialmente en sitios turísticos como Paro donde el turista siempre es bien recibido. La ciudad de Paro es un auténtica “miniatura” de Bután: prolijidad arquitectónica de los templos siguiendo siempre el mismo carácter, vegetación en los alrededores y restaurantes para degustar los platos típicos del país.

Paro
La ciudad de Paro es un auténtica “miniatura” de Bután. Foto: Carlos Felipe Pardo

Uno de los sitios más importantes de la ciudad es el dzong (o monasterio-fortaleza) más antiguo del país, construido en el año 1646. A lo largo de todo Bután, existen cientos de dzong aunque en Paro es el sitio donde mayor cantidad de ellos se encuentran emplazados.

Dato viajero: descendiendo por el puente de piedra del dzong, se pueden obtener vistas espectaculares de la arquitectura siendo un sitio ideal para las fotografías.

Paro
Uno de los sitios más importantes de la ciudad es el dzong (o monasterio-fortaleza) más antiguo del país, construido en el año 1646. Foto: Carlos Felipe Pardo

El punto de partida hacia Bután

Como te contábamos en un principio, Paro es la ciudad de comienzo y de fin de Bután. Gracias a su localización estratégica y su aeropuerto, permite que la mayoría de las excursiones hacia los distintos valles y puntos turísticos de Bután puedan realizarse desde Paro, por esa misma razón su infraestructura turística tan importante.

Paro
Paro es la ciudad de comienzo y de fin de Bután.

Una de las mejores excursiones que hacer en los alrededores de Paro es una visita al Valle de Haa, un típico sitio para admirar la cultura butanesa a partir de naturaleza y templos. Para quienes prefieran descansar en el valle, pueden alojarse en casas o en granjas Butánesas, ideal para adentrarse aun más en las costumbres y tradiciones típicas.

Paro
Paro es un lugar distinto, aun casi desconocido.

Paro, un lugar distinto, aun casi desconocido que busca popularizarse sin perder su esencia ni encanto que cautiva a los viajeros que recorren en busca de las culturas del mundo, siendo esto lo que embellece cada lugar.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO