¿Dónde comer barato en Rio de Janeiro? 5 consejos para viajeros low cost

comer-barato-en-rio-de-janeiro-low-cost
Redactora / Travel writer
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Río, “cidade maravilhosa” diría André Filho ya en el año 1935… Sin dudas, una ciudad que, verdaderamente, es maravillosa: desde sus playas, su música, su ambiente festivo y… hasta sus precios. Si bien sus precios pueden ser maravillosamente elevados si no se conoce bien la ciudad, afortunadamente estamos nosotros para contarte los mejores consejos para comer barato en Río de Janeiro y asegurarse de destinar el presupuesto para recorridos por las playas, excursiones y, claro que sí, fiesta.

Dónde comer barato en Río de Janeiro

1. Comer en los sitios “de oficinas”

Algo que caracteriza a las grandes ciudades, donde las oficinas forman parte del ambiente como lo es Río de Janeiro, son los llamados “menú ejecutivos”. Esta opción se ve cada vez más en sitios donde, generalmente durante el mediodía o “la hora de almuerzo”, los precios del menú son fijos e incluyen distintos pasos como plato principal y postre o bebida.

Dónde Comer Barato En Río De Janeiro
Dónde comer barato en Río de Janeiro: en los sitios «de oficinas».

Esta es una gran opción para aprovechar comer barato en Río de Janeiro ya que la gran presencia de las oficinas hacen que los menú ejecutivos puedan variar en toda la ciudad. Estos pueden variar por lo que es recomendable chequear el menú cuando se va a almorzar.

2. Visitar las churrasquerías

La carne brasilera también tiene lo suyo y lo que tiene de especial, ideal para los viajeros que recorren la ciudad en grupo, es visitar las churrasquerías donde, generalmente, se ofrecen varios cortes de carne por un precio fijo, perfectas para degustar los distintos tipos, compartir y no gastar un dineral.

Esto no quiere decir que no se puede ir solo, sino que compartiendo los gastos y los platos (que sí que son abundantes) es posible comer barato en Río de Janeiro y, sobre todo, rico.

Las churrasquerías más recomendadas en cuanto a precio-calidad son Churrascaría Palace o Fogo de Chao.

3. Comida por “kilo”

Una de las últimas innovaciones de las grandes ciudades que, además de hacerse cada vez más conocida, se vuelve una de las opciones preferidas para los viajeros low cost es la «comida por kilo» o «comida por peso», como también es conocida en distintas partes del mundo.

Dónde Comer Barato En Río De Janeiro
Comer barato en Río de Janeiro: Comida por “kilo”. Foto: Amit Gupta

Esta modalidad es una de las formas clave para acotar el presupuesto en comida en una ciudad como lo es Río de Janeiro pero sin dejar de lado la tradicionalidad de los platos típicos brasileros, con la comodidad de poder pedir “para llevar” y armar una especie de picnic en la playa con la porción de comida que uno prefiere.

Generalmente los restaurantes de comida por peso cuentan con mucha variedad de platos y uno puede combinarlos como guste. Generalmente los precios rondan entre los 60 y 70 reales y el precio final depende del propio peso del plato que uno haya elegido.

Dónde Comer Barato En Río De Janeiro
Foto: Amit Gupta

Kilo Mania es uno de los más famosos y recomendados por los viajeros aunque a lo largo de la Avenida Atlántica se sitúan cientos de ellos ya que también son los preferidos por los oficinistas.

4. Bares tradicionales o “botecos”

Los botecos o los bares instalados hace tiempo son, solo 14 de ellos, considerados “Patrimonio Cultural Carioca” (algo así como los bares notables de Buenos Aires) que, ya sea por su historia, cultura o trayectoria, se preservan y buscan mantenerse en el tiempo como un museo vivo.

La particularidad de los botecos es que las porciones suelen ser muy (pero muy) abundantes que, al igual que sucede en las churrasquerías, es posible compartir los platos entre varias personas, ordenando comida típica brasilera y portuguesa.

Uno de los botecos más recomendados en cuanto a sus platos típicos como las sardinas fritas o los pulpos a la vinagreta es Adega Pérola, casi que en cierre en el año 2010 pero vuelta a resurgir gracias a un grupo de amigos comprometidos con el lugar. Los precios no son los más bajos de todo Río de Janeiro pero la calidad y la abundancia hacen que se adapten al presupuesto.

5. Los clásicos: los carritos callejeros

Con una gran ciudad como Río de Janeiro y una gran variedad de comida como la tiene Brasil, los puestos callejeros resultan ser una típica opción a lo «BBB» (bueno, bonito y barato), ideales para degustar los sabores más autóctonos del país preparados de manera artesanal y “a la vista”.

Dónde Comer Barato En Río De Janeiro: Carritos Callejeros
Foto: marlise rodrigues

Los carritos de comida callejeros resultan la mejor opción para comer barato en Río de Janeiro donde se puede degustar desde la clásica feijoada, empanadas rellenas con lo que uno se imagine o tapiocas (como un crepe relleno).

Al ser Copacabana e Ipanema las playas más frecuentadas por los viajeros (y residentes) la mayoría de los puestos de comida callejera se sitúan rodeando la playa, aunque también en ferias (como la Feria Hippie de Ipanema los domingos) es posible degustar de la tradición brasilera.

Dónde Comer Barato En Río De Janeiro
Foto: alobos life

Comer barato en Río de Janeiro puede ser difícil, pero no imposible, todo viajero low cost se informa antes de viajar y conocer las opciones y variantes de comidas hace que sea un problema a resolver que, con las características de Río de Janeiro, puede lograrse en poco tiempo.

Seguí leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *