Reproducir vídeo

Estos son los 4 lagos más encantadores de España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Además de las playas, museos, monumentos y ciudades populares que seguro conoces de España, el país de la península ibérica de Europa, te cuento cuáles son los 4 lagos más encantadores del país y qué puedes hacer en cada uno.

1. Lago de Sanabria, en Zamora

Está localizado en el noroeste de España, en la provincia de Zamora. Se originó hace más de 100.000 años y es el lago de origen glaciar más grande de la península ibérica. Se encuentra a unos 1000 metros sobre el nivel del mar. ¿Su máxima profundidad? 53 metros.

Forma parte del Parque Natural Lago de Sanabria y sierras Segundera y de Porto, declarado espacio protegido en 1978, con el objetivo de preservar la especial morfología que esculpieron en sus rocas los glaciares cuaternarios (Edad de hielo) y la riqueza de su flora y de su fauna.

En verano puedes darte un chapuzón y disfrutar de sus aguas cristalinas porque cuenta con varias playas de arena y piedras en las que vas a querer pasar el día entero. En el resto de las temporadas, puedes recorrer sus senderos y deleitarte con su imponente vista, mientras respiras su aire puro.

Sus playas principales son: Custa Llago y Viquiella (la más grande del Parque) en el extremo oeste, ambas de arena fina. Mientras que en el extremo sureste se encuentran Los Arenales de Vigo, Los Enanos, El Pato y EL Folgoso, playas de arena y piedra entremezclada con zonas de hierba y muchos árboles.

¿Qué más puedes hacer en Lago de Sanabria?

Si te interesan los deportes acuáticos puedes hacer buceo, vela o windsurf. Asimismo, puedes recorrer el lago en barcos. Y si estás interesado en acampar, hay multitud de campings en la zona, como Camping Los Robles, ideal para familias y parejas, Camping el Folgoso, que ofrece 3 sectores diferentes para caravanas o autocaravanas, carpas y cabañitas. Si buscas mayor comodidad también hay un complejo de cabañas, un poco más alejadas del lago.

2. Lago La Cueva, en Asturias

Este lago es parte del conjunto de Lagos de Saliencia, que se encuentran en Asturias, situados en el Parque Natural de Somiedo. Los otros lagos que componen a Saliencia son: Lago Calabazosa o Lago Negro, Lago Cerveriz y Laguna de Almagrera o La Mina.

La cuenca está completamente cerrada, por lo que la vista queda limitada al inmenso lago. También es de origen glaciar y además de su belleza natural encantadora, en la zona vas a encontrarte con las famosas cabañas de teito, cabañas de piedra cubiertas con material vegetal. Son una forma natural de acampar, disfrutar del turismo rural y conocer esta forma de vida de las generaciones del siglo pasado.

¿Qué actividades disfrutar al aire libre?

Dentro del entorno del Parque Natural de Somiedo puedes descubrir paisajes espectaculares siguiendo las rutas a caballo. Es una actividad guiada, sin dificultad, disponibles para adultos y niños, en la que exploras los diferentes lagos.

Si te interesa el senderismo, el parque ofrece recorridos que atraviesan los bosques y lagos. Hay una serie de rutas disponibles, con diferentes niveles de dificultad que te permiten elegir la que más se adapte a lo que buscas.

Otro dato interesante es que, desde mediados de septiembre hasta finales de octubre, puedes observar y escuchar ciervos en esta área. Existen en el parque varios puntos de observación para que presencies esta maravilla de la naturaleza. ¿Las mejores horas? Antes del amanecer o luego del atardecer.

3. Lago de Bañolas, en Cataluña

Es el lago más grande de la provincia de Genora y de toda la comunidad de Cataluña. Es mágico: esta belleza natural que se formó hace unos 250.000 años por los movimientos tectónicos producidos por la formación de la cordillera montañosa Los Pirineos, constituye el principal símbolo de la ciudad Bañolas.

España
Lago de Bañolas, en Cataluña, España

Este entorno privilegiado es conocido entre los competidores: fue acondicionado en 1992 para los desafíos de remo en el marco de Juegos Olímpicos de Barcelona y en 2004 se convirtió en escenario del Campeonato Mundial de Remo.

¿Qué hacer durante tu visita?

El recorrido que nadie se pierde es el circuito circular alrededor del Lago, de baja dificultad pensado para toda la familia. Es un paseo de 7km que dura entre una hora y media y dos horas.

Durante la caminata vas a encontrar unas pequeñas casitas de finales del siglo XIX, que la alta burguesía usaba para cambiarse de ropa y guardar sus pertenencias cuando salían a navegar. En su otra orilla, pasarás por Santa María de Porqueras, una iglesia de estilo romántico muy antigua.

4. Lagos de Covadonga, en Asturias

No es uno, sino tres: dos pequeños lagos, Enol y Ercina, de origen glaciar y el lago Bricial, que sólo tiene agua durante los deshielos. Están situados a más de 1000 metros de altura en la cadena montañosa del Parque Nacional de los Picos de Europa.

Se accede a ellos a través de una ruta de unos 14,5 km, que parte desde el Santuario de Covadonga, únicamente en transporte público. Enol es el más visitado por su color verde esmeralda y su gran dimensión. Tiene una profundidad de 24 metros.

El Lago Ercina tiene características similares al Enol, pero su profundidad máxima es sólo de 3 metros. La distancia entre ellos es muy poca: unos 600 metros aproximadamente. Te aconsejo que no te pierdas las vistas de estos lagos congelados rodeadas de nieve, durante el invierno.

España
Lagos de Covadonga, Asturias, España

¿Qué más hacer?

Puedes subir al Mirador de Entrelagos, que se encuentra en la loma que separa el Lago Enol y el Lago Ercina, para tener una vista panorámica increíble. Además, recorrer la Basílica de Santa María la Real de Covadonga construida en 1877, de estilo neorromántico hecha íntegramente en piedra caliza rosa. Asimismo, participar de las celebraciones de las misas si lo deseas.

Otro punto interesante para conocer es el Santuario de Covadonga, conocido también como La Santa Cueva, un lugar de culto y peregrinación. Más allá de las creencias, es un lugar sorprendente por su ubicación, que como su nombre lo anuncia, se encuentra en una cueva.

Los Lagos de Covadonga son el verdadero paraíso del senderismo, con cantidad de rutas para disfrutar de la naturaleza de este entorno. Puedes recorrerlos por tu cuenta o con un guía profesional. ¡No olvides llevar agua y comida!

Además, si viajas en primavera o verano, puedes conocer la vaca asturiana de la montaña en su propio hábitat e incluso acercarte un poco a ellas con prudencia para sacarte fotos y descubrir los distintos refugios de sus pastores.

Otras actividades posibles que ofrece el sitio son las rutas a caballos o en autos buggies, escaladas, barranquismo, paseos en kayak y más. ¡Atención! Debes saber que está prohibido pescar en los lagos o bañarse.

Turismo Asturias recomienda no salirse de los senderos para no dañar el ecosistema ni realizar ninguna actividad que pueda alterarlo. Tampoco se puede tirar desechos, dar de comer a los animales o molestarlos.

Es muy importante que antes de subir a los lagos te informes cómo está el clima, para evitar cualquier tipo de incidencias. Recuerda que en esta área la niebla o el hielo pueden aparecer en cualquier momento.

Publicado en
Destino
Hay más sobre esto
MIRA TODAS LAS ACTIVIDADES QUE HAY PARA HACER
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE ESTO