Una prisión de Padua conserva una de las mejores panaderías de Italia y puedes probar sus productos en numerosas tiendas

Una prisión de Padua conserva una de las mejores panaderías de Italia y puedes probar sus productos en numerosas tiendas 1
Editora / Travel Content Editor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

Se trata de la panadería Giotto, un espacio que ha alcanzado la excelencia culinaria gracias al arduo trabajo de los reclusos. Algunos de sus postres han sido clasificados entre los mejores del país y, en cuanto a la logística, toda la producción se lleva a cabo en la prisión y luego los productos horneados se venden en línea y en dos tiendas en Padua. Además, también han de enviarse a otros sitios del resto de Italia y al extranjero. Conoce en detalle su historia.

Sobre la entrada del centro de detención Due Palazzi en Padua, al norte de Italia, hay una cita del poeta Dante: “No fueron hechos para vivir como brutos”. La inscripción con letras rojas está flanqueada por estatuas de mármol y crea una fuerte primera impresión de un lugar que no es para nada una prisión típica. Luego de saber lo que allí ocurre podemos afirmar que en aquel lugar, el trabajo es una forma de impulsar la dignidad entre los reclusos.

Una Prisión De Padua Conserva Una De Las Mejores Panaderías De Italia Y Puedes Probar Sus Productos En Numerosas Tiendas
Una prisión de Padua conserva una de las mejores panaderías de Italia y puedes probar sus productos en numerosas tiendas | FOTO: GLORIA SOVERINI
Panadería Giotto
FOTO: GLORIA SOVERINI
Panadería Giotto
FOTO: GLORIA SOVERINI

Y es que, precisamente, además de albergar a más de 500 reclusos, Due Palazzi también es el hogar de la panadería Giotto, una pastelería de renombre en toda Italia. Su panetón, un clásico navideño italiano, se ha clasificado con frecuencia como uno de los mejores del país. Como si fuera poco, aquí la variedad de producción abunda: elaboran desde bombones de chocolate, bizcochos, helados hasta colombe pasquali (palomas de Pascua), un postre típico de Semana Santa.

Según ha relatado Giorgia Cannarella luego de una visita por el lugar, la prisión de Padua estaba ubicada originalmente en el centro de la ciudad y siempre ha ofrecido programas de trabajo a los reclusos. La nueva sede se construyó en las afueras de la ciudad en la década de 1990, con más espacio para distintas labores: «Actualmente, 38 reclusos están empleados en la panadería, mientras que otros trabajan en un centro de atención médica o fabricando maletas«.

Un dato curioso respecto a esta iniciativa es que no cualquier recluso puede disponerse a trabajar en la panadería. Según han informado desde el interior de las instalaciones, el proceso de selección incluye pruebas de psicólogos y trabajadores sociales que toman en cuenta el perfil personal de un recluso, la duración de su condena y si necesitan mantener a una familia en el exterior.

Panadería Giotto
FOTO: GLORIA SOVERINI
Panadería Giotto
FOTO: GLORIA SOVERINI

Así, respecto a lo anterior, los reclusos seleccionados obtienen un sueldo. Cada uno de ellos es contratado bajo un acuerdo regular y recibe un pago que puede enviar a su familia: “Crea una conexión con el exterior y los hace sentir útiles».

En cuánto a la dinámica y metodología de trabajo, cabe destacar que las actividades de la panadería se organizan en tres turnos de cuatro horas al día, siete días a la semana, para maximizar el número de reclusos que pueden emplearse. La renovación del personal es de alrededor del 30 al 40% porque algunos reclusos son liberados durante todo el año. En la panadería también trabajan cuatro reposteros profesionales, instruyendo y dirigiendo a los trabajadores.

Panadería Giotto
FOTO: GLORIA SOVERINI
Panadería Giotto
FOTO: GLORIA SOVERINI

Lo mejor de esta acción es, sin dudas, trabajar en reducir el prejuicio de la población sobre las personas que se encuentran privadas de la libertad y, de forma consciente, intervenir en su evolución tras la condena. La producción de Giotto se ha disparado a lo largo de los años, ya que los clientes dejaron de lado sus prejuicios sobre la compra de alimentos elaborados por ellos.

Seguí leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También
Te puede interesar